última hora

Entrevista a Rodrigo Cuevas, por María Esquitín

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
Entrevista a Rodrigo Cuevas, por María Esquitín
Noticias relacionadas

El verano pasado la Escuela de Verano de Folcklore nos trajo una excelente novedad: una noche diferente con un concierto de madrugada. Un desconocido Rodrigo Cuevas iba a actuar, y en la Plaza Mayor tras la actuación todo el mundo estaba expectante, porque la mayoría habíamos buscado en internet quien era y ese aperitivo nos hizo querer ver en vivo y en directo a ese “agitador folklórico y sex symbol de la copla, integrante del movimiento sexyfolk”, como él mismo se definía.

Aquella noche en patio del colegio Los Sitios el éxito fue rotundo, tanto así que en noviembre volvió a visitar nuestra ciudad, con un nuevo éxito de crítica y público. En aquel momento su vídeo “El ritmu de Verdiciu”, se hizo viral en internet y el periódico La Nueva España lo contaba aquel día en contra portada a todo color y nosotros, lo entrevistamos.

Era la segunda vez que actuaba en la ciudad y por las prisas no había visto, como se merece, nuestra ciudad; así que llamé a María Antonia Cid Sánchez, amiga personal desde el colegio, para que fuera ella quien le enseñara los encantos de Ciudad Rodrigo, ya que siendo Guía de Turismo acreditada y después de más de diez años trabajando en la Oficina de Turismo era la persona que mejor se la podría enseñar. Por suerte para nosotros y por la amistad que nos une, aceptó encantada y de manera totalmente desinteresada, a presentarle nuestra ciudad al “forastero”.

Después de su viaje desde Asturias hasta aquí, descargar todo su equipo y la visita por la ciudad y un par de horas antes de su actuación, conseguimos un momento de asueto en el lucernario del Parador de Ciudad Rodrigo para charlar tranquilamente.

Botas de montaña, pantalones vaqueros, jersey de lana y cuello alto…Delante de mí tengo a un muchacho, joven, guapo, atractivo y con una mirada viva, con esos ojos llenos de brillo de quien está descubriendo cosas en cada instante. Hasta aquí todo normal, pero él es diferente: es un asturiano con un parecido extraordinario con Freddie Mercury que se ve potenciado por su bigote y su forma de peinarse y que lleva en ambas orejas pendientes de media luna típicos de los trajes regionales.

Está sentado delante de mí, con una sonrisa perenne saboreando un vino de la tierra y le pregunto, lo primero que pregunto a todas las personas que entrevisto: ¿quién eres?, ¿quién es Rodrigo Cuevas?¿Rodrigo Cuevas?… ¡¡YO!! Y una carcajada sincera y contagiosa le sale de dentro… A ver… pues yo soy un ovetense que ahora está viviendo en Galicia. Hijo de Yolanda, una mujer así… súper fuerte y luchadora, que ha cambiado de oficio cincuenta mil veces en la vida, siempre adaptándose a lo que tenía… … Folklórico, pero no en la teoría si no en la práctica, y músico, artista, creativo… Es curioso ver, como la primera definición de sí mismo es la definición de su madre, lo que me hace ver que es un hijo cariñoso y agradecido que siente que ella es parte esencial de él mismo, más allá del lazo sanguíneo, más allá de la maternidad, como si ese ejemplo de lucha en la vida fuera el que ha forjado su carácter… así que lo primero que eres, ¿es hijo ? le pregunto… Si claro, es lo primero que fui, responde de manera firme y clara y entre risas, como si lo que me estuviera diciendo fuera una obviedad…

Como he dicho en otras ocasiones, nuestra infancia es un punto importante para definir gran parte de nuestra vida adulta, por lo que en este caso saber de dónde le viene su afición por la música puede que esté determinado por quién le cantaba a él de niñoMe cantaba mi madre, me cantaban mis tías… me cantaba mi abuelo sobre todo, y me contaba cosas mi abuelo, sobre todo… y bueno, me cantaba Lina Morgan, me cantaba toda la música que tuviera en casa, porque escuchaba todo lo que hubiera por casa

La música no es en todas partes igual, los ritmos varían, las cadencias musicales, las letras, la expresión misma de las personas varía de un lugar a otro… Tres cuartas partes de mi familia son de Asturias y una de León… pero estamos muy enlazados con León, que es la familia de mi madre… Hablamos entonces del Reino de León y de que nosotros pertenecíamos a él, de las repoblaciones y las peculiaridades lingüísticas de la zona, de la fala y sus similitudes en la forma de hablar del norte de León que pega con Asturias ya, y con el asturiano mismo.

