última hora

OLMO MUERTO, OLMO PUESTO… Pedro Miguel Ortega

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
OLMO MUERTO, OLMO PUESTO… Pedro Miguel Ortega
Noticias relacionadas

La última vez que escribí sobre este tema, sería durante el verano del año 2005, ocho de agosto concretamente. El lector tiene mi comentario en estas mismas páginas digitales de CiudadRodrigo.Net (>>>).

En ese tiempo les mencionaba mis impresiones respecto a la triste situación de nuestro inolvidable Árbol Gordo. Lo que hoy en día, tan modernos como somos, decimos ser un “punto de encuentro” en un macro aeropuerto, o intercambiador de tren, metro y bus, resulta que los mirobrigenses ya lo tenían designado cuando quedábamos, a tal hora, en el Árbol Gordo.

Por la fecha que les cito, nos llevó nuestro querido “Pedriles” hasta su pueblo natal, el serrano Monsagro, que tanto quiso y por cuya localidad salmantina tanto hizo Florentino Mateos Luis. Siendo Ciudad Rodrigo su otra ciudad de acogida, donde tuvo hogar, empresa, familia y crianza de sus hijos, también le dolía, como igualmente nos dolía a nosotros, la triste situación del Árbol Gordo afectado en su alma de olmo por una infección de grafiosis.

En Monsagro, como en tantos otros pueblos españoles, también su antiguo olmo se vio afectado. Esto motivó el viaje que les comento, y sobre el propio terreno tuvo la gentileza de presentarnos a su joven alcalde. Al tiempo de refrescarnos con unas agradables cañas de cerveza, su edil entonces nos explicó la decisión que habían tomado: eliminar el olmo muerto, enriquecer su alcorque con buena tierra abonada, buen drenaje para los excesos de agua, y el plantón de un olmo nuevo procedente de vivero.

Ahora bien, lo que me llamó mucho la atención fue aquél bidón con agua potable que habían instalado junto al naciente olmo. Además, destacaba mucho una mecha, sí, como les digo, una mecha como disponían los antiguos mecheros de chispa; un extremo de la misma estaba hundido en la tierra del alcorque, y el otro sumergido hasta el fondo del bidón de agua; por capilaridad, me explicaron, el nuevo olmo recibiría su porción diaria de agua. Teniendo en cuenta, según quien entiende, que la savia de un árbol recién plantado puede seguir viviendo de ese jugo durante un año, sería cuestión de esperar su desarrollo cuidando no faltara agua potable en el bidón.

Nos regresamos contentos; y curiosos nos plateamos si no sería posible una solución semejante en Ciudad Rodrigo. Les he de confesar que no he vuelto por Monsagro, y ahora que ya no vive nuestro inolvidable “Pedriles” será difícil que volvamos a visitar su casa, la Plaza Mayor, su tan querido olmo. Vinimos convencidos de que hicieron bien los monsagreños, mientras que el Árbol Gordo de Ciudad Rodrigo seguía languideciendo como un faraón muerto en pie. Ahora leo se están estudiando varias soluciones, quitando los viejos restos que lucían llenos de yedra el viejo olmo muerto; deseo con fervor que los responsables de la jardinería municipal acierten en su celo por llenar de verdor la vieja ciudad mitrada.

A modo de recuerdo, imborrable, les dejo una foto que hice por los años 70. Manuel Belda la publicó en su TRAGALUZ DEL TIEMPO, enero de 2011, junto a una merecida loa, dedicada al viejo olmo. Sin querer tomé una imagen que ahora tiene calidad de documento histórico; y allí a la sombra estaba mi padre, esperando que terminara de manejar mi vieja cámara KODAK con un cliché en blanco y negro. Quedaron unidos para siempre, en mi memoria, en mi corazón.

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Koruko
August 17, 2019 Koruko

Merecido homenaje por su sabiduría y buena persona. Gracias a la organización [...]

ver artículo
39126577N
August 17, 2019 39126577N

Fue ejemplo de humildad y inteligencia educación compañerismo,para todos viva el y el pueblo que [...]

ver artículo
Exciudadano
August 16, 2019 Exciudadano

Ha esto se le llama buen perder CHICHO si señor, en vez de hacer [...]

ver artículo
fray
August 16, 2019 fray

la culpa de la suciedad primero es de quien la tira al suelo, pero esto [...]

ver artículo