última hora

A LAS CINCO DE LA TARDE, por José Luis Sánchez-Tosal Pérez

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
A LAS CINCO DE LA TARDE, por José Luis Sánchez-Tosal Pérez
Noticias relacionadas

A las cinco de la tarde

Él que toreaba precisamente esa noche con el Bolsín y el viernes en el Teatro para dar el Pregón grande de las fiestas, no pudo torear el destino y por eso a las cinco de la tarde como señaló García Lorca fue su entierro, quizá como correspondía a un hombre que toreó en la vida como pocos, pero que también según Lorca:

Sobre el cielo negro,
culebrinas amarillas.

Vine a este mundo con ojos
y me voy sin ellos.
¡Señor del mayor dolor!
Y luego,
un velón y una manta
en el suelo.

Quise llegar adonde
llegaron los buenos,
¡Y he llegado, Dios mío!…
Pero luego,
un velón y una manta
en el suelo.

Limoncito amarillo
limonero.
Echad los limoncitos
al viento.
¡Ya lo sabéis!… Porque luego,
luego,
un velón y una manta
en el suelo.

Sobre el cielo negro,
culebrinas amarillas.

Pensaba estas cosas cuando llegaba a Casillas, un poco tarde, donde me encontré con un pueblo lleno de coches y vacío de personas, nadie en él, ni un murmullo en las cercanías de la iglesia, y es que había ido directo al cementerio.

Mientras cruzo el pueblo de punta a punta me fijo en los claros síntomas de ser un lugar que da locos muy cuerdos a través de sus casas. Ese bar de Las Peñitas, tan increíble, esa casona con aires vascos que no desdice de lo castellano, ese alto y extraño edificio cercano a la iglesia que todo él es una genial locura, la soberbia señorial y solariega casa de Eloy el alcalde, la que el decidió no abandonar nunca haciendo un viaje a la inversa que todos hoy, pues estando destinado como maestro en la capital se vino al pueblo de sus raíces y de su alma, donde con mucho sentido común presta servicios, pues él que le vendió las vacas a Pinto terminó cuidándoselas para que todos pudiéramos disfrutar de su presencia en los concursos televisivos. Llego al cementerio cuando Pinto recibía una salva de aplausos que sonaba y se extendía en todos los campos por él vividos, y mientras a él le llovían flores su familia no abarcaba a abrazar tanto consuelo como de tantos recibía. El alcalde Eloy cercano a estos y apoyado en la pared trataba de aguantar malamente el tirón que lo separaba de su amigo y vecino que tanto había dado a tantos y a su pueblo.

Retorno con una sensación amarga, puesto que el día me había hecho aparecer la eterna pregunta: “por qué la muerte se lleva tan pronto a los mejores”, y con frustración de desconocer ya para siempre, y puesto que no hay ningún escrito de su pregón ni tan siquiera un guión, de desconocer lo que nos querría haber dicho con esa cabeza tan firme en la que únicamente estaba, también con el mal recuerdo de haberlo visto los días inmediatos de abandonar el concurso televisivo con una mirada muy triste y claro abatimiento, y que si mi intuición no me falla no eran los síntomas de un hombre que abandona porque sí, después de una pequeña conversación me atreví a decirle “bueno, como el tiempo todo lo ablanda ya me dirás cuando creas oportuno el por qué de todo ello”. Y el tiempo no dio tiempo ya a nada, ni para él ni para todos los hombres de estas tierras con todo lo que a estas aportaba, pues según Lorca:

Lo demás era muerte y sólo muerte
a las cinco de la tarde.

El viento se llevó los algodones
a las cinco de la tarde.
Y el óxido sembró cristal y níquel
a las cinco de la tarde.

….

Un ataúd con ruedas es la cama
a las cinco de la tarde.

¡Ay qué terribles cinco de la tarde!
¡Eran las cinco en todos los relojes!
¡Eran las cinco en sombra de la tarde!

Y por eso tardará mucho tiempo en nacer por estas tierras, si es que nace, otro Pinto tan claro y rico en ventura.


 

Después el Bolsín con las presentaciones y saludos de rigor enseguida saltó algo en escena no habitual, la presencia del ausente Pinto a través de su hermana para agradecer su elección como pregonero y su pésame, lo hace con tino y acierto; se sabe, a pesar de todo lo que su presencia significa, telonera de la función, y como tal actúa, es decir, cual figura que hace un quite preciso y necesario ante el público que espera el pregón. Orgulloso tiene que sentirse Pinto tanto de la forma de estar este día y momento donde a él le correspondía, y con tanta entereza. Con sus palabras y brevedad (no hay duda, algo hay de carismáticos principios en esta familia).

Ya estamos ante el discurso de José Carlos Arévalo, este no es para contado en unas líneas pero merece al menos un bosquejo para decir que fue más que bueno. Entró como se dice en el mundo taurino en el reino de los duendes, toreó con sus palabras con largueza y cadencia en el tiempo, con hondura en el análisis, con finura en su defensa, con largueza de miras al hablar de su destino, y con toda la claridad y precisión que uno se pueda imaginar, dejó claro que era una cultura aunque hoy separada de gran parte del entorno en que se desenvuelve, y divisó con un sueño y con muy, pero que muy largas miras en el tiempo, cuándo le pueden volver al mundo taurino los tiempos favorables y por qué, salvó magníficamente el desafío de la acusación de crueldad en la lidia señalando con estas palabras sobre esta, “Lo comprendo como un rito violento pero no cruel. La crueldad es la complacencia en el mal infligido a una víctima pasiva, maniatada, sin opción a defenderse. Y el toro, desde que sale al ruedo, es un agresivo emisor de peligro”, y tapó el talón de Aquiles del dolor del animal diciendo que existe un informe médico que acredita el bloqueo del sistema nervioso en el toro mientras la lidia, cosa ya dudosa, pero me pregunto yo ¿existe algo perfecto en todas las relaciones del hombre con los animales? y para esto José Carlos Arévalo nos compara la mucha y mejor vida de los animales de lidia con la del ganado estabulado para comérnoslo.

Dijo todo con forma y maneras suaves y educadas, con conocimiento y razones, por lo que gente así hace que a la hora de atacar al mundo taurino ya no se pueda ni se deba ir sin al menos respeto y no digamos ya con insultos por delante, si bien es verdad que la pelota está en el tejado.

Termino con el recuerdo presente del gran ausente, y el agradecimiento a la valiente presencia de su hermana así como también a José Carlos Arévalo por su ya tan brillante como histórico gran pregón.


 

Y luego seguido casi el pregón de Charo Carpio en la Plazuela en el que a través de la tira de su memoria vital hace aflorar en nosotros muchos coetáneos y las vivencias carnavaleras por ellos tenidas, valiéndose de las personas que nos han acompañado, muchas, y como si fuera una premonición del día desaparecidas, pero que habían aportado y colaborado con el Carnaval de la ciudad.
Lo hizo bien, puesto que sintiendo nos hizo sentir.

 

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Mujer
March 19, 2019 Mujer

A usted y a su amigo les aconsejaría que dejen de caminar mirando hacia atrás [...]

ver artículo
susescrofa
March 19, 2019 susescrofa

Solidarizandome con Caulfield ante los que le insultan "apollados" en lo políticamente correcto y sagrado [...]

ver artículo
Mujer
March 16, 2019 Mujer

Es muy importante combatir la violencia sexual contra las mujeres, pero se olviden de otras, [...]

ver artículo
Mujer
March 15, 2019 Mujer

Pues sí, Clagar, exactamente, fango y más fango es lo que rodea a este "ser". No [...]

ver artículo