Si quién te canta y lo que te canta tiene su importancia saber a quién le gusta cantar a Rodrigo Cuevas, nos habla de su intimidad: ¿a quién me gusta cantarle?… la verdad es que me da bastante vergüenza cantar en privado… mi cara de asombro y desconcierto es total y absoluta, ¿si?… y él casi aguantando la risa me dice … sí…. Me cuesta mucho, tiene que ser algo, mmmm… se queda pensativo, intentando buscar las palabras justas para describir lo que pasa por su cabeza… ¿tiene que ser encima de un escenario?, le pregunto… si, me dice con firmeza … a nivel íntimo me da bastante vergüenza… Después de haberlo visto sobre un escenario y de haber compartido la tarde con él, me resulta difícil asimilar que alguien tan transgresor sobre un escenario sienta pudor al cantar en privado, ¿o quizás no?, quizás esto nos enseña, una vez más que arte y artista no son lo mismo, que el personaje del escenario es eso, un personaje, el arte personificado y que quien está allí delante es el artista: el hombre… yo canto mucho, en casa canto, cuando ando por el monte y canto mucho… pero rollo íntimo, por ejemplo a mi pareja cantarle así a solas… no, no puedo, se me corta la voz… y ríe como un adolescente al decirlo, con esa inocencia que brilla en sus ojos mezcla de pudor y candidez… y se ríe… como con mi madre que siempre me está: canta algo, venga … y hace un gesto con los labios unidos, la boca cerrada y moviendo las manos intentando decir que no puede…

Teniendo en cuenta lo que acababa de decir, la pregunta era obligada: ¿cómo llegaste a la conclusión de que los escenarios eran lo tuyo?Bueno, yo creo que a eso, a la conclusión no llegué nunca … no tuve ni que pensarlo, vamos… De pequeño yo ya estaba en un grupo que teníamos en el cole que se llamaba Pentagrama con el que tocábamos por toda Asturias. Era un grupo escolar, grande … y tocábamos con el profe de música … Teníamos un profe de música súper majo, la verdad… y teníamos canciones de Sarajevo… ¡¡teníamos una cinta grabada!!, casi gritó al decirlo, como si lo hubiera olvidado durante mucho tiempo y de repente se le hubieran venido mil recuerdos asociados a aquel grupo y aquel momento de su infancia… Sin Fronteras, se llamaba la cinta … y ríe y mueve la cabeza de un lado a otro, mordiéndose el labio inferior, recordando… una cinta grabada por nosotros, editada y publicada, con fotos… era un grupo escolar con flautas y xilófono… eso fue al principio y luego ya me metí en el conservatorio y hacíamos recitales de piano siempre y me encantaba todo lo que fuera escenario, disfrazarme, ponerme pelucas y cantar… eso me encantaba… el carnaval me encanta… por favor

(Aprovecho aquí para hablarle de la fiesta por excelencia de Ciudad Rodrigo: el Carnaval del Toro y le explico que aquí la fiesta gira en torno a la figura del toro, de los encierros y desencierros, capeas y corridas, aunque cada año que pasa parece que la gente se disfraza más.)

Tras “informarle” sobre el carnaval retomamos la conversación donde la dejamos, hablando de escenarios y preguntándole que qué era lo que más le gustaba del mundo del espectáculoLa creatividad… no tiene dudas al respecto al decirlo … y el poder expresar y… la cosa de que te escuchen… y esto me lo dice de una manera, que hace que esta vez la que sonría sea yo… de que te escuche todo el mundo, de poder decir algo… porque yo no soy de discutir en las barras de los bares, nunca… y al decir nunca vuelve a mostrar esa rotundidad y esa firmeza que lleva destilando durante toda la conversación… evito todas las discusiones, nunca me meto en política, porque … no sé, me aburre… pero sin embargo ahí arriba siento que puedo decir todo de verdad… ahí es donde realmente siento que se me entiende lo que tengo que decir…en una discusión siento como que no tengo tiempo para expresar todo lo que siento, y sin embargo ahí arriba siento que se me entiende que puedo expresar lo que quiero… siento, siento, siento: tiene la sensibilidad a flor de piel..

