última hora

¿QUÉ PENSARÁ SANTA ÁGUEDA DE LAS “MIROBRIGENSAS”? por Lucía Risueño

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
¿QUÉ PENSARÁ SANTA ÁGUEDA DE LAS “MIROBRIGENSAS”? por Lucía Risueño
Noticias relacionadas

Hace unos días, algunas mujeres de Ciudad Rodrigo celebraban, un año más, la fiesta conocida como “Las Águedas”, de forma semejante a como lo vienen haciendo en las últimas décadas. Al observarlo me surgió la pregunta ¿y cómo se hará si, en algún momento futuro, el Consistorio lo dirige una mujer? ¿O acaso esto es impensable en nuestra pequeña ciudad, si bien en otras ya ha sucedido, incluso desde hace tiempo? Obvio que, si esto se diera, esta costumbre perdería todo el sentido, tal y como se celebra actualmente.

Y, siguiendo con la reflexión, me pregunto si esta Fiesta, que parece pretender resaltar el orgullo de ser femenina, celebrada de esta manera no es, en el fondo la exaltación del más arcaico machismo. Pensadlo fríamente. Durante una jornada al año, se da cierto asueto a estas mujeres, de sus obligaciones de servicio incondicional al resto de miembros de sus familias, para pensar, en esas horas, únicamente en ellas, si bien ellos, seguirán “a sus cosas”. Muchos las critican por los jolgorios y la algarabía que montan, pero imagino que cualquier que cuenta con un solo día de libertad al año, lo coge con ganas, y se le nota. No seré yo quien las señale por ello, desde luego…

Así, daos cuenta que no es que se les reconozca ni vanaglorie su labor, no se reflexiona sobre su importancia, sino que simplemente, se les permite un pequeño paréntesis a modo de “válvula de escape” para que sigan en actitud de servicio a partir del día siguiente, sin mucho rechistar. Porque su día sólo es ese… y el resto, a callar!

Por eso me pregunto ¿qué pensará Santa Águeda si las ve? Ella que, según cuentan, parece que fue la primera que hizo suyo ese “NO, ES NO” que se defiende tanto en nuestros días, y que a algunas (igual que le pasó a ella) les está costando la vida. Si ese “no, es no”, es sólo un ratito, de mucho no sirve…

Me planteo, si acudir al Consistorio a reclamar la posibilidad de gobernar la Ciudad, entre un “jijiji-jajaja”, no es sino tomarse (y permitir que se tome) a cachondeo las luchas reales por la igualdad de género, tan necesarias para lograr sacarnos de la pobreza a las mujeres, que en muchos casos sólo ligándose a un hombre consiguen salir adelante dignamente. En todo caso, es obvio que nuestro poder adquisitivo, como nuestras posibilidades de promoción, suele estar mucho más diezmado respecto a las de ellos.

Pienso también si el hecho de ponerle un delantal y hacerles planchar a los “Sres. Gobernantes” en ese ambiente de risas y guasas, suponiendo que se les ridiculiza y rebaja al asumir estas tareas, no hace sino colocaros a vosotras (las que tenéis esas tareas por labor cotidiana) en un escalón más bajo, de menos respeto, y por lo tanto, más digno de desprecio. Es decir, que con las gracias, estáis marcando la diferencia de nivel, sin que ya quepa la menor duda, infravalorando lo que hacéis. Y, ojo! No es que yo esté diciendo que esto deba ser así; al contrario, soy consciente de que el “trabajo de cuidados” en la Sociedad de Consumo está injustamente ninguneado. ¿Hay algo más importante que ayudar a crecer y a vivir a otros seres humanos? No debería; sin embargo, ya veis… Sin duda es el trabajo que sostiene a la Sociedad, pero incomprensiblemente, el que menos se valora, y, en un muy altísimo porcentaje, este trabajo lo realizan mujeres.

Comprendo que como entre la cara y la cruz de una moneda, sólo se encuentra el estrecho canto, a veces por ello, nos cuesta entender en qué lado estamos y que actuando de determinada manera, estemos consiguiendo el efecto contrario. Así, poniendo de relevancia a las “mirobrigensas” y en lo que trabajan, entre bromas y chascarrillos, sin darnos cuenta, nos estamos vilipendiando a nosotras mismas.

Entiendo que esta forma de celebrar “Las Águedas” resultara válida y adecuada hace unas décadas, cuando ya el hecho de salir de fiesta, un grupo de mujeres, solas, sin sus “partenaires”, resultaba un acto de lo más trasgresor. Sin embargo, en este siglo XXI sabemos que esta pequeña victoria no es suficiente, aunque para algunas sigue siendo un gran logro, ya que en el día a día hacerlo le supone ser atacadas, humilladas, despreciadas, etc. por el ambiente patriarcal de posesión de su entorno. Diría que actualmente, unas “Águedas” sin reivindicación, queja y exigencia, resulta inadmisiblemente conformista. Dicho de otra manera, significa que vemos bien disponer de un día de libertad y de 364 de sometimiento, y me temo que esto, a estas alturas, no puede ser de recibo.

Por nosotras, por nuestras hermanas, por nuestras hijas, por nuestras nietas, por nuestras amigas, por nuestras vecinas, incluso, por nuestros maridos, hijos, nietos, vecinos y amigos (porque también ellos sufren muchas veces las obligaciones de género), tenemos la responsabilidad de romper los clichés de una Sociedad que proceden de cuando la familia era principalmente una “unidad de producción”, para convertirla en la fuente de cariño y afecto que se entiende que es. Practicar siempre el respeto al deseo del resto de miembros, sin imposiciones ni demarcaciones. Deberíamos terminar con los límites que históricamente se nos otorgaban simplemente por la morfología de nuestra entrepierna, asumiendo entre todos (ellas y ellos) lo mejor y lo peor de nuestra convivencia, según el momento, en equidad.

Concluyendo ya, creo que como posibilidad para próximas convocatorias, si realmente “Las Águedas” se creen meritorias de salir del ostracismo y existir, lo reclamen y exijan, y no sólo para un día. Que no permitan ni promuevan las chanzas en torno a esa idea, y que para ello porten el delantal como bandera y la plancha como cetro, y que no se los den a cualquiera, porque deben tener claro que, sin duda, su trabajo, es de REINAS!!!

 

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Caulfield
February 20, 2019 Caulfield

"No es no, y si no hay un sí también es no": la primera parte [...]

ver artículo
ROBERTO GONZALEZ
February 20, 2019 ROBERTO GONZALEZ

Hola amigos, como descendiente de un hijo de esa tierra, nacido y criado en Cereceda [...]

ver artículo
CARDOSO
February 19, 2019 CARDOSO

Gracias por la mención :) [...]

ver artículo
AVISADOR
February 13, 2019 AVISADOR

Ha dado de pleno en la diana la REAL ACADEMIA de la HISTORIA, al designar [...]

ver artículo