última hora

TODAS SOMOS LAURA…, por Lucía Risueño

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
TODAS SOMOS LAURA…, por Lucía Risueño
Noticias relacionadas

TODAS SOMOS LAURA…
…o podríamos serlo.
Toda muerte por violencia machista es lamentable, pero esta nos ha tocado un poco más profundo porque quizás es más fácil de ver la normalidad en la que se rodean estos abominables actos.

Debes labrarte un futuro, desarrollar tu profesión y encontrar tu personalidad, pues aquello de “ser mantenida” ni es la opción (hoy en día con un solo sueldo en casa se pasa mal), ni tampoco lo queremos. Necesitamos autorrealizarnos como personas, no sólo en el ámbito doméstico, sino también en el social, y para ello emprendemos una gran cantidad de actuaciones cotidianas que a ello nos puedan aproximar.

Y mientras haces esto, y vives, observas cómo te rodean depredadores a los que molesta tu independencia, tu saber, tu querer y tu poder, y comienzan a tramar como coartar tus alas y doblegar tu voluntad ante la suya. No te respetan, no son capaces de valorar tus capacidades en toda su plenitud, si no les sirven a sus intereses, por eso te atacarán para someterte, y, sino lo permites, no dudes que procurarán acabar contigo, porque su autoestima se sostiene en percibirte inferior, y por tanto, en que hagas lo que ellos desean. Si no lo haces, estás muerta (o lo intentarán, al menos).

Sé lo que es, por las vivencias que me ha tocado experimentar por saber y expresar, por plantear, por cuestionar, por proponer y decir. Recuerdo una anécdota entre tantas de quien dijo de mí en una red social que “había que atarme más corto”… claro… en definitiva, doblegarme, someterme, limitarme,… Tranquilos, nadie me defendió… incluso hubo mujeres que se unieron a esquilmarme, porque la violencia machista no sólo la practican los hombres y porque estas agresiones se perciben como algo normal, lo cual es sin duda el principal problema.

Todas podemos ser Laura, al menos yo así me siento, al pensar cuántas veces me he quedado en casa y no he salido a caminar por los alrededores de Ciudad Rodrigo por miedo a que me agredieran. No en el ámbito sexual precisamente, sino por pura violencia tras la imagen pública que se dio de mí, tergiversando mis intenciones (como si aquellos que las dieron las supieran, cuando no me conocen de nada…) que ha derivado en insultos, vejaciones y pseudo-amenazas de personas que han expresado una enorme animadversión hacia mi persona. Depende del momento del año y de las circunstancias, siento que estas se reavivan o están más calmas; el caso es que por ello, mi libertad se ha visto menguada porque a veces temo que algunos sientan sus intereses afectados por mis actuaciones y se me tomen represalias.

Sé que todo esto se lo debo a quienes me expusieron sin contemplación, sin medir las consecuencias, o lo que es peor, sin importarles lo más mínimo, pues nunca emitieron disculpa por ello, pudiendo hacerlo. Si me pasa algo en algún momento, como a veces temo, les ruego, recuérdenlo.

Desde luego, no pensaba en estos días en hacer esta confesión, si bien la pérdida de Laura Luelmo me ha recordar estos hechos, e incrementado por otros casos como los de La Manada, o el #MeToo de las actrices de Hollywood, he decidido unirme al atrevimiento de denunciar esos miedos que muchísimas sentimos y sufrimos. Confío en que este medio me dé la oportunidad de expresarme, como otras veces lo ha hecho y no sé si sería ya mucho esperar apoyo de mis paisanos para recuperar la confianza y poder salir a caminar cuando lo desee, sin temer no regresar a casa.

Lamentando profundamente la pérdida de cada una de las víctimas de violencia machista que se están produciendo, deseo agradecerles que con su sufrimiento nos están ayudando a otras a ser más conscientes de nuestros miedos, y de trasladar a la Sociedad que nos rodea, que esto no es normal, y mucho menos, tolerable, y que se debe cambiar. Si bien, por desgracia, observamos que mientras nosotras reflexionamos sobre violencia, agresión y muerte, ellos, suelen ver y hablar de fútbol… No digo más…

Todas podemos ser Laura mañana… o al menos, yo, por eso y en su honor, aquí está mi confesión.

 

1 Comentario

  1. Caulfield 11:25, dic 19, 2018

    Todos somos Lucía (Risueño)

    Reply to this comment

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Mujer
March 16, 2019 Mujer

Es muy importante combatir la violencia sexual contra las mujeres, pero se olviden de otras, [...]

ver artículo
Mujer
March 15, 2019 Mujer

Pues sí, Clagar, exactamente, fango y más fango es lo que rodea a este "ser". No [...]

ver artículo
josé de la Grana
March 15, 2019 josé de la Grana

Los lunes que se puede visitar en Ciudad Rodrigo [...]

ver artículo
clagar
March 15, 2019 clagar

En España el 8 de marzo de este año se manifestaron no menos de 750.000 [...]

ver artículo