última hora

CUANDO EL DIABLO NO TIENE QUE HACER… Por Ana de Rojas Pardo

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
CUANDO EL DIABLO NO TIENE QUE HACER… Por Ana de Rojas Pardo
Noticias relacionadas

No imagino mi reacción si al parir a uno de mis hijos, que por entonces no había forma de saber seguro su sexo, y preguntarle al ginecólogo ansiosa – “Doctor, ¿qué es?” – él me contestase –“ pues de momento tiene pene, pero habrá que esperar a que hable para ver que es”.

Ridículo todo. Si los del autobús de “Hazte oír” querían atacar la tendencia de la progresía a priorizar en la sociedad la igualdad de derechos de los homosexuales, transexuales, lesbianas y creo que me falta una sigla, deberían haber olvidado la campaña de los niños.

Era muy astuta y cualquier ataque estaba abocado al fracaso y a una reacción adversa masiva.

Si los del autobús querían atacar el adoctrinamiento de niños en los colegios en lo que respecta a su libertad sexual, estaban equivocados al remedar la campaña original.

A mi personalmente me da igual que un niño se sienta niña o a la inversa. Lo que quiero es que la sociedad no lo utilice políticamente. Que esos niños y niñas puedan reafirmarse en su sexualidad en la serenidad y con el apoyo discreto y solidario de su entorno.

Porque los niños son limpios de alma y mente, si uno empieza a sentir que su cuerpo no le corresponde no creo que esté imaginando que quiere convertirse en una loca Drag Queen paseando por escenarios haciendo la cabra, no creo que ese niño quiera ser ridiculizado o marginado, no creo que ese niño necesite que profesores, padres, amigos, obispos ni lobbys lo conviertan en una pegatina o un pin manipulado.

Me parecen muy bien las medidas en las que se permita que ese niño utilice los espacios de niñas y viceversa si así se lo piden sus neuronas, pero sin necesidad de hacer de ello bandera ni bandos.

Pero me parece que lo verdaderamente importante es educar a los niños en la tolerancia, acabar con el bullyng, hacerles respetuosos, darles un futuro que hoy por hoy es cada vez más dudoso, estimularles en el aprecio de la vida para evitar el suicidio adolescente en alza, enseñarles a aprender, educarles con inteligencia, ética y estética y después disfrutar de ellos.

Hace setenta años, se fotografiaba a los niños vestidos de niña. Nadie se levantó en armas ni a favor ni en contra. Era estético y costumbre, punto.

Eduardo de Rojas - en sus primeros años de vida

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Caulfield
March 28, 2017 Caulfield

Menudo es el PSOE. Ya puestos, que consiga que detecte diez. [...]

ver artículo
manuel
March 28, 2017 manuel

excelente reflexion Jose Luis{como siempre }para que luego digan que nada a cambiado en nuestro [...]

ver artículo
manuel
March 28, 2017 manuel

excelente reflexion Jose Luis{como siempre }para que luego digan que nada a cambiado en nuestro [...]

ver artículo
Miles
March 27, 2017 Miles

Hemos probado esta cerveza, fabricada por las orillas del Tormes. Los resultados han sido buenos, [...]

ver artículo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR