última hora

Pregón de reconocimiento al comercio físico por Miguel Cid, creador del Martes Mayor de Ciudad Rodrigo

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
Pregón de reconocimiento al comercio físico por Miguel Cid, creador del Martes Mayor de Ciudad Rodrigo
Noticias relacionadas

El Teatro Nuevo ha sido el lugar del Pregón del Martes Mayor 2018 ofrecido por Miguel Cid Cebrián.

Tres alcaldes, Juan Tomás Muñoz Garzón, actual alcalde del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, dos ex, Manuel Delgado Sánchez-Arjona y Miguel Cid Cebrián, el pregonero. Varios concejales de todos los partidos del arco municipal. Un administrador apostólico, Francisco Gil Hellín, el obispo de Cartagena, José Manuel Lorca Planes. Un rector, del Seminario San Cayetano, Juan Carlos Sánchez Gómez. Varios bolsinistas, del Bolsín Taurino Mirobrigense, con su presidente a la cabeza, Andrés Sevillano, que dicen donará el Toro del Aguardiente (tendrá que pujar mucho pues las Peñas Polémika y El Farinato ya están en ello). Amigos y vecinos, todos asisten para escuchar el pregón de quien fue el artífice de la fiesta del comercio, el Martes Mayor.

La concejal de Comercio, Soraya Mangas, fue la presentadora del pregonero, recordando que por aquel 1985 dio origen el Martes Mayor, del que se cumplirá mañana el 34 aniversario., fruto del trabajo ha conseguido el éxito que se enmarca ya en la tradición mirobrigense. De este éxito sigue la estela el Martes Chico, parte importante , para los comerciantes mirobrigenses, que acogieron bien esta nueva ida.
Después Mangas hizo un recorrido por el extenso currículum del pregonero, tanto en el mundo del Derecho, política, mundo taurino, reconociendo una vida laboriosa y extensa en la que el Carnaval, el Bolsín Taurino y la defensa de la tauromaquia han sido, y siguen siendo, parte de su trabajo y su vida.

El pregón de Miguel Cid (leer íntegro, aquí) está dividido en seis apartados en los que ha ido hilando el comercio que vivió, la razón histórica del Martes, la creación de la exaltación del comercio recordando a muchos de los que hicieron posible llevarlo a cabo, con recuerdo emocionado a Lalo Rufo; el significado del Martes, el apoyo del Martes Chico en este camino; el futuro del comercio y cómo adaptarse y evolucionar en las formas de venta del comercio; y la conclusión, en la que espera que mañana el comercio viva efectivamente un día de exaltación.

Cerró el acto el alcalde, Juan Tomás Muñoz, que para la ocasión ha recordado a un escritor y poeta, Alejo Hernández, y un poema suyo, que adapta al final para ser partícipe de esta glosa que hace el poeta a Ciudad Rodrigo.

“Muchas gracias Miguel por tu excelente pregón, un pregón que ha ido proyectando recuerdos, ideas e ilusiones vinculados a nuestro ya tradicional Martes Mayor, una creación tuya para incentivar el comercio local y que, ya ves, han pasado desde entonces 34 años, aunque, en la base, casi todo se mantiene de aquel primer Martes Mayor de 1985.

Gracias, Miguel, por tus continuas aportaciones. No paras. Tu trabajo, tus libros, tu Bolsín… Y ahora, como siempre hiciste en tu gestión municipal, también poniendo deberes a los demás. Ahora les toca a los comerciantes, para que se abran al futuro, a la venta on line, aunque sé que algunos ya han dado los primeros pasos para trascender el comercio minorista y tradicional a la globalización. Espero que el éxito les acompañe, porque en ello va también parte de nuestro futuro.

