última hora

De Alberguería a Ciudad Rodrigo, del Carnaval de niño al aldulto

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
De Alberguería a Ciudad Rodrigo, del Carnaval de niño al aldulto
Noticias relacionadas

La Peña Puerta del Desencierro y su pregonero y porteros mayores, acompañados al son de la gaita y tamboril desde el Árbol Gordo hasta el Teatro Nuevo.

Como manda esta Peña, la de la Puerta del Desencierro, se reúnen en el Árbol Gordo, al que hay que engordar, para esperar a todos los amigos que les acompañarán de camino hacia el Teatro Nuevo para escuchar el pregón que dará Andrés Duque Alfonso.

Van llegando peñistas, charras, pregonero, porteros mayores y madrinas, y amigos. Un vino, unos chochos y listos para la fotografía en el retoño del Árbol Gordo.

Precedidos por José Ramón Cid Cebrián, tocando la gaita y el tamboril, caminan Registro arriba para entrar por la calle de Madrid y hacer una parada en la Peña Puerta del Desencierro, para reponer fuerzas con unas perronillas caseras hechas por Kuki y Gloria y tomar un vino para empujar este dulce casero.

Sigue la comitiva hacia la Plaza Mayor y después Rúa del Sol y Teatro Nuevo, el destino.

Fotos en el sala de la entrada y todos preparados para el paseíllo hacia el escenario. Las charras de El Botón Charro de Miróbriga con la tranquilidad que da el saberse de la tierra y el traje que llevan, toman del brazo a peñistas, así como el pregonero.

Llegan al escenario, se colocan en sus lugares y Julete Moriche comienza la presentación del acto. Referencias al pregonero de su afición taurina, como aspirante en el Bolsín Taurnio, como escritor taurino y comentarista en radios y prensa escrita, como Eguin. Y puestos en antecedentes le da paso.

Andrés Duque hace una paseo por su historia, esa niñez que le marcó, la de un hombre que pasó por Ciudad Rodrigo, que estudió en el instituto (Fray Diego Tadeo González), que se aficionó al toro y al toreo y tuvo su oportunidad, recordando ese tiempo, un sueño que comenzó en Ciudad Rodrigo. Sin olvidar emocionado a esa madre que lo esperaba después de vivir la gloria de su primer Carnaval acompañando a su padre.

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Banner
Banner
Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

clagar
September 23, 2019 clagar

Una salvajada convertida en trofeo. Ya es hora de ir pensando que otro Carnaval es [...]

ver artículo
Ciudadano
September 22, 2019 Ciudadano

Totalmente de acuerdo, pero ya se sabe, soplar y sorber, no puede ser. [...]

ver artículo
perplejo
September 22, 2019 perplejo

No me imagino yo a los Andaluces ni Gallegos ni Vascos ni Catalanes en sus [...]

ver artículo
Lulus
September 21, 2019 Lulus

Que tiene que ver Jérez, la Confederación Hidrográfica del Duero no tiene nada que ver? [...]

ver artículo