última hora

Conversaciones con Don Manuel Delgado Sánchez-Arjona, “La Alcaldía de la UCD” (II)

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
Conversaciones con Don Manuel Delgado Sánchez-Arjona, “La Alcaldía de la UCD” (II)
Noticias relacionadas

Conversaciones con Don Manuel Delgado Sánchez-Arjona, primer alcalde democrático de Ciudad Rodrigo y Senador por Salamanca por el extinto partido político Unión de Centro Democrático (UCD) en la Legislatura Constituyente y en la I Legislatura.

Las intervenciones de Manuel las señalamos con la abreviatura de MDSA (Manuel Delgado Sánchez-Arjona), las de José María Ortiz con JMO y las de Fernando Domínguez Sánchez con FDS.

___

Segunda entrega. La Alcaldía de la UCD

(1) JMO – FDS: ¿Nos puede explicar quién le propuso la idea de ser candidato a alcalde de Ciudad Rodrigo en las primeras elecciones democráticas y cómo fue elegido cabeza de lista a la Alcaldía por la Unión de Centro Democrático (UCD)?

MDSA: En principio yo no era un mal candidato. En las elecciones generales de 1977 y en las de 1978 había sido elegido como senador siendo el más votado en la provincia. Mérito relativo dado que por orden alfabético figuraba en primer lugar de la terna que presentaba la UCD, sin duda un plus favorable.

En el partido consideraban bueno para Ciudad Rodrigo que el alcalde fuera también senador, lo que abría una red de contactos y una cercanía a los centros de poder. Y era cierto, pues esta circunstancia me facilitaría más de una gestión en el futuro.
La elección para encabezar la lista a la Alcaldía tuvo lugar en la sede partido, en la Plaza Mayor, encima de la ferretería de Corral. Participaron unas 35 personas afiliadas a la UCD de Ciudad Rodrigo. Todos éramos electores y elegibles. Lo fui por mayoría y no a dedo.

Sede de UCD en Plaza Mayor de 1977 a 1982 -rr
(Sede de UCD en la Plaza Mayor, Ciudad Rodrigo)

Durante la campaña éramos optimistas con respecto al resultado. El gobierno de Adolfo Suárez había ganado las primeras elecciones generales, había puesto en marcha los Pactos de la Moncloa – tan añorados aún en esta segunda década del siglo XXI – había sacado adelante la primera constitución española fruto del diálogo y el consenso y había ganado las segundas elecciones legislativas.
Faltaba la guinda de las elecciones municipales para completar el ciclo democrático.

Los candidatos de la UCD en los tres principales municipios de la provincia obtuvieron un buen resultado, pero solo en Ciudad Rodrigo se obtuvo la mayoría absoluta. Salamanca y Béjar tuvieron alcaldes del PSOE fruto de los pactos postelectorales, como ocurrió en otros municipios y capitales de provincia de España.

(2) JMO: En este momento muestro a Manuel Delgado en la que el concejal de mayor edad, Ramón García Román, le hace entrega de la vara de la ciudad. Y otra foto también una vez asumido el cargo de alcalde.

MDSA: Revivo al verlas ahora la emoción de aquellos momentos. Sinceramente creo no hay mayor satisfacción en la vida política que la de ser alcalde y haber podido dar algo de uno mismo y hacer algo positivo por la ciudad en la que uno ha nacido. En mi caso hace ya 89 años.

Ramon Roman concejal más edad entrega la vara de alcalde a Manuel Delgado abril de 1979 -rr(Manuel Delgado recibe el bastón de alcalde de manos de Ramón García)

(3) FDS: ¿Figuraba alguna mujer en la candidatura de la UCD en Ciudad Rodrigo?

MDSA: Sí. Amalia de la Puente. No era fácil en aquel momento encontrar mujeres comprometidas con la política en el espectro de la UCD. Alguna que otra me dio calabazas para ir en la lista. No olvidemos que en las dos primeras legislaturas el porcentaje de mujeres en el Congreso y el Senado nunca superó el 6 %. Nada que ver con el 40 % actual.

(4) JMO – FDS: Deme un flash sobre quienes fueron sus compañeros de candidatura en aquellas elecciones de 1979.

MDSA: No tuve duda alguna en elegir como número dos de la lista y primer teniente alcalde a Leopoldo Gómez Castaño. Tenía con él una previa excelente amistad, incrementada por nuestra mutua dedicación en pos de un Ciudad Rodrigo mejor, éste era el lema de nuestra campaña. Leopoldo conocía muy bien Ciudad Rodrigo y acumulaba variadas experiencias en el ámbito local.
El tercer lugar lo ocupaba Jesús del Castillo, de una familia de tradición emprendedora y dedicada de siempre al comercio en esta ciudad.

Ángel Hernández, bien conocido y cabal, trabajaba desde hacía muchos años en la droguería de Abarca.
Para los temas urbanísticos, nadie mejor que la profesionalidad en el ramo de José Mateos.
Ramón García Román, el concejal de más edad, tenía especial conocimiento de los problemas del arrabal del Puente.
Manuel Pérez González, director adjunto del madero CRAMSA conocía bien a nuestros agricultores y ganaderos.
Julio Cuesta, profesional del transporte con buen don de gentes, que también era el caso de Isidoro Tabernero del sector del automóvil y del popular Aris (Aristóteles Martín) de los Pocapena. Aris iba en décimo lugar en la lista, y aunque con nueve concejales se lograba la mayoría absoluta, en nuestra campaña decíamos “Hay que sacar a Aris”, lo que efectivamente sucedió.