Y, como has acabado con un poema, recabando este fin de semana en algunos apuntes sobre personajes mirobrigenses, permíteme que concluya recordando al que es considerado el “Gabriel y Galán mirobrigense”, el escritor y poeta Alejo Hernández Estévez, del que se cumplirá en 2019 130 años de su nacimiento. Un hombre que conocía las costumbres de nuestra comarca y de la del Abadengo y que las plasmó en sus trabajos. Uno de ellos, un poema publicado en El Adelanto el 28 de mayo de 1920, va dedicado a Ciudad Rodrigo y su relevancia como centro comercial y de servicios. Me permitido cambiar tres versos para darle cierta actualidad. Dice así:

Dicen que Roma es mu grande…
Ni lo niego ni lo afirmo;
yo no sé lo que habrá en Roma,
porque yo en jamás la he visto;
pero por mucho que haiga,
yo, que es poco me magino,
porque cualisquiera cosa
que tarde u plonto es preciso,
tires p’arriba u p’abajo,
búscala en Zuidá-Rodrigo.

Que barruntas el tempero
de la siega pa los trigos,
pos a por bieldos y hoces
corriendo a Zuidá-Rodrigo.

Que se te casa la hija,
con charro u con señorito,
y le tiés que comprar trapos
u le tiés que comprar hilos
de feligrana, u que quieras
darle dote por escrito,
pos ya sabes qu’hay que dir
corriendo a Zuidá-Rodrigo…

Que se te rompen abarcas
de tanto trotar caminos,
pos busca goma de ruedas
d’altomóvil de seguío
allá al pie de los portales,
qu’es lo mejor que s’ha visto.

Y no te quío decir na
si es que un número reindino
se crucia en tu mala suerte
y te sale quinto un hijo;
ya estás volando a la Zona
pa prepararle el destino
y que te lo dejen cerca
pa no hacerte un extravío.

Pos magina qu’en la yunta
se malogra un güé, voy listo
a buscar veterinario
que valga a Zuidá-Rodrigo;
igual si tiés que comprar
unos zapatos, un cinto,
correitas de alzapón,
una albarda, un par d’estribos,
arreglar una dispensa
en Palacio del Obispo,
u mandar a hacer estudios
a un muchacho qu’ha salió
holgacián pa la labranza
y maleao con los libros…

No digo ná si tiés boda,
u tiés santo, u tiés bautizo,
u que seas mayordomo
de Santiago u de San Linos,
y necesitas confites,
u tartas, u pastelillos,
u turrón de Nochebuena,
u quiés caramelos finos,
u echar un «vermú» en vendiendo]
la potranca u los chotitos,
u tiés que ver al cacique
(aunque ahora hay ya cuatro u cinco)]
antes d’ir a Salamanca
con el rabo a lo mohíno,
a decir que te den largas
pa un pago del Menucipio.

Cualquer cosa de negocios,
que sean grandes, que sean chicos,]
sea pa boda, sea pa intierro,
búscala en Zuidá-Rodrigo.

Allí tiés al general;
tamién está allí el obispo;
pa estudiar, el Siminario;
caciques p’al caciquismo;
los comercios pa las compras;
la usura pa un compromiso,
y pa cualquier cosa güena
está Miguel Cid, letrado fino,
pregonero del Martes Mayor,
q’aparece tras el Chico.

Yo me magino que Roma
es grande, aunque no la he visto;
pero por mucho que valga,
vale más Zuidá-Rodrigo.”

En el vestíbulo se ha distribuido el pregón impreso en cuadernillo para los asistentes. El pregonero, Miguel Cid Cebrián, patriarca del Bolsín Taurino Mirobrigense, se hizo una fotografía de familia con bolsinistas asistentes al pregón del Martes Mayor 2018.

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

 

Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Picador
August 19, 2018 Picador

Don Raúl expresa claramente la necesidad de que las autoridades responsables analicen valoren corrijan cualquier [...]

ver artículo
farinato
August 18, 2018 farinato

digo yo que siempre alguien que se presente de Ciudad Rodrigo tendrá algo de ventaja [...]

ver artículo
vale ya
August 18, 2018 vale ya

si yo lo voté y no sabía quien era el autor . y si soy [...]

ver artículo
Observación
August 18, 2018 Observación

Hablando de Ciudad Rodrigo, términos como "poco profesional", "aficionado", "decepcionada", "sin ningún tipo de estudios", [...]

ver artículo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR