última hora

LA CONSTRUCCIÓN TRADICIONAL DE LA PLAZA,… PERO DE VERDAD!!!, Por Lucía Risueño

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
LA CONSTRUCCIÓN TRADICIONAL DE LA PLAZA,… PERO DE VERDAD!!!, Por Lucía Risueño
Noticias relacionadas

Hay que reconocerlo, las voces que desean que la plaza de toros de Carnaval se construya de forma tradicional, se dejan oír más, que las de los que preferimos que se apliquen medidas de seguridad. ¿Son más numerosos, realmente? ¿O simplemente hablan más alto? No se sabe…

En todo caso, llegado a este punto, afrontemos que se consigue este objetivo y la plaza se construye, siempre, a partir de ahora, de esa forma tradicional que abanderan. Bien, sentemos tranquilamente, analicémoslo, saquemos conclusiones y tomemos decisiones.

Para conseguir eludir la legislación que nos acecha, se quiere solicitar la declaración de “Patrimonio Cultural” para proteger esta forma, que en el fondo, podría resumirse en “hacerlo todo en B”; porque recordemos: lo que está en debate son las tecnologías utilizadas para la construcción y las relaciones laborales entre los protagonistas, no la forma de la estructura cuadrangular de madera, en sí misma.

Para ello, se quiere comparar con la construcción denominada “La Petatera”, uno de los cosos taurinos más grandes del mundo, que construyen algunos vecinos de Villa de Álvarez, en el Estado mexicano de Colima. Esta construcción cuenta con esta distinción cultural; habrá entonces, que asemejarse a ella.

A través del documental que lleva su nombre y que puede verse en la dirección web https://www.youtube.com/watch?v=F9-3VRa-KRg, podemos estudiar las semejanzas y diferencias entre ambas, y observar que las características de la estructura no son muy parecidas, aunque lo que nos importa realmente es, el cómo la hacen, y, sinceramente, o “nos ponemos la pilas”, o no llegamos…

Extrayendo algunos fotogramas, que se adjuntan en este artículo, podemos ver cómo se caracteriza por la total ausencia de equipos de trabajo, siendo la herramienta más evolucionada un martillo. Por tanto, si a esto aspiramos, deberemos olvidar el uso en la nuestra, de andamios, grúas, taladros,… y por supuesto, cascos, chalecos de alta visibilidad, calzado de seguridad o guantes, como se han visto, recientemente.

Tendrán nuestros hombres, que construir la plaza “a pelo”, con las manos desnudas y calzado convencional, cargando los tablones a sus espaldas, adoptando posturas forzadas e inestables, a veces en altura, encaramados a las maderas, como puedan, ayudándose únicamente de compañeros y cuerdas. Como máximo, se permite el uso de camionetas o similares para aproximar las tablas a la zona en construcción, pero nada más. Estarán de acuerdo conmigo que eso, realmente, es una CONSTRUCCIÓN TRADICIONAL. El uso de ayudas técnicas modernas, sería, claramente, como “hacer trampa”.

Por tanto, habrá que esperar, al menos, al año que viene, para hacerlo y mostrar al Mundo ese legado ancestral que nos dejaron nuestros antepasados y que, en algunas cosas, reconozcámoslo, hemos ido modificando. Así, no nos arriesgaremos a ser objeto de burla y mofa, por considerarnos meritorios de esta distinción, tal como lo hacemos, en la actualidad. Otra opción, sería optar por manipular las imágenes capturadas en el vídeo encargado a tal efecto, eliminando los equipos de trabajo y de protección individual presentes en este año, pero, sin duda, estaría muy feo.

Habrá que decidirlo en las próximas semanas. ¿Volvemos a las condiciones de trabajo antiguas, a costa de lesiones y lumbalgias de los protagonistas? ¿O proseguimos utilizando los equipos y máquinas diseñados para mayor seguridad y confortabilidad de los trabajadores?

Yo, a riesgo de que me consideren “mala persona”, desde luego, me decanto por la segunda opción, pero, las mayorías mandan… ¿o no?

3 Comentarios

  1. Pepe 22:18, feb 02, 2016

    Lucía déjalo ya q aburres a las piedras, NO SE PUEDE SER MAS T….

    Reply to this comment
  2. Caufield 19:32, feb 02, 2016

    Venga, estuvo muy mal que una vez no te dejaran subir al tablao a ver una capea, pero olvídalo ya, fue hace mucho tiempo. Intenta descansar, dormir un poco…

    Reply to this comment
  3. Anonimo 19:10, feb 02, 2016

    TRADICCCIÓN SIGNIFICADO – De la tradición o que está relacionado con ella por el modo de transmitirse o por su permanencia de generación en generación.
    No dice nada de que lo hagan descalzos porque ya cuando empezaron a construirla no lo hacían descalzos, en el siglo XVI, que es de cuando data la construcción de nuestra plaza, el hombre ya anda erguido y lo mas importante ya usaba calzado, y el martillo y la punta ya se habían inventado!!
    Que pongas ahora como ejemplo La Petatera… me da que pensar. Pobres de ellos si te has fijado en ella y en su construcción.

    Reply to this comment

Deja tu comentario

Clic para cancelar respuesta.

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Banner
Banner
Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Juann
November 10, 2019 Juann

Si, si es asi [...]

ver artículo
Juan
November 10, 2019 Juan

Tu crees...? Eso no es asi [...]

ver artículo
Vecina
November 10, 2019 Vecina

Igual que en confluencia de Conde Foxá con Wetones todos los días coches aparcados en [...]

ver artículo
Manuel
November 09, 2019 Manuel

que atrevida es la ignorancia. La decoración del centro la pagan los comerciantes de cada [...]

ver artículo