Escenario, espectáculo, pero… ¿qué es lo que le gustaría cantar a Rodrigo Cuevas?… ¿qué es lo que me gustaría cantar?… me gustaría cantar canto corso, me encantaría… me encantaría vivir en Córcega y cantar canto Corso… eso me encantaría … y otra vez el sonido de su risa lo vuelve a inundar todo, con esa sonrisa amplia de felicidad al pensar en ello… cantar canto corso es dificilísimo, y lo dice con un nuevo registro de su voz sosegada y tranquila, como si tuviera asumida la dificultad de ese canto como algo inalcanzable…

Ante su creatividad desbordante y sus ansia de crear y de que le escuchen, le pregunto si se ha planteado escribir sus propias cancionesme lo planteo todo el rato… ¿y por qué no lo haces?… pues supongo que será una falta de madurez, que no soy capaz todavía de¿madurez o miedo? Le preguntoMiedo. Pero bueno, lo asocio a la madurez, porque para mí madurar es perder el miedo, y cada vez ser más libre

Llegados a este punto nuestra conversación se vuelve mucho más personal y ahí, vuelve a dejar entrever sin pudor alguno y mucha sinceridad sus pensamientos más íntimos; le hago un inciso y le comento que no necesariamente eso tiene que ser maduraren mi camino sí, porque busco ser más libre cada vez y realmente no tener miedo a expresar lo que está dentro, que al final es lo que tenemos que hacer: lo que yo, tengo que hacer… y bueno… es así, es un miedo a enfrentarse a uno mismo… Y mi cara de asombro ante sus palabras es tremenda, ¿acaso no se da cuenta que ya abre su alma sin miedo al estar contándome estas cosas a mí?

A medida que pasa el tiempo más me encandila Rodrigo, con esa sencillez, con esa sinceridad, con esa preclara forma de abrirse sin ambages, y le insisto en que se le daría bien escribir letras de canciones por su creatividad, su facilidad de palabra y teniendo además, la formación musical que tiene; de hecho le digo: “yo creo que te suenan las canciones en la cabeza ya”… y él, sin cambiar el gesto responde serio: de vez en cuando sí… sí, sí… creo mucho en la cabeza y no me atrevo a… ahora me voy a ir a Lanzarote; me voy a La Graciosa una semana. Me voy a comprar un timple (es un instrumento musical de cuerda pulsada, parecido a un guitarra, pero más pequeño, de 5 cuerdas y típico y originario de Canarias)… y espero que ahí… asiente con la cabeza, con media sonrisa en los labios… la verdad es que tengo esperanzas de que encuentre mi camino, en ese sentido… pero sí, es miedo… así que allí me voy, a ver si La Graciosa me inspira… Entonces soy yo quien le sonríe y le digo que más que inspiración lo que necesita es seguridad en sí mismoSi, y quitar ruido de la cabeza también, mucho ruido… quitar y dejar ideas: ésta fuera, ésta dentro, y ésta la voy a trabajar… y volvemos a hablar entonces de madurez y libertad.

Tras esto, retomamos la música, y una pregunta ineludible es saber cómo se siente cuando los puristas del folcklore le aplauden, ya que si algo llama poderosamente la atención es que con un público tan purista como el del folcklore se deshaga en aplausos, vivas y elogios hacia él, como vimos en la actuación de julio dentro de las actividades de la Escuela de Verano de Folcklore… me encanta que me hagas esta pregunta. Estaban encantados, los mayores puristas … yo el mayor miedo que tenía en Ciudad Rodrigo era ese: actuar en esa fecha concretamente, porque claro, la Escuela de Folcklore es lo que es, y estuve toda la tarde en cursos y yo dije: madre, si es que son muy puristas muchos… otros no, porque en este tipo de escuelas hay mezcla… Entonces nos reímos porque le digo que no, que no todos son puristas, ya que Cefe Torres en ese sentido es mucho más abierto a cosas nuevas … pero sí, yo veía que había mucho purismo, y claro me encantó… me encantó que me acogieran de aquella forma… sonríe recordando el momento: estaban tan encantado conmigo como yo con ellos, creo. Por ejemplo, yo con el disco que saqué, el de “Yo soy la maga”, hice un videoclip (https://www.youtube.com/watch?v=s6NChOU3FgU) que en Galicia, que parece todo tan abierto, en Galicia, que Castilla siempre se tiene como el sitio cerrado, que la gente es más cerrada… pues en Galicia, llegué a recibir amenazas por whatsapp, rollo: “qué te crees que estás haciendo con nuestro folcklore, vete hacer eso con el folcklore de tu tierra”, o sea, en Galicia recibí muchas, muchas críticas, de hecho ese disco nunca lo llegué a tocar… y bueno en Galicia todo el mundo del folcklore me cerró las puertas totalmente.

