última hora

HOGUERAS CEREMONIALES: SU ORIGEN SE DATA EN VARIOS MILES DE AÑOS. Por Eugenio Cid Cebrián

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
HOGUERAS CEREMONIALES: SU ORIGEN SE DATA EN VARIOS MILES DE AÑOS. Por Eugenio Cid Cebrián
Noticias relacionadas

- Nos encontramos pues en el caso de las hogueras rituales invernales, en un residuo cultural antiquísimo, muy anterior al cristianismo y cifrable en varios miles de años.
-En nuestra comarca se celebran con hogueras, es decir que se ha mantenido la liturgia arcaica la noche de la víspera, en numerosas celebraciones con gran sentido suplicatorio: San Antón al que se le encomienda la salud de los animales; San Sebastián al que se le pide que nos proteja de las pestes; San Blas protector de las enfermedades de garganta
-Nuestro Carnaval no es pues una celebración de “domingueros” de cinco días, sino que corona las celebraciones que comienzan a finales de diciembre, respondiendo a la más absoluta coherencia de la ancestral cultura popular.

EL FUEGO, desde el descubrimiento de su uso por parte de los humanos, no es difícil imaginar que se convirtiera en el centro de cualquier celebración. Pero esa función que hoy se mantiene, estuvo cargada de contenidos rituales consideran los antropólogos, en el origen de la agricultura allá por el neolítico, hace varios miles de años. Conocidas son las hogueras de San Juan como celebración del Solsticio de Verano desde entonces, pero también surgieron aunque no son tan populares, las “celebraciones de fuego” del Solsticio de Invierno, que si cabe, llevan en sí más carga simbólica y en nuestra tierra han perdurado hasta hoy. Se parte en todo caso, de la identificación del fuego con El Sol y en el periodo invernal, se interpreta como una llamada del mismo como elemento generador de los recursos alimentarios. Por ello el culto al Astro Rey viene unido al origen de la agricultura, momento en que el hombre trata de dominar no solo la producción de bienes para su despensa, sino que se pretende incidir en todo aquello que la favorece, por lo que los reclamos a su mayor presencia durante el día por medio de hogueras, se convirtieron en necesarios en aquellos antiquísimos momento. Nos encontramos pues en el caso de las hogueras rituales invernales, en un residuo cultural antiquísimo, muy anterior al cristianismo y cifrable en varios miles de años.

Numerosos ejemplos de sabiduría popular recurren al crecer de los días como señal de trascendencia agrícola : “Por Los Reyes lo notan los bueyes”, indicando el aumento de tiempo de trabajo en el campo; “Por San Sebastián, una hora más”, que para mejor ajustar, podemos considerar el aumento de media hora al amanecer y otro tanto al atardecer, lo que queda más próximo al aumento real de luz producido en esa celebración; “por San Antón, la gallina pon”, nos recuerda el descanso invernal y natural de estos animales en su aportación a la alimentación humana y directamente dependiente de la luz solar. En este aspecto también es de tener en cuenta que el calendario actual o Gregoriano, varía en 10 días del anterior, por lo que el santoral a veces no responde a una fácil interpretación en su alusión temporal. Esto es evidente en el que dice que “por Santa Lucia mengua la noche, crecen los días”. Esta Santa, que se celebra el 13 de diciembre, antes del mencionado cambio del calendario ocurrido en el siglo XVI, coincidía con el Solsticio de Invierno. Y es que las conmemoraciones santorales no son simplemente una referencia temporal. A ello hay que añadir la carga ritual que aportan dichas celebraciones. Todo esto es interpretado como una integración en el cristianismo de elementos anteriores al mismo, que aumentan su significado y manifiestan un aspecto integrador de la mencionada religión.

En nuestra comarca se celebran con hogueras, es decir que se ha mantenido la liturgia arcaica la noche de la víspera, en numerosas celebraciones con gran sentido suplicatorio: San Antón al que se le encomienda la salud de los animales; San Sebastián al que se le pide que nos proteja de las pestes; San Blas protector de las enfermedades de garganta. Este recurso sobrenatural de súplica por la salud, tan oportuno en los momentos de inclemencia temporal, no es el único. Otras celebraciones como Los Santos Inocentes o Los Reyes, así como Las Águedas, Las Candelas o La Candelaria, y sobre todo Los Carnavales abundan en elementos como pueden ser los “ritos de inversión”, que pretenden “trastocar” o forzar al cambio a la dura estación invernal, “invirtiendo” el orden establecido: el disfraz del sexo contrario, o de ropas viejas en Carnaval (vestirse de antruejo o de jarrumache), el mandar de las mujeres en Las Águedas; además de “ritos de iniciación”, es decir de adquisición de madurez o crecimiento por parte de jóvenes miembros del grupo social (entre otros, todo lo relativo a “los quintos”, o pruebas de habilidad como “correr gallos”).

Pero de Ciudad Rodrigo y su comarca sorprende la densidad de este tipo de celebraciones, que el eminente Julio Caro Baroja integró en el “Ciclo Festivo de Invierno” y que nos señala que culminan en Carnaval, en el cual se dan todos estos rituales, viniendo a coronar esa larga serie de celebraciones. Casiano Sánchez Aires en su “Breve Reseña Geográfica, Histórica y Estadística del Partido Judicial de Ciudad Rodrigo”, publicada en 1904, menciona en casi todos los pueblos de la comarca alguna o varias de estas celebraciones, y hoy en Ciudad Rodrigo, quizás por la existencia de cofradías, podemos disfrutar de la pervivencia de tan rico y denso patrimonio antropológico. Nuestro Carnaval no es pues una celebración de “domingueros” de cinco días, sino que corona las celebraciones que comienzan a finales de diciembre, respondiendo a la más absoluta coherencia de la ancestral cultura popular. Y entre los actos más significativos La Hoguera Ceremonial, la cual sigue siendo protagonista y manifestando vivo uno de los más antiguos restos culturales de nuestra tierra.

¡Que las Hogueras invernales reanimen al Sol, que este nos dé buenas cosechas y con ello buena salud, y que sigamos celebrando estos ritos otros tantos miles de años!

 

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Opinión

ARIS, UN FARINATO EJEMPLAR, por Miguel Cid Cebrián

ARIS, UN FARINATO EJEMPLAR, por Miguel Cid Cebrián   0

Se nos ha ido Aristóteles Martín Grande "Aris", para todos y además de la lógica tristeza y pesadumbre no puedo menos de recordar su paso por el Ayuntamiento que yo [...]

Banner
Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Yo
July 22, 2019 Yo

Y esto también lo dejó organizado Domingo Benito antes de irse del mando? [...]

ver artículo
Pepe
July 21, 2019 Pepe

¿Y hacer respetar los horarios para cuando? [...]

ver artículo
Juan
July 21, 2019 Juan

Numeroso publico dice la noticia.... ???? Yo no vi tanto publico como describe esta noticia y [...]

ver artículo
Manuela
July 20, 2019 Manuela

Fabuloso!gracias ttipartito [...]

ver artículo