última hora

UN VOLUNTARIO DECEPCIONADO, por Carles Villalba

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
UN VOLUNTARIO DECEPCIONADO, por Carles Villalba
Noticias relacionadas

“Cruz Roja Salamanca sigue anclada en el provincianismo caciquil de hace años, por culpa de dos o tres personas”

Soy Carles Villalba, vecino de Monsagro y natural de Barcelona. Abandoné la megalópolis buscando la tranquilidad y la encontré. La encontré en un rincón de un Parque Natural y Reserva de la Biosfera donde tranquilidad se escribe con mayúsculas.

En mi favor puedo decir que siempre he sido un espíritu inquieto en búsqueda de conocimientos: me he formado como quiromasajista, entrenador y juez de gimnasia artística masculina, monitor de karate, patrón de embarcación, profesor de bailes de salón y psicólogo clínico. Entre todo ello he practicado espeleología, montañismo, kayakismo, karate, natación, tenis, equitación, atletismo y en cuanto a actividades más tranquilas, leo un par de libros al mes  y en estos momentos cuido mis huertos y estoy escribiendo un libro. ¿Parece mucho? Sesenta años bien administrados dan para eso y para más. Debo de tener de resultas de todas mis experiencias, algunos conocimientos sobre personas y empresas. ¿no?

Bien, pues al  llegar a esta zona en el 2012 me propuse dedicar algunas horas a la semana a actividades de voluntariado, cosa que comencé a hacer en las Olimpiadas de Barcelona donde tuve la responsabilidad del gimnasio Juan Miró para los entrenamientos de los gimnastas antes de concursar. Y me apunté en Cruz Roja de Ciudad Rodrigo.

Y aquí comenzaron los problemas. Omitiré nombres y apellidos, que solo citaré en caso legalmente necesario.

Yo siempre que he visto un problema o un defecto lo he mencionado, esté donde esté, eso si con respeto y de forma constructiva. Así lo he hecho en una empresa privada durante 40 años en Barcelona y no me echaron. Aquí en Cruz Roja empecé a ver problemas, o incluso defectos administrativos y los señalé con normalidad y respeto dentro de los cauces internos y en vez de agradecer la valentía y mi tiempo, molestó. Como vi que no se arreglaban decidí cambiar de departamento, como señala la normativa de Cruz Roja, pasados seis meses mínimos de estar en ellos. Y eso ahora, tres años después lo utilizan para desprestigiar mis comentarios, como ejemplo de que el problema soy yo: “No cuaja, tiene problemas en todos los sitios”.

Este mes de marzo de 2015 de resultas de una actitud sorprendentemente irrespetuosa por parte de una formadora realicé mi primera queja formal, directa y escrita, con su nombre y apellido. A esa persona le enseñaron mi queja, pero a mi su respuesta no. El resultado fue que se decidió creer más a una empleada que cobra y que está allí siempre, que a un voluntario “que da problemas” y del que se puede prescindir, pues tenemos tantos.

Con todo esto yo lo que he comprobado es que es más fácil en Cruz Roja Salamanca dejar todo tal y como está que arreglar situaciones, para mejorarlas, siempre y cuando ello conlleve darle algún tironcillo de orejas, es decir expedientar a alguien, que posiblemente sea amiga/amiguete.

¿Una prueba?  Pues por poner una, la última: este pasado día once de junio acudí a la Sede de Cruz Roja Salamanca para preguntar por si había algún problema ya que hacía dos meses que no recibía comunicados electrónicos y mi superior me dijo tras mirar en su ordenador que “estaba de baja desde octubre 2014” Si estaba de baja desde 2014, ¿cómo pude ir a un curso en marzo 2015? Pues para borrar todo rastro de mi queja sobre esa técnico. Si eso no es manipulación pura y dura de la transparencia que hace relación con la honestidad y con la ética…..