Es en este momento cuando le pregunto por su disco. La primera vez que actuó en Ciudad Rodrigo antes de ir a ver el concierto busqué información sobre él, sobre su música en realidad y me sorprendió lo que vi y no quise faltar a su actuación, pero me sorprendió que no viéramos absolutamente nada de su disco sobre el escenario, ¿por qué?… Porque fue otra cosa que ya fue, me quedé con mil discos en casa que voy vendiendo en mi espectáculo… pero nunca lo llevé al directo el disco… y la pregunta es obligada: las canciones son buenas, los vídeos en Youtube gustan muchísimo ¿por qué no lo haces?... sí, los vídeos están muy bien la verdad, no sé… pues la verdad es que sí: que ya no me apetece, ya es pasado… y obviamente se le nota en el tono de voz que aquellas acusaciones, que no críticas, dejaron huella… no fue un mal rato. Yo tengo claro que la gente que hace cosas provocadoras y se hacen los tontos como que: ¡huy y esto porqué ofende!; yo entiendo que lo mío puede sacar ampolla, está clarísimo: soy el primero que lo sé. No me sorprendió para nada, pero sí que noté un cierre de puertas en Galicia, muy grande, muy grande por parte de la gente del folcklore. Y eso sí que me dolió, pero tampoco… y niega con la cabeza, intentando quitarle importancia a un hecho que ya pasó y por lo tanto está superado y no le afecta.

Hablando de vídeos le pregunto por ese vídeo que le grabaron, como de medio lado, torcido, con un sonido terrible, un vídeo horroroso en realidad, y con el que en menos de tres días tuvo más de 70.000 visitas, haciéndose viral en internet que le llevó a ser contraportada del periódico más leído en Asturias: … pues yo escribí un post en facebook, en el que dije: me voy a Francia, me hago unos vidoclips, estoy cuatro años compartiéndolos, tienen trece mil visitas… y de repente un vídeo así, mal grabado, de lado… sonríe, sincero y lleno de felicidad… pues mira, es que las cosas vienen cuando tienen que venir, por mucho que te empeñes…

¿Cómo te sientes al saber que tanta, tanta gente te ha visto, y le ha gustado lo que haces?, porque obviamente si la gente lo ve y lo comparte es porque les ha gustado… muy bien, la verdad, muy contento, muy bien… no sé… y es que aún no se cree el éxito y se siente emocionado, pero como mirando con cautela … muy sorprendido de que haya sido con un vídeo así. Cuando iba por las diez mil visitas hablé con un amigo mío, Ricardo, para grabar un videoclip con este tema… pero se nos fue de las manos… Pero estoy muy bien, muy contento y mi madre y mi abuela están encantadas…

