última hora

LA MAYORÍA MUJERES…, por Lucía Risueño

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
LA MAYORÍA MUJERES…, por Lucía Risueño
Noticias relacionadas

Cuando esa es la noticia de un nuevo Consejo de Ministros, no podemos negar que algo está pasando. Es evidente el estereotipo que nos hace vincular el Poder a los varones, y que pase algo así nos rompe estos esquemas. No somos culpables por ello, esta idea se ha trasmitido de generación en generación, si bien, como en la alta cocina, todo puede “deconstruirse”, “reinterpretarse” y fabricar algo distinto que nos lleve a una vivencia mejor.

El caso es que es algo que desde tiempo se veía venir. Recuerdo cuando estudiaba en la Universidad, hace ya un par de décadas, que las cifras daban porcentajes superiores de mujeres que se titulaban, lo cual vaticinaba claramente que en algún momento, esos puestos de importantes decisiones ocupados tradicionalmente por hombres, irían siendo conquistados por ellas. Porque no nos engañemos, la formación e información incrementa la capacidad de realizar un acertado análisis y eso, cuando debes elegir entre diversas estrategias posibles, es fundamental. Para eso sirve estudiar, y no es lo mismo hacerlo que no.

Otro factor que posiblemente ha influido es el espíritu inconformista de muchas, del querer crecer, mejorar y perfeccionarse. Incluso con el hándicap de no abandonar el rol tradicional que le exigía la Sociedad, adquirían otros, enriqueciendo sus competencias y habilidades y superando mucho de lo que había alrededor. Es lo que hace el no aceptar límites, que no se tienen y se llega más lejos, por suerte.

Mientras, ellos han podido permanecer confiados en el estatus de saberse poderos, más por derecho que por hechos, en muchos casos. Con no demasiado esfuerzo, ya pueden ser dueños de un buen futuro; el resto del tiempo simplemente pueden ocuparlo en el mero disfrute de aficiones o necesidades egocéntricas (beber, fútbol, sexo,…) que pueden llegar a vicios, porque en el cuidado de otros (padres, hijos, etc.), raras veces se entretienen.

Lo peor, incluso, es que actualmente así sigue siendo, tanto o más, ocupando el centro de sus pensamientos en fanatizarse con lo deportivo, obsesionarse por la potencia muscular y enajenarse en el consumo de sustancias o experiencias adictivas (como el juego y las apuestas, muy en boga últimamente).

No nos quejemos, pues, del devenir de los tiempos, ya que con este panorama, no debería extrañarnos que el futuro siga en una línea de mujeres que resuelven cada vez más y hombres que se autodestruyen sin parar, y que pagan con las féminas que aún les rodean la frustración, cosificándolas y agrediéndolas, alejándose de cualquier atisbo de dignidad humana y cavando más profundo su propia tumba.

Por favor, no desesperarse! Como en todo, solución hay, pero, lo siento, no es volver al pasado, porque nunca hay marcha atrás, ni queriendo. Al contrario, hay que levantar la vista y mirar a lo lejano, como ya las mujeres lo hicieron hace tiempo, y por eso, allí están llegando.

Llevamos décadas viendo cómo ellas recorrían un camino, mientras el hombre se limitaba a observar. Se sabía que también ellos deberían dar pasos para no perderse en la distancia que el avance provoca, pero parece que, acomodados y perplejos no encontraban la vía para arrancar. Tal vez, tras un primer momento de cierta estupefacción, ante la ya evidencia de que la mujer está y va a quedarse, emprendan esas adaptaciones que hace tiempo se esperaban. De ellos sólo depende replantearse sus vidas y cosmovisiones, e iniciar y comprender el cambio cualitativo que supone el compartir vida, en vez de poseerla por gracia y don, porque ya no la tendrán. Eso sí, que se den prisa, antes de que tenga difícil remedio y queden tan sólo abocados subsistir.

Soy consciente de que en Ciudad Rodrigo todo esto se ve lejano, porque su realidad se mantiene artificiosamente en un “estar anacrónico”, ya que la mayoría de mujeres que en esta comarca viven se quedaron también sin caminar. Para ellas también va esta reflexión, porque se quedan atrás respecto a la norma general.

 

6 Comentarios

  1. Ana 15:02, jun 18, 2018

    Perdona,no te conozco de nada,pero estoy de acuerdo en todo lo que ha dicho Mujer de la comarca.Las mujeres que nos hemos quedado ,bien Ciudad Rodrigo, bien en lacomarca, no somos ese ente. con ojos ,al que tú con aire paternalista ,pretendes aleccionar.Somos mujeres el siglo XXI ,muchas de ellas,estudiamos en la universidad ,como tú y luchamos por mantener viva la comarca,educar aquí a nuestros hijos y hacer que día a día nuestra zona sea un lugar mejor.Salimos a la calle a decir que no a la mina de uranio,reivindicamos una sanidad más justa,para nosotras y para todos estamos vivas y activas,como tú ,ni más ni menos ….