Incluso acudí a la Presidencia, donde me dijeron que en una hora me dirían algo. Han pasado 13 días, trescientas doce horas, trescientas veces más sobre lo dicho y la respuesta es el silencio administrativo, que ya lo tuve de la misma presidencia cuando hablé con ellos el pasado marzo. Se repiten.

Insisto ¿un voluntario menos? No les importa Cruz roja tiene más de doscientos cincuenta mil.

¿Qué estoy diciendo con todo esto? ¿Cuál es mi intención? Pues conseguir reactivar alguna conciencia y evitar que una o dos personas puedan hacer y disponer de Cruz Roja como si fuera su empresa, poniendo y quitando personas o tapando y manipulando problemas en vez de arreglarlos. Si consigo eso, bien lograda sea la causa. Y si no, pues aparentemente no habrá servido para nada mi suicidio como voluntario en Cruz Roja Salamanca.

El tiempo lo dirá.

3 Comentarios

  1. Le creo. Me pasó lo mismo 00:20, sep 14, 2015

    Yo quiero apoyar a Carles Villalba porque a mí me sucedió algo similar hace un tiempo. Vamos casi lo mismo que cuenta él. Le doy toda la razón, al principio bien, pero luego si no eres de “callar y servir” no vales. Si él se enfadó en ese curso lo veo normal, estaría quemado, yo ya de último estaba harto de sufrir a cuatro gérmenes que tiene Cruz Roja Salamanca en varias secciones, entre ellas en empleo que a ver si los echan de una vez porque desmerecen el trabajo de gente de allí que sí que se lo curra de verdad. En emergencias he de decir que son grandes profesionales y de lo mejor gente muy responsable y preparada, pero ese trabajo se va por la borda con cuatro que tienen allí en otras secciones que han cambiado la solidaridad y las personas por el politiqueo y los números.
    Y al final te vas porque no quieres lios.
    Cruz Roja ayuda a mucha gente y su labor es magnífica, lo he visto con mis propios ojos, y he podido ayudar a gente, pero en esta sede tiene a cuatro que se ha acomodado y los voluntarios/as les importan 0.

    Reply to this comment
  2. Baby 02:01, ago 05, 2015

    Lo que no puede ser es ir a un curso y pensar que tenemos la verdad absoluta y si nos corrigen saltar de mala manera. Estuve en ese curso y no fue eso lo que paso. Cuenta lo todo y sin omitir cosas.Explica como faltaste a la educación.

    Reply to this comment
  3. Voluntaria 01:58, ago 05, 2015

    Estuve en el curso mencionado, y lo que no es normal la forma de reaccionar que tuvo cuando se le dijo que estaba totalmente equivocado con lo que decía y al llevarle la contraria ponerse como un energúmeno.
    Tenemos que aprender que nos podemos equivocar, y si vamos a un curso supuestamente a aprender no pensarnos que sabemos todo.

    Reply to this comment

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Opinión

CUANDO LADRAN LOS PERROS DE LA GUERRA, por Tomás Acosta Píriz

CUANDO LADRAN LOS PERROS DE LA GUERRA, por Tomás Acosta Píriz   0

Cuando ladran los perros de la guerra, son siempre los mismos perros. Cambian los tonos, sus modos, sus formas, sus quejidos, la intensidad, el tiempo, el timbre. Aparecen en la esquina de los años, [...]

Banner
Banner
Banner
Banner
Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Juan
October 22, 2019 Juan

Estos no fueron a ningun restaurante ? [...]

ver artículo
Pepita
October 22, 2019 Pepita

Perfecto, enhorabuena a toda esta gente y haber si nos apuntamos todo el pueblo, como [...]

ver artículo
Lorenzo GA
October 21, 2019 Lorenzo GA

Puedo dar un dato de un antepasado Don Salvador García de la Mata,calidad noble,estuvo en [...]

ver artículo
susescrofa
October 20, 2019 susescrofa

Y sobre todo a los muertos. Es de cobardes. [...]

ver artículo