última hora

SE VENDEN EPITAFIOS. Por Santiago Corchete Gonzalo

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
SE VENDEN EPITAFIOS. Por Santiago Corchete Gonzalo

Con el ruido mediático que a diario se ven obligados a emitir los medios de comunicación acerca del entorno financiero, nacional e internacional, recuerda uno la broma popular que pronostica “ peor que atracar un banco, es fundarlo”, aunque ahora habría que añadir y/o “fusionarlo” con otro que se halle más moribundo que el aparentemente saludable. Que el sistema capitalista actual, con todos los “neos” que se le quieran agregar, chirría por casi todos los ejes y goznes que lo han sostenido desde sus comienzos, siglo XIX y aún con anterioridad, es una notoria evidencia, pese a los continuos parches y ortopedias que le vienen implantando sus directos beneficiarios. Toda su estructura se bambolea y resulta más proclive a la hecatombe que nunca; mas, debajo de ese potencial estropicio nos hallamos todos: los con algún dinerillo y los sin una perra gorda. Todos. No obstante, pese a tan funestos indicios…,que siga la juerga, pelillos a la mar, y el último que apague la luz.

Cruzarnos de brazos ante tal situación parece claudicante. Ensayar anticipadamente unas exequias colectivas, conjurar con sesiones de brujería, magia, espiritismo o similares artes sería enteramente insuficiente para evitar o paliar la catástrofe económica que se avecina a plazo más bien corto que largo. ¡Bah, no seas alarmista ni agorero! te increpan los expertos, pese a su falta de prestigio ganado a pulso por culpa de sus reiterados desaciertos en el diagnóstico de la problemática social-económica que nos envuelve con su telaraña de incertidumbres y maldades.

Llegados a estas circunstancias, como caídos del cielo han llegado unos entes pretendidamente económicos, artificiosos y virtuales llamados “bitcoins”, que tratan de enmendar la plana hasta al mismísimo lucero del alba en el juego-fuego de las transacciones comerciales, saltándose de un brinco las barreras naturales que le oponen los llamados dólares, euros, libras, etc. ¿Subió la magia al escenario de la vida real?, ¿la realidad se bate en retirada ante la ficción? No a mi juicio, porque también los aparentemente inocentes “bitcoins” ya han comenzado a mostrar sus falsas credenciales, aunque muy bien disimuladas. Por eso uno mismo está dándole vueltas a la idea de montar una forma de negociete dedicado a la confección y venta de epitafios al por menor para las víctimas directas e indirectas del capitalismo malsano, presente y venidero, dada la capacidad de mimetismo que tiene dicho sistema para adaptar el color de su piel a cada entorno social, político, cultural…etc. que lo sostiene a base de cuidados paliativos muy sutiles tales como rescates, reflotamientos y todo tipo de socorros que acabamos pagando de nuestros bolsillos y sacrificios los menesterosos de siempre.

Quizás necesiten algún ejemplo concreto que demuestre que no estoy escribiendo en plan de pitorreo. Así que allá va uno tomado de la trágica actualidad. Se titularía “Epitafio para un banquero suicida”, y el texto diría:

“No fue una decisión equivocada,
fue para demostrar al mundo entero
que, por lo menos uno, los banqueros
también tenemos dentro sangre honrada”.

¿Lo creen ustedes? Yo, tampoco.

 

Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Claramente
August 23, 2017 Claramente

Vamos a ver, cuando ya es tarde proponen cosas que desde la oposición y con [...]

ver artículo
Claramente
August 23, 2017 Claramente

Bueno pues normal que se queje la gente, solo se piensa en la Pesquera que [...]

ver artículo
Manuel Luiz Gonçalves
August 20, 2017 Manuel Luiz Gonçalves

Un buen resumen de la relación histórica de estos pueblos de la Raia con Ciudad [...]

ver artículo
admin
August 18, 2017 admin

Permitido: lo hemos leído de otra manera. Corregimos, gracias por la observación [...]

ver artículo
Banner
Banner
Banner
Banner

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR