última hora

UN MOMENTO RECORDANDO EL PASADO. Por Santiago Malmierca Hernández

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
UN MOMENTO RECORDANDO EL PASADO. Por Santiago Malmierca Hernández
Noticias relacionadas

Iba a comenzar éste breve artículo diciendo: una tarde del pasado verano…; pero enseguida caí en la cuenta de que sería un error, de que el pasado verano no es pasado, que el verano aún permanece, que se niega a dejarnos y que sin duda ésta obstinación es contento de muchos y hartazgo para unos pocos… Pero de nada vale que los pocos estemos en lo cierto al reivindicar que se vaya de una vez, porque éste verano que se alarga nos dejará cuando lo crea conveniente o se ablande con el ruego interesado de algún portavoz del todopoderoso lobby hostelero…; él es quien controla, entre otras cosas, la meteorología que sufre o disfruta éste país… Mientras tanto paciencia, calma y añoranza de la lluvia.

No obstante, aunque parezca un error comenzar el artículo con ésta frase, quiero iniciarlo así… Decía que… una tarde del pasado verano coincidí en la piscina con Chuchi Nava; me refiero a Chuchi Nava, el hermano de Juan, el hijo de quien fuera secretario del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo durante los últimos doce o trece años del franquismo, en concreto hasta el año 1971. Desde que la familia se trasladara a Salamanca ése mismo año no había vuelto a tener la oportunidad de hablar con él. El pasado invierno lo vi que cruzaba, deprisa, la Plaza Mayor para meterse por el arco de la calle Toro, ero dejé que siguiera su curso…; yo iba también deprisa, en dirección opuesta…
Pues sí, en efecto, coincidimos en la piscina y charlamos un momento… Tras la habitual introducción de ¡hombre que tal! ¡cuánto tiempo! ¿qué has hecho estos años?, la conversación viró, como no podía ser de otra forma, al pasado común, la adolescencia común, en Ciudad Rodrigo… Y gran parte de aquella adolescencia común giró, como no podía ser de otra forma, alrededor de los fosos, el balón y el campo de fútbol municipal. En aquélla época Chuchi era una figura reconocida en todo el pueblo, de murallas para adentro era el número uno; mencionar el nombre de Chuchi Nava era mencionar a alguien de una calidad aparte… Durante la conversación yo se lo recordé y él, dejando la modestia a un lado, me contestó sonriendo: «¿tú crees…?; bueno…decían que regateaba muy bien…» La verdad es que no sólo regateaba muy bien, sino que en el campo lo hacía todo muy bien…
«¿Te acuerdas de los partidos de más de dos horas que jugábamos en el campo municipal…?; ¿y de nuestro equipo el Celtic 70?; aquél equipo que formanos tú, yo, mi hermano Juan, Nieves, José Antonio y su hermano Carlos, los hijos de Pepe Gafe, Moreno, Ángel Castillo, Aparicio…; todos vestidos con la camiseta del Sabadell…?».
Claro que lo recuerdo, aún conservo la foto que nos hicimos en el campo municipal, le respondí… «¿No te acuerdas que salimos en el AS?» No, éso no lo recuerdo…
«Si, hombre…, en una sección que se llamaba “Somos un millón”, donde salían fotos de equipos infantiles y juveniles de toda España…?; yo conservo ésa foto…; ¿qué época…?; había gente bastante buena…»; Si, estoy de acuerdo, pero como solía decir Román teníamos una gran desventaja…; estábamos en el culo del mundo… y aquéllo era determinante… Más adelante me apuntó que todos los veranos, si no surge nada que le impida, baja a Ciudad Rodrigo, al menos un par de veces, a darse un baño en la Pesquera… «Sabes…, aparte del baño está el olor…, el olor del agua y la alameda…, los mismos olores que entonces…, me transportan a aquéllos años…; la Pesquera a tope desde el primero hasta el quinto…; ¡qué veranos…! Dejo el coche en el aparcamiento de la Puerta Santiago y bajo por la cuesta de las emes…; después del baño, tomo una cerveza con una bolsa de patatas fritas y vuelvo a por el coche subiendo la cuesta de las emes…; está muy mal, pero se puede subir…;» He oído que la han arreglado algo éste verano…; imagino que la subirás corriendo, como entonces, ¿te acuerdas…?; ¡el último paga unos helaooos…! Volvió a sonreirme…
«Este verano no voy a poder bajar, mi madre no anda bien…,» me dijo.

Y tuvimos que despedirnos…; estaba pendiente de su madre y tenía prisa.

Después, al rumiar lo sucedido, me sorprendió el apunte, casi melancólico, que me hizo sobre el río…; de que aparte del baño, fuera ése olor que tiene guardado en su memoria el que lo transporte a aquél tiempo salvaje, casi feliz… No quise indagar, preguntarle, sobre su vida en Salamanca. Notaba que aparte de no cuajar como futbolista en el primer equipo de ésta ciudad ¿qué sucedió…?, había sido, en cierta forma, como muchos de nosotros, un ilusionado aspirante al fracaso… En efecto… “Inténtalo de nuevo, fracasa de nuevo, fracaso mejor…”, escribía S. Becket; es todo lo que hay.

 

 

Banner
Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

sus escrofa
October 17, 2017 sus escrofa

Ojala fueras media sombra. [...]

ver artículo
Escoly Criado
October 17, 2017 Escoly Criado

Comparto vuestra solicitud a la Junta de Castilla León y tenemos que"" estar muy alertas [...]

ver artículo
sus escrofa
October 16, 2017 sus escrofa

Pero no podeis seguir tan sectarios . Estos titulares podemitas asustan a la gente y a [...]

ver artículo
sus escrofa
October 15, 2017 sus escrofa

Es de agradecer que recapituleis y reconozcais el esfuerzo y el trabajo de gente que [...]

ver artículo
Banner
Banner
Banner
Banner

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR