última hora

EL DESCANSO, por Santiago Corchete

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
EL DESCANSO, por Santiago Corchete
Noticias relacionadas

Que la poesía puede albergar efectos mágicos es una idea harto conocida y experimentada por quienes están habituados a la lectura de sus densos / prietos versos grandes y hondos, que frecuentemente se hallan envasados en frascos pequeños, al igual que los perfumes y fragancias más deliciosas. Por eso el lenguaje poético más exigente persigue decir más con menos; es decir, más ideas y conceptos, mayor precisión e intensidad…, con menos palabrería banal cuyo exceso enmaraña de hojarasca verbal la hondura y significación del valioso contenido. Desde luego que siempre han existido, existen y existirán múltiples poéticas todas ellas válidas y necesarias. No obstante, servidor ya ha dejado expresadas más arriba cuáles son sus preferencias cuando se encuentra cruzando el último tramo vital de su existencia.

Dicho lo cual, también advierte que en esta modalidad de máxima concentración lírica y alcance estético, llevada a cabo con mínimos ingredientes de hueca cosmética, sucede que a veces el denominado “yo poético” se sitúa por encima del yo real, hasta el extremo de atreverse en el poema a disentir de él e incluso proponerle otras alternativas según él más coherentes, consecuentes, acertadas y/o perspicaces. Nuestro gran escritor conceptista Baltasar Gracián acuñó la tan afortunada sentencia de que “lo bueno, si breve, dos veces bueno”, y el eximio San Juan de la Cruz elevó hasta la máxima cima poética al idioma español, con un puñado de poemas de no mucha extensión pero de altísimas vibraciones de belleza estética e intensidad conceptual.

Sirva la anterior digresión literaria elemental como modesta explicación y excusa para justificar el siguiente poema escrito durante estos días veraniegos tan aptos para el ocio y el descanso:

(el descanso)

      “nosce te ipsum”

      SÓCRATES.-

   ¿Sabes que existe el verbo descansar?,
¿sabrías conjugarlo sabiamente?
No creas que es difícil practicarlo,
si bien se necesitan precauciones
para no ser tachado de holgazán
ni en parásito de quien te consuela.

   Estar cansado, fatiga y disminuye
la productividad en tus trabajos,
aunque lo más difícil es lograr
el descanso del yo, mi, me, conmigo.
Crece en afirmación, así podrás
descansar de ti mismo.

C. Rodrigo, 20 agosto 2018

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Juan
September 22, 2018 Juan

Siempre lo mismo y los mismos.... Se podian reciclar un poco ; Visto un año Visto [...]

ver artículo
Juan
September 21, 2018 Juan

La comarca esta muerta y para algo importante que crea puestos de trabajo ...todo son [...]

ver artículo
Juan
September 21, 2018 Juan

Hay tantas cosas q molestan.... Las malditas motos durante la concentracion por todo el pueblo( Sres. [...]

ver artículo
Cansado del mercadillo
September 21, 2018 Cansado del mercadillo

Si nadie los quiere en su barrio q quiten el Mercadillo. Q da ambiente a [...]

ver artículo