última hora

LOS GITANOS. HEMOS PASADO DE SER COMPARADOS CON DIOS A DIRIGIR EL CENTRO DE INVESTIGACIONES SOCIOLÓGICAS,, por Juan de Dios Ramírez Heredia

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
LOS GITANOS. HEMOS PASADO DE SER COMPARADOS CON DIOS A DIRIGIR EL CENTRO DE INVESTIGACIONES SOCIOLÓGICAS,, por Juan de Dios Ramírez Heredia

¡Válgame Dios! En tan solo una semana la opinión publicada española se ha visto conmocionada porque Paula Echevarría ha dicho que compararla a ella con Dulceida sería tanto como comparar a Dios con un gitano. ¡Que barbaridad! Y sobre esto ya me manifesté a instancia de los informadores que reclamaban mi opinión sobre tan insólita comparación.

Pero resulta que ahora los gitanos volvemos a estar en la cresta de la ola informativa porque el insigne catedrático de Sociología, don José Felix Tezanos ha dicho que ¿por qué razón un gitano no puede ser el presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas? Parece evidente que el señor Tezanos, por el que siento sincero afecto y admiración, ha querido poner de manifiesto la enorme distancia que separa a la cúspide científica de la investigación de los comportamientos humanos, de la de un gitano, expresión palpable de la marginación social y por ende de la ignorancia. Todo este batiburrillo me empuja a formular algunas consideraciones.

El trasero de Paula Echevarría

Hay un sabio refrán castellano que dice que “no ofende quien quiere, sino quien puede”. Y es verdad. Nosotros, los gitanos, no nos sentimos ofendidos por la señora Echevarría, porque tanto si ella se considera “Dios”, como si se siente gitana, lo que más podemos admirar en ella, aparte de su belleza magníficamente conservada a sus 40 años, es su culo espectacular. Todos los especialistas hablan del nuevo trasero de la actriz que ha conseguido, tras una operación mediante la cual le han introducido en los glúteos unos cables o hilos quirúrgicos de polidioxanona, tener un trasero espectacular. Dice Berta Batlló que la señora Echevarría se ha hecho “como un pequeño Lifting, pero en el culo”. Pues muy bien.

Y de la joven Aida Doménech, conocida como Dulceida, ¿qué podemos decir? En este conflicto de opiniones ella es la parte inocente porque ella no se ha metido con nadie. Tanto es así que hay quien interpreta que en la comparación de Paula Echevarría, la señorita Dulceida encarna la figura del Dios todopoderoso, creador del Cielo y la Tierra. Cuando en realidad se trata de una mujer de 28 años, nacida en Badalona, conocida por su labor en las redes sociales donde habla de moda y estilo de vida. La acabo de ver en un video de YouTube y me ha gustado oírle decir que “la gente dice que estoy gorda y que no me puedo poner según que cosas por mi cuerpo”.

Lo que todavía no entiendo es qué pintamos los gitanos en un conflicto de competencias de estas características, sobre todo si tenemos en cuenta que nuestras mujeres gitanas, especialmente en su primera juventud, les darían sopas con honda, que diría Sancho Panza, a estas estrellas del Internet.

¡Claro, estimado profesor, que podemos dirigir el CIS!

Un gitano, o una gitana, puede dirigir el Centro de Investigaciones Sociológicas, de la misma manera que puede ser Ministro de Comercio ―si los ministerios se obtuvieran por concurso-oposición, ése seguro que lo ganaríamos―, o Secretario de Estado de Servicios Sociales, o Ministro Portavoz del Gobierno. Campos todos ellos en los que podríamos demostrar una especial habilidad. Bueno, ya lo decía Preciosa, la gitanilla de Cervantes: “No hay gitano necio ni gitana lerda, que, como el sustentar su vida consiste en ser agudos y astutos, (…) despabilan el ingenio a cada paso, y no dejan que críe moho en ninguna manera”.

El Ministro de Cultura debería ser un gitano

Ese sí que es un Ministerio que se nos debe. ¡Lástima que al señor Presidente del Gobierno no se le ocurriera preguntar, porque yo le habría propuesto más de un nombre de gitanos o gitanas, militantes o no del PSOE, que habrían desempeñado esa cartera con una brillantez desconocida hasta ahora entre nuestros dirigentes. Y que conste que me siento muy feliz con el nombramiento de mi paisano don José Guirao Cabrera con quien coincidí en nuestra tierra común de Andalucía mientras yo era Diputado al Congreso por Almería y él era un importante trabajador de la Diputación Provincial.

 

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Banner
Banner
Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Santiago Corchete
November 13, 2018 Santiago Corchete

Muchas gracias, JAVIER: jamás olvidaré aquella etapa de nuestras vidas, contestataria de un estamento eclesial [...]

ver artículo
AVISADOR
November 13, 2018 AVISADOR

Me sumo a las sabias y prudentes palabras del comentario efectuado por "aporías eleáticas". Lleva [...]

ver artículo
javier
November 11, 2018 javier

Santiago, Enhorabuena. Me uno desde la distancia a tu Homenaje muy merecido por tu [...]

ver artículo
javier
November 11, 2018 javier

Leopoldo Alonso es un pionero de la Fotografía en España desde principios del siglo XX, [...]

ver artículo