última hora

A LA MEMORIA DE VENANCIO BLANCO, por Chema Sánchez

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
A LA MEMORIA DE VENANCIO BLANCO, por Chema Sánchez
Noticias relacionadas

Unas líneas de Fernando Domínguez, que cimentó mi afecto en las vivencias juveniles junto a su hermana y amiga mía del alma Elisa, a la que perdimos prematuramente hace un par de años, me trasmitían su sentimiento por el fallecimiento de Venancio Blanco, el escultor salmantino más universal de todos los tiempos.

Llevé a Venancio en dos ocasiones a Ciudad Rodrigo donde le cautivó el encanto de una ciudad acogedora y con unas gentes que abren sus brazos y su corazón a quien llega blandiendo la buena voluntad.

La primera de ellas con ocasión de la exposición sobre San Francisco en la Capilla del Seminario de San Cayetano que prepararon con mimo Juan Carlos Sánchez y Eduardo Azofra. Venancio prestó sus obras y colaboró con el dibujo para el cartel de la muestra. El bueno de Venancio disfruto de la exposición, de su entorno y de la charla con el Obispo Raúl Berzosa que nos invitó en el Palacio Episcopal.

La segunda visita de Venancio fue con ocasión de la exposición organizada por el Ayuntamiento y el Bolsín Taurino “Venancio Blanco y Antonio Carnicero. Toros y caballos de dos artistas salmantinos”, comisariada al alimón por José Ramón Cid y el que suscribe. El escultor disfrutó del concierto de órgano, gaita y tamboril en la seo mirobrigense y gozó inmensamente viendo sus toros y caballos frente a los de Antonio Carnicero, el pintor salmantino de finales del XVIII y comienzos del XIX que rivalizó en la corte con Goya y fue autor de la primera tauromaquia que daría origen a numerosas interpretaciones sobre el mundo del toro.

Venancio no pasó por Ciudad Rodrigo, sino que se quedó. A Venancio le encantó nuestro pueblo e hizo amigos como José Ramón, con el que ha tenido una cercana sintonía en los últimos tiempos. Así las cosas a nadie extrañara que fuera el autor del ultimo cartel de la Fiesta de la Charrada.

Ahora se nos acaba de marchar Venancio, cuando le faltaban diecinueve días para cumplir 95 primaveras, y llevaba ya unos meses sin acercarse al taller limitándose a dibujar en casa con algunas dificultades en la vista. Se ha ido Venancio pero nos queda el inmenso legado de su obra, un legado que se encuentra en los museos de medio mundo, y en las calles y plazas de Salamanca, Madrid, Sevilla, Ponferrada, Murcia, Alcalá, Leganés, Alba de Tormes, Valdepeñas…, así como numerosas colecciones particulares.

En estos momentos están abiertas al público dos exposiciones. En Burgos una sobre la figura de Cervantes y el Quijote. En Salamanca, en la Sala de Exposiciones de Santo Domingo puede verse una de las muestras más emblemáticas de la escultura contemporánea española: “PROCESO ESCULTÓRICO”.

Etimológicamente hablando proceso viene de processum participio perfecto pasivo de procedere (marchar o avanzar hacia adelante). Puede ser que algunos piensen que el proceso escultórico que Venancio inicia en 1962, con sus dos bocetos del Yacente, y que se ha culminado en el 2017 con el Cristo que vuelve al Padre ha sido una marcha hacia adelante bastante lenta, pero todo es relativo. Por el camino de cincuenta y cinco años han quedado, entre otras, más de setenta obras que constituyen el objeto de esta exposición, en la que es posible contemplar dibujos, grabados, bocetos, yesos, tallas en madera y fundidos en bronce, es decir todo un mundo heterogéneo que se ha creado en torno al Cristo de Venancio.

Proceso y camino son dos palabras indefectiblemente unidas y con un hondo significado espiritual y artesanal, que ahora se engrandecen y toman forma por la fe arraigada en un alma que se aproxima a un siglo de existencia.

La mano, guiada por la mirada de los ojos vivos de Venancio, esbozó sobre el papel unos trazos que fueron el anticipo de la obra exenta. Se trata de trazos vitales, que parecen entrar en contradicción con ese cuerpo exánime de la escultura, que exhala un misterioso perfume de espiritualidad y de respeto, próximo al misticismo.

Los dibujos previos del yacente son un cántico a la fe. Los trece bocetos constituyen un recorrido extraño desde unos antecedentes neorománicos, que tras sobrepasar el gótico acaban desembocando en el drama barroco de la pasión. La escayola tiene un primitivo desafecto y una palidez casi funeral. El salto a la madera de pino de Valsaín es un vuelo sideral que conduce a la vida que aparece en las vetas de los leños cuidadosamente ensamblados. Fue un acierto enmendar el proyecto inicial de un yacente policromado y dejarlo en el tono natural de la madera, acariciada por un barniz protector. Por último, y no podía ser de otra forma, tratándose de Venancio y conociendo su adición al bronce, el Cristo que vuelve al Padre, salido de la fundición este mismo año 2017, y ha venido a Salamanca solo con el “billete de ida”, para quedarse permanentemente en ese coqueto museo al aire libre en que se han convertido los jardines de Santo Domingo.

Este proceso de más de medio siglo ha sido el camino a través del que nos ha llegado este legado formidable, elaborado con primor desde la idea que concibió ese hombre reflexivo que es Venancio y que, después, plasmo de forma definitiva en un conjunto de obras de la máxima categoría artística y espiritual.

Proceso escultórico se ha convertido por obra y gracia del quehacer de Venancio en un lugar de peregrinación para cuantos quieran encontrar algo más que una exposición al uso, una más que añadir al abanico de la amplia oferta de la pintura y escultura en Salamanca. Estamos ante una muestra capaz de sobrecoger, como consecuencia de un contenido que supera lo simplemente artístico a través de su alta dosis de espiritualidad.

Dibujo de Venancio Blanco - Arbol Gordo - coleccion Chema Sanchez

 

 

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Juan
December 09, 2018 Juan

Vision empresarial la gente adorna por un premio ridiculo hace años adornabamos 4 gatos y [...]

ver artículo
Visión empresarial
December 09, 2018 Visión empresarial

Pues muy bien, los adornos se ponen para que vayan los clientes a visitar tu [...]

ver artículo
Juan
December 06, 2018 Juan

El toro elegido era el mas barato [...]

ver artículo
Juan
December 06, 2018 Juan

MUY BONITO TODO... YO MI ESTABLECIMIENTO NO LO ADORNO ESTE AÑO PORQUE [...]

ver artículo