    Reply to this comment
    • Lucía Risueño 19:21, jun 19, 2018

      Disculpa Ana, si bien generalizar supone referirte a las mayorías, y no a lo minoritario, que sin duda, podría existir, sabes perfectamente como yo (si es que eres de esta comarca), que la mujer mirobrigense no aparece prácticamente en los foros de decisión. Si quieres, puedes echar un vistazo a las noticias de este u otros medios, y decirme cuantas están protagonizadas por mujeres; verás que casi ninguna, incluso como actoras secundarias, estáis en muy pocas. Datos objetivos, Ana, no me lo negarás.
      Por tanto, dejemos de discutir, y simplemente actuemos, reclamad vuestro espacio, porque os pertenece por Derecho, y dejad de estar “desaparecidas en combate”, haciendo “comiditas” y limpiando “cacas”. Hacéis falta en otros menesteres y no estáis. Saludos.

      Reply to this comment
      • Paleta de la comarca 00:19, jun 21, 2018

        Esta actora secundaria y está pobre mujer que camina, deja de limpiar cacas y hacer comidas un rato para recibir su “brillante” lección de feminismo y de lo que se da cuenta es que a usted le falta recibir alguna de lengua. Pues tome gratis esta humilde aportación que le va a hacer una paleta de su pueblo:

        Actrices secundarias.

        Reply to this comment
        • clagar 09:31, jun 21, 2018

          Sin duda con Lucia Risueño se puede o no estar de acuerdo. Yo en ocasiones difiero de sus opiniones y en otras creo que es su vehemencia la que le juega malas pasadas haciéndola decir cosas que estoy seguro no piensa … pero al cesar lo que es del cesar ( prefiero dejar al margen a dios):

          Actriz solamente se utiliza en las referencias teatrales o cinematográficas y, algunas veces, en sentido figurado, según la RAE. En las demás ocasiones la norma es utilizar la forma regular de formación del femenino ( actor>>> ACTORA)

          Nota: Por casualidad no buscada casi viene al pelo el punto 3. de la definición
          ***********************

          actor -triz. 1. Con el sentido de ‘persona que interpreta un papel en una obra teatral o cinematográfica’, el femenino de actor es actriz: «En su adolescencia soñó con ser actriz» (Rovinski Herencia [C. Rica 1993]). Lo mismo ocurre cuando toma el sentido figurado de ‘persona que finge o exagera’: «Felice es una actriz a tiempo completo, en ningún momento deja de actuar» (Quintero Danza [Ven. 1991]).

          2. En terminología jurídica significa ‘[parte] demandante en un juicio’; en ese caso su femenino es siempre la forma regular actora (→ género2, 3f): «En el ámbito de este pleito no podría determinarse cuál es el nivel de tarifas que está autorizad[a] a percibir la empresa actora» (NProvincia [Arg.] 29.4.97).

          3. Con el sentido general de ‘[persona] que interviene o toma parte en algo’, se emplea normalmente el femenino regular actora: «La eficacia de las actoras del movimiento feminista se centra en la realización de las actividades promovidas por estas agencias» (Parada Reflexiones [Méx. 1993]).

          Reply to this comment
  2. Mujer de la comarca 22:04, jun 10, 2018

    El último párrafo de este artículo me ha parecido paternalista, machista y elitista. Realmente lamentable.Y confirma mi teoría de que cualquier persona se puede hacer llamar feminista.
    Y aprovecho para decir que uno de los grandes aliados de la despoblación es este discurso (el suyo, que es costumbre de otra mucha gente) de quien, ya no viviendo en su pueblo, se presenta ante todas nosotras para decir que nos hemos quedado en el medievo y que más nos vale salir de aquí si no queremos ser “esas pobres mujeres que no caminan”.

    Reply to this comment
    • Lucía Risueño 09:40, jun 11, 2018

      Estimada “Mujer de la Comarca”, le diré que de Ciudad Rodrigo, no es que una se vaya, es que se tiene que ir… por tanto, le ruego no nos culpe, pues las formas de convivencia que imperan propician la marcha del talento, fomentan el inmovilismo, la pasividad, el tráfico de influencias, la endogamia,… todo muy cerrado, como verá. Le ruego que observe quien trata de hacer esto y por qué, acúseles de ser causantes, en vez de hacerlo a los que encontramos puertas para ventilarnos.
      El producto es que Ciudad Rodrigo se vacía y se cae, y a sus mujeres las pillará debajo, porque se encierran en sus casas, evitando estar en lo público y en lo decisivo, quizás porque quieren cerrar los ojos a la evidencia, o porque alguien les mintió y les dijo que no era cosa suya. Sigan así, pero no se extrañen del resultado.
      Mientras, el resto del Mundo avanza, muy empujado por mujeres que no se achantan, y lo siento, pero no van a parar porque los mirobrigenses y mirobrigensas quieran. Ustedes verán…
      En todo caso, gracias por su opinión, que respeto aunque no comparto.

      Reply to this comment

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Juan
December 09, 2018 Juan

Vision empresarial la gente adorna por un premio ridiculo hace años adornabamos 4 gatos y [...]

ver artículo
Visión empresarial
December 09, 2018 Visión empresarial

Pues muy bien, los adornos se ponen para que vayan los clientes a visitar tu [...]

ver artículo
Juan
December 06, 2018 Juan

El toro elegido era el mas barato [...]

ver artículo
Juan
December 06, 2018 Juan

MUY BONITO TODO... YO MI ESTABLECIMIENTO NO LO ADORNO ESTE AÑO PORQUE [...]

ver artículo