última hora

PREGÓN DEL MAGOSTO, por José Ramón Cid Cebrián

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
PREGÓN DEL MAGOSTO, por José Ramón Cid Cebrián
Noticias relacionadas

Pregón del Magosto, noviembre de 2015
José Ramón Cid Cebrián
Ciudad Rodrigo

El mes de noviembre bendito mes,
comienza por los Santos y acaba por San Andrés.

En realidad todos los días del mes, de todos los meses del año, tienen su santo correspondiente. En nuestra era cristiana la iglesia adaptó las antiguas fiestas de religiones paganas al catolicismo y el mes de noviembre posee una identidad especial por significar el fin del verano y el principio del invierno. Así su primer día, fiesta de todos los Santos o de Difuntos en el cristianismo, que coincide con la época de la fruta de otoño, los celtas lo celebraban con la fiesta de Samhain considerada como el “Año Nuevo Celta”, que comenzaba con la estación oscura. Es tanto una fiesta de transición, el paso de un año a otro, como de apertura al otro mundo. Así mismo los romanos celebraban la fiesta de su diosa Pomona, que era la diosa de la fruta (en latín pomun significa fruta). Hoy día en esta fecha se está imponiendo con gran fuerza la fiesta anglosajona de Halloween, yo particularmente respeto las culturas foráneas, incluso admiro algunas de ellas, pero considero que no valoramos en justicia nuestra propia cultura y tradiciones, por lo que en gran parte queda sumida en el más absoluto desprecio y olvido. Por ello quiero recordar nuestra tradición en la fiesta de los Santos o de Difuntos en Ciudad Rodrigo y su Tierra. Hoy solamente se mantiene la visita a los muertos en el cementerio con la colocación de flores, los buñuelos de viento y poco más. En nuestra tradición la víspera por la noche era costumbre colocar cada familia en las tumbas de sus difuntos los conocidos como “faroles de muerto” que eran unas lamparillas que realizaban artesanalmente los hojalateros de nuestra ciudad con cristales de colores, para que permanecieran alumbrando durante toda la noche dando al cementerio un aspecto de un colorido de lo más tétrico.

Esa noche era obligado reunirse la familia para realizar una

cena tan importante como la de Navidad, sentenciaban los más viejos:

Tres días tiene el año, que se llena bien la panza,
En los Santos, Nochebuena y en el día de la matanza.

Y durante toda la noche las campanas permanecían tocando a difunto, desde luego que no era necesario recurrir a los disfraces de Halloween para conseguir un ambiente de lo más lúgubre. Era costumbre decir:

A Las Ánimas tocan, recemos Manuel,
Que animas seremos nosotros también.

En especial esa noche de ánimas y difuntos era obligado juntarse en familia o en grupos de amigos para asar en la lumbre el fruto rey de este tiempo, la castaña, realizando lo que se denomina con una gran riqueza de léxico, por todos estos lares: carboche, calboche, carbocha, calbochá, calbotada, calbotá, calbotero, o calbote, mediante un recipiente específico de lata o barro con agujeros, llamado: Calboche, calbochero o calbeche. Dice el proverbio: En Todos los Santos la castaña es el mejor bocado. Porque es cuando comienza su recolección: Castaña la primera y nuez la postrera. Además:

En noviembre se hielan las cañas
y se asan las castañas.

En nuestra vecina comarca de Las Hurdes se llama carbochá y existe la creencia popular de que el fuego de Todos los Santos sirve para calentar a las ánimas que rondan alrededor.

También encontramos la denominación de magosto, cuyo origen posiblemente sea gallego (tenemos que tener en cuenta que esta Tierra fue repoblada por gallegos y gentes del norte en ciertos periodos de la Edad Media y su cultura se mantiene en nuestras tradiciones). Magosto significa: Magnus Ustus (gran fuego) o Magum Ustum (resaltando el carácter mágico del fuego). También tiene que ver con agostar que significa “quemar o abrasar”.

En la Sierra de Francia se conserva la tradición del magosto consistente en asar calboches la víspera de todos los santos para mantenerse despierto toda la noche tocando las campanas a muerto y rezando cada hora por los difuntos.