Y no es para menos que madre y abuela se sientan orgullosas del “niño”, no sólo por su éxito a nivel profesional sobre los escenarios, si no por como encara este “personaje” creado que a pesar de ser transgresor y provocador, no es extravagante, ni busca el espectáculo más allá de los escenarios y el tratamiento que da y recibe en internet es prueba de ello, no hay imposturas y eso le hace ser más autentico si cabe, ya que no da la imagen de alguien que no eses muy difícil no caer en eso, porque todos tenemos nuestro ego y es facilísimo crearse un personaje en intertet… y es muy fácil intentar quedar de guay y yo creo que eso no funciona, al final: no funciona. Te puede funcionar un tiempo o si estás superproducido como Madonna o Beyonce, que tienen personajes con miles de millones detrás, pues sí, así si funcionará … pero yo tengo claro que busco la sinceridad. Y es la única forma que sé, que me va a llevar donde yo quiero, que es estar a gusto en mi vida. Yo quiero vivir de esto, pero no busco la fama gratuita, ¿Qué más me da?… Y aquí vuelve a ser sincero, a dejarse ver las entretelas, cosa que resulta tremendamente atractiva y seductora, porque antepone su felicidad a la fama y el dinero… hombre el dinero me importa porque tengo que comer … pero deja claro que no es sólo un trabajo, algo de lo que vivir, no es un medio de vida simplemente es un medio de expresión que me da de comer… yo sabía que “Soy de Verdiciu” es un pelotazo, pero es que lo veo más por el lado gracioso, y eso me gusta porque yo que pensaba que la gente estaba perdiendo el sentido del humor; yo estoy mucho con gente mayor y ellos tienen un sentido del humor increíble, de todo se ríen y es que antes nada parecía mal. Antes en los carnavales se sacaban los trapos sucios de todo el mundo y a nadie le parecía mal, y ahora a todo el mundo todo le parece mal y por cualquier cosa están montando un cirio… porque son personajes… y entonces yo dije: mira que bien que la gente se lo tome con sentido del humor… ¡por favor!… me encanta que la gente se lo tome con tan buen humor. Yo creo que los tiempos de crisis que vivimos no están favoreciendo un poco eso que la gente vuelva a darse cuenta que da igual haber construido cincuenta mil millones de casas que eso no nos trae la felicidad… espero, que la gente se esté dando cuenta de eso.

Está claro que este mundo del espectáculo y los escenarios traen consigo muchas cosas que se quedan ahí, tras el telón y que es difícil conocer a no ser que estés dentro, así que le pregunto directamente por lo mejor y lo peor que le ha pasado desde que está dentro de esta marabunta, de esta vida suya del “artisteo”: lo mejor, que estoy viajando un montón, que llevaba mucho tiempo bastante anquilosado en ese sentido, conociendo a mucha gente interesante… estoy perdiendo mucho tiempo con mis amigos, y es que leí el otro día que “es mejor perder el tiempo con los amigos que perderlos con el tiempo”… y nos reímos los dos con este inciso… y entonces estoy perdiendo mucho tiempo con mis amigos y haciendo muchos nuevos amigos, mucha gente súper creativa que se me acerca, simplemente porque le gusta lo que hacesy ahí le corrijo y le digo que no es que nos guste lo que hace si no que nos “enamoramos” de él y de su arte, y él sonríe ruborizado, como un niño, y sigue hablando para no creérselo muchoy lo peor es la otra parte: soy muy de mi casa, yo me pasé tres años con muchos animales, a mí me encantan los animales, y yo tenía muchas cabras, muchas ovejas, muchos patos, muchas gallinas… mis cerdos, y claro eso no lo puedo tener ahora, tengo que tener menos… y su voz suena a nostalgia, tristeza y aceptación.

Viajar tiene esos inconvenientes y si su vida ahora transcurre entre diferentes lugares: ¿dónde está su vida realmente?…Mi vida está en Barbeira de Arriba, que es una aldea de Galicia y allí es donde estoy yo toda la semana hasta que me voy, jajajaja… porque últimamente me voy todos los fines de semana a algún lado. Allí vivo yo solo con una burra que se llama Sofía, una oveja que se llama Fani , una perrita que se llama Zambra, y unas gallinas…. Y unos vecinos maravillosos, es una aldea pequeñita, no tiene ni veinte habitantes y tengo muchos amigos en las aldeas de alrededor, una familia postiza también … y allí estoy… esa es mi vida.

