última hora

MÁS, PERO NO MEJOR…, por Lucía Risueño

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
MÁS, PERO NO MEJOR…, por Lucía Risueño
Noticias relacionadas

Podría ser el eslogan mirobrigense. Y no terminaría “porque es imposible”, pues no sería cierto. Para que esto debiera añadirse, sólo hace falta tener dos cosas: afán de superación (en vez del triste conformismo); e intención de echarle horas imaginando, probando y aprendiendo. No es tanto, verdad?

Otro ingrediente que ayuda es no tener miedo…, al ridículo, por ejemplo. Quien critique, siempre habrá, aunque sólo es su manera de expresar su envidia y frustración por no haber sido capaz de haberlo conseguido ellos/as antes. Por tanto, ni caso, para delante, siempre! Y a disfrutarlo…

El caso es que a esta pequeña ciudad “de los mil y un eventos”, podría llamarse “la pequeña ‘China’ de las actividades recreativas”: todo copiar, nada crear; resultando poco más que una “parásita” de la propiedad intelectual. Y da igual, todo vale, porque lo importante de ofrecerlo no es el sentido del “ser”, sino sólo del “estar”. Prima el automatismo del “hacer”, sin la experiencia  del “sentir”, ni la riqueza del “pensar”.

Está bien promover la habilidad, pero mejor está centrarse en su finalidad y utilidad, y no en obtenerla sin más. Está bien inspirarse en lo ya creado y organizado en otro lado, pero estaría mejor que fuera adaptado, mezclado, potenciado y reinventado y así no resultar simplemente calcado, porque así su valor será de producto “low-cost”, menos meritorio que el original, sin duda, y por tanto, peor.

Importante, decíamos, el inconformismo, es decir, el exigirse más, no creer (aún con relativo éxito) que ya está. Abandonar la comodidad, esforzarse, y evolucionar. Parar es morir por aburrir, y sorprender es disfrutar y hacerse desear.

Fundamental comprender a la emoción como producto principal, porque es realmente lo que quedará. Para empezar, debemos reconocer que esta no es nuestro fuerte; al contrario, cuanto más frío sea nuestro comportamiento, nos parece que mejores somos, hasta representando en ocasiones personajes impostados para no mostrarnos. Error!!! Gran, gran,… enorme error!!! La mejor inteligencia, la emocional. Ante esta carencia, deberíamos procurar formas de aprenderla, fomentarla y practicar. No es complicada, sólo hay que despertar al alma.

Cuando seamos capaces de comprender lo relevante de la profundidad de la vivencia, y no del mero aparecer como “masas cárnicas” en espacio y lugar concreto donde se celebra, tendremos un patrimonio inmaterial no sólo apetecible o admirable, sino de gran utilidad a la Sociedad, que nos hará únicos y nos dará auténtica identidad y el orgullo que anhelamos realmente de sentirnos de esta localidad.

A veces, menos, pero mejor, es más.

Lucía Risueño.

Psicóloga Social y del Trabajo.

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

 

Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Picador
August 19, 2018 Picador

Don Raúl expresa claramente la necesidad de que las autoridades responsables analicen valoren corrijan cualquier [...]

ver artículo
farinato
August 18, 2018 farinato

digo yo que siempre alguien que se presente de Ciudad Rodrigo tendrá algo de ventaja [...]

ver artículo
vale ya
August 18, 2018 vale ya

si yo lo voté y no sabía quien era el autor . y si soy [...]

ver artículo
Observación
August 18, 2018 Observación

Hablando de Ciudad Rodrigo, términos como "poco profesional", "aficionado", "decepcionada", "sin ningún tipo de estudios", [...]

ver artículo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR