última hora

SOLO ELLA. José Luis Sánchez-Tosal

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
SOLO ELLA. José Luis Sánchez-Tosal
Noticias relacionadas

Comienza septiembre de forma asfixiante y a renglón seguido nos regala un riego de lluvia ya necesario, pero que trae un domingo de cielo plomizo y bochornoso distinto ya al resto de los otros días del  verano.

Salgo no obstante al campo, y en él, los rayos solares que se cuelan entre las nubes aún hacen mella en mi calva cabeza, el día es a vetas, a mitad con fría lluvia y la otra mitad del camino con calor sofocante. El campo tiene sus árboles con brillos especiales por el agua que contienen sus hojas, y en el camino hay charcos, luego mucha ha caído puesto que la tierra no la ha visto desde no se sabe cuándo.

Corre el perro tan alborozado como perezoso por el calor, como sintiendo al día ya distinto, aunque lejos todavía de anunciar un día de otoño que sea puerta de invierno. En el camino nadie, pues las primeras aguas han recogido al personal campestre, voy por tanto en soledad con mis soledades negándome a pensar y tratando de no dejar aparecer mis neuras, esas que nos regala el patio político y que son tan necesarias encararlas de frente y tratar de comprender, como se soltarlas a tiempo para que no te hundan en la miseria.

La mañana de este domingo, que es a su vez sábado, por obra y gracia de la Virgen de la Peña, va transcurriendo entre la soledad del campo y mi sequía mental, hamacada por la brisa lluviosa y el calor bochornoso cuando esta se va, tratando de que solo esto y la belleza del paisaje sea lo que me envuelva, y entreteniéndome tan solo con las correrías del perro, todo con el fin de que la mente esté en una especie de limbo al cual no tiene acceso ningún acontecimiento que fustigue mi persona. Se me hace alguna vez difícil parar algún destello de algún desmán de los muchos que como los pájaros que vuelan sobrevuelan mi cabeza pero lo voy consiguiendo. Estoy de retorno y aún vengo de vacío, así podré traeros este primer artículo post-verano sin agobios ni rabias, dejando que ustedes y yo hagamos la digestión del verano antes de meternos en brazos del mundo de las mil faenitas, y de sus enanos saltarines tratando de taparlas para que parezca lo que no pueden ser ni son.

Y así, hoy nos vamos tan anchos, uno sin entrar en ningún asunto, ustedes sin sufrir su presión a través de estas líneas, y todos tan contentos sabido el panorama que afea la panorámica natural, y que hoy he preferido no manchar sino solo verla a ella.

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Koruko
August 17, 2019 Koruko

Merecido homenaje por su sabiduría y buena persona. Gracias a la organización [...]

ver artículo
39126577N
August 17, 2019 39126577N

Fue ejemplo de humildad y inteligencia educación compañerismo,para todos viva el y el pueblo que [...]

ver artículo
Exciudadano
August 16, 2019 Exciudadano

Ha esto se le llama buen perder CHICHO si señor, en vez de hacer [...]

ver artículo
fray
August 16, 2019 fray

la culpa de la suciedad primero es de quien la tira al suelo, pero esto [...]

ver artículo