No deja de extrañar que un asturiano de Oviedo, que ha vivido en Barcelona termine en una aldea así de pequeña, ¿cómo fue a parar Rodrigo Cuevas a un lugar así?…yo vivía en Barcelona y bueno, diferentes historias de amor… el amor por la música me llevó a Barcelona, el amor por un chico me llevó a Galicia… el amor es lo que te para o te mueve a lo que sea. Es el amor lo que te hace crear

Para finalizar mi última pregunta es sencilla, al menos en apariencia: ¿qué quieres contar que no te preguntan?no sé que más me gustaría contar… yo hablo mucho de la gente mayor, que hay que aprender mucho más de los mayores, no como una frase suelta y barata, si no de verdad, que hay que aprender de ellos porque ellos se nos mueren y toda su sabiduría se va con ellos y hay que conectar con estas personas, a mí eso me parece súper importante. En las ciudades hay una brecha generacional que es muy difícil, muy difícil, muy difícil de cortar, y la gente mayor piensa que los jóvenes no tienen valores y que sólo saben estar de botellón, lo que sale en la tele… y no es así. La gente joven no es así, la gente joven vale mucho, hay gente que es muy creativa, probablemente más creativos que la gente joven de antes… hay otras cosas que vamos añadiendo. La creatividad es algo que ahora está muy en valor, porque es algo que nos viene de EEUU, de las pocas cosas buenas que allí tienen es que allí todo el mundo es creativo, y es verdad… Allí todo el mundo, con la cosa de la meritocracia es muy creativo. Tienen sus cosas buenas y sus cosas malas, yo no viviría en EEUU, creo… pero hay que reconocer también las cosas buenas y esa parte que nos llega, es buena, y la gente joven la tiene: es creativa. Y la gente joven se cree que la gente mayor no sabe nada, que son unos carcas, unos aburridos, y para nada… La gente mayor es muy cachonda, date cuenta que saben todo … yo que sé, con el tema de la homosexualidad, por ejemplo, que a mí me toca, que la gente joven se piensa que no saben nada y yo me río: ¿pero os creéis que no saben lo que hay?… En realidad en los pueblos hay mucho más entendimiento en ese sentido, porque al ser menos estamos todos dentro de la sociedad … y es que allí en un pueblo te tratan como a una persona, algo que se ha perdido en las ciudades.

A raíz de todo esto que cuenta le hago mención de un concierto de Mayalde que se puede encontrar en la red, ya que en él se habla precisamente de todo esto y de la importancia de conocer a nuestros mayores y todo lo que ellos saben…

Nos quedamos allí, en la penumbra del lucernario un rato más hablando. Sus ojos y su sonrisa lo iluminan todo, es fantástico encontrarse a gente como él que te devuelven de algún modo la fe en el ser humano, en la bondad, en la sinceridad, porque en un mundo lleno de cínicos, hipócritas y mentirosos resulta alentador encontrase con personas sinceras y honestas, con el mundo y con ellos mismos. Me confieso completamente enamorada de este hombre, y no lo digo como halago si no como algo que me nace de dentro, y me consta que no sólo me ocurre a mí, porque en cuanto se deja ver y sentir un poco dan ganas de “quedártelo” para siempre en tu vida, incluso a mi hijo le ha pasado y sólo es un niño, y teniendo en cuenta que él menciona a su madre con esa mirada que encandila, quiero mandarle yo una mensaje hoy a ella: muchas gracias Yolanda… has hecho el mundo un poco mejor con el hijo que nos has “regalado”, y como madre te digo: enhorabuena, porque tener un hijo así tiene que hacerte sentir orgullo, pero sobre todo, felicidad.

Para terminar os dejo con el último mensaje de Rodrigo Cuevas, que es alentador y resume bien quién es él: que apague la tele la gente… que por favor apaguen la tele …que tiren la tele directamente, que no compren más televisores…

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Entrevistas

DIA DE SANTOS, por Mariano Martín Martín

DIA DE SANTOS, por Mariano Martín Martín   0

DIA DE SANTOS Aún sin Día Todos los Santos, aún sin Santo todos los Días... y es recordando los cantos faustos con alegría, en las tristes melodías el renacer con el llanto. A todo Ser que nacía con hermosura y [...]

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Yolanda
October 30, 2020 Yolanda

✊✊✊ [...]

ver artículo
Yolanda
October 30, 2020 Yolanda

Así se habla CCRL, aunque a algunos les gustaría que hubiese una única región, Madrid. [...]

ver artículo
Neutral
October 28, 2020 Neutral

Talmente de acuerdo, olvidar y mirar hacia adelante, sin memoria histórica, ni amnesia [...]

ver artículo
Ex socialista
October 28, 2020 Ex socialista

Jjjjjeeeeeee,, Jaajaja, Estos datos serán como todos los que da el Gobierno central [...]

ver artículo