Las castañas quieren
en el magosto arder
y después beber.

También se afirma:

Donde castañas se asaron,
cenizas quedaron.

En la tradición, el magosto lo realizaban hasta los muchachos que se encontraban en los campanarios subidos, tañendo las campanas a difunto durante toda la noche, conociéndose casos en la antigüedad, de incendios accidentales producidos en los campanarios por los fuegos de los calboches.

En Ciudad Rodrigo, no hay castaños pero sí en su Campo de Agadones y en sus vecinas comarcas de Las Hurdes y Sierra de Francia. Desde donde vienen a vender sus exquisitas castañas al mercado franco que se celebra todos los martes en esta plaza de Béjar, o de Buen Alcalde, desde tiempos inmemoriales. En nuestro folclore encontremos coplas populares que destacan la castaña de la Alberca:

En el Soto los chisqueros
y en Mogarraz la fanfarria,
Monforte los mortereros
y en la Alberca la castaña.

Otra forma de comer la castaña es apilándola y secándola en el sequero con el humo de la lumbre, para que se pongan pilongas.

Castañas por navidad,
saben bien
parten mal.

Las castañas pilongas se conserven durante el año y aunque un poco duras se soluciona cociéndolas:

Castañas en cocción
en todo año
es buena alimentación.

Y es que en torno a la castaña, ese fruto ancestral, tan vinculado a nuestra Tierra, socorro de los humanos que la habitan, encontramos una extensa cultura. Desde sus diversas acepciones:

  1. Castaña: Fruto del castaño.

  2. Castaña-o: Color y capa en ciertos animales como los caballos y toros.

  3. Castaña: Moño de pelo semejante a una castaña.

  4. Castaña: Órgano genital femenino.

  5. Castaña: Borrachera.

  6. Castaña: Golpe.

  7. Castaña: Cosa de mala calidad, mal hecha o aburrida.

Expresiones como: Sacar a alguien las castañas del fuego, o de sorpresa: ¡Toma castaña!

Instrumento musical muy utilizado en nuestro floclore que posee cierta forma de castaña: la castañuela, que da lugar al verbo: castañear, castañetear o castañuelear, que significa crujir los huesos, o los dientes por temblor debido al frío o miedo.

Cuando se asan las castañas en el calboche o magosto, si no se les realiza un corte en la cascara, con el fuego explotan y producen un castañazo o castañetazo, palabra que también significa cualquier tipo de golpe recibido.

También la castaña posee sus adivinanzas:

-Redondita y morenita
También un poco aplastada,
Siempre la puedes comer
Cruda, cocida o asada.

-Soy de color chocolate
Y me hablando con calor
Y si en el horno me meten
Exploto con furor.
Con cinco letras primeras
Me dicen que casta soy,
Y es cierto que engendro y doy
A otras hijas venideras
A donde enterrada estoy.

Y con tanta castaña que llevo dada, no puedo menos que concluir con el trabalenguas:

Castañas comí, castañas cené
Y de tanta castaña me encastañé.

José Ramón Cid Cebrián.
Ciudad Rodrigo 14 de noviembre de 2015.

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Opinión

CUANDO LADRAN LOS PERROS DE LA GUERRA, por Tomás Acosta Píriz

CUANDO LADRAN LOS PERROS DE LA GUERRA, por Tomás Acosta Píriz   0

Cuando ladran los perros de la guerra, son siempre los mismos perros. Cambian los tonos, sus modos, sus formas, sus quejidos, la intensidad, el tiempo, el timbre. Aparecen en la esquina de los años, [...]

Banner
Banner
Banner
Banner
Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Juan
October 22, 2019 Juan

Estos no fueron a ningun restaurante ? [...]

ver artículo
Pepita
October 22, 2019 Pepita

Perfecto, enhorabuena a toda esta gente y haber si nos apuntamos todo el pueblo, como [...]

ver artículo
Lorenzo GA
October 21, 2019 Lorenzo GA

Puedo dar un dato de un antepasado Don Salvador García de la Mata,calidad noble,estuvo en [...]

ver artículo
susescrofa
October 20, 2019 susescrofa

Y sobre todo a los muertos. Es de cobardes. [...]

ver artículo