El Ayuntamiento que yo presidí tuvo la particularidad de, aun teniendo mayoría absoluta, involucrar a representante de otros partidos en responsabilidades municipales. Creo que fue una buena decisión infrecuente en el devenir de tantos municipios. Así, en la candidatura independiente que presidía José Manuel Corchado, también figuraban Sandalio Martín Aguilar y Ángel de Arribas. A Corchado le encomendé los asuntos deportivos, a Lalo (Sandalio), tan cariñosamente recordado por su trágico fin, le encargué la puesta en marcha del mercado de abastos que realizó con eficacia y conocimiento. Ángel se vinculó a los problemas de las huertas.

Del PSOE, con dos concejales, destaco la generosa disposición de Juan Sánchez Tosal, del sector comercial de nuestra ciudad y socialista histórico. Se responsabilizó de los asuntos sociales y de la salud. Establecimos una excelente amistad y fue el primer concejal de los elegidos que falleció. Lo sentí muy de veras. También fue buena mi relación de Francisco Román, segundo del PSOE. Era más amigo de hacer oposición y de analizar rigurosamente los temas municipales.

Por el PCE salió elegido Daniel Merino que se ocupó especialmente de los temas de limpieza de la ciudad y seguimiento del arrabal de San Francisco.

Por último, el partido que en teoría competía con la UCD en un caladero de votos próximo, era Alianza Popular. Presentó en Ciudad Rodrigo a Ignacio María Domínguez, al que designé como delegado de cultura. Hizo un buen trabajo y tuvo mucho protagonismo en el encuentro de mirobrigenses ausentes en el verano de 1982. Ignacio María era idóneo por su cultura y compartíamos afición y amor por el libro.

(5) JMO – FDS: Como alcalde tendría mucho trato con la sociedad civil de Ciudad Rodrigo. Para empezar, coménteme sus relaciones con el empresario Ceferino Santos Alcalde “Ferino”.

MDSA: Me agrada la pregunta y mi respuesta a bote pronto es de homenaje a ese gran mirobrigense que nos dejó hace poco tiempo.

Ferino fue un emprendedor como pocos ha habido en Ciudad Rodrigo y así le fue reconocido oficialmente. Su actividad fue muy beneficiosa para la ciudad y su colaboración con nuestro Ayuntamiento fue muy relevante.

En los carnavales de 1976 y 1977 se había originado una cierta conflictividad inusual hasta aquel momento. Se echaba en falta la conexión necesaria entre la autoridad municipal y la ciudadanía. Quede claro que la organización del carnaval mirobrigense siempre ha sido compleja. Para mí el éxito tenía que venir de un movimiento de abajo a arriba mejor que al revés. Ferino era un hombre con cabeza y a la vez muy práctico. Fomentó la agrupación de personas de cada barrio principalmente para compartir actividades lúdicas pero también culturales como los pregones propios.

Luego coordinó los grupos con la organización llamada INTERPEÑAS que él presidía. En este sentido yo sabía que si el Ayuntamiento le daba cancha y cuerda a INTERPEÑAS podríamos hacer un Carnaval ejemplar. Y creo que así fue. La colaboración de aquellos años con INTERPEÑAS con Ceferino al frente, abarcó más actividades como la elección de reina y damas de las fiestas, la publicación del primer libro del carnaval, el funcionamiento inicial del Complejo de INTERPEÑAS con sus piscinas, pistas de tenis, etc., y en temas relacionados con el Hospital de la Pasión. Desde la Alcaldía conectamos con Víctor Conde, Subdirector General de Ordenación Hospitalaria, que nos procuró una inicial y sustanciosa ayuda.

Imposicion medalla Hospital de la Pasion Manuel Delgado a Ceferino Santos mayo 1982 -rr(Manuel Delgado impone medalla a Ceferino Santos)

Mi amistad con Ceferino Santos comenzó entonces y fue cimentándose en otros ámbitos más personales hasta el final de su vida. Fue un mirobrigense de pro.

1ª Fiesta Charrada en 1981 -rr
(Primera fiesta de La Charrada, 1981)

Además de INTERPEÑAS, de nuestra relación con la sociedad civil, destacaría la colaboración con la Asociación de Amigos de Ciudad Rodrigo para poner en marcha el primer Festival de la Charrada, en el que premiamos al histórico tamborilero Tío Frejón, y cuya celebración continúa felizmente hoy en día. Igualmente la coparticipación llevada a cabo con ese excelente mirobrigense que es Agustín Sánchez Moriche en la operación limpieza de los fosos en el conjunto amurallado, y la siempre positiva cooperación con el Centro Cultural “El Porvenir”.

Manuel Delgado y Agustin Moriche con voluntarios de la Operacion limpieza verano 1984 -rr
(Manuel Delgado con participantes en la “Operación limpieza”)

(6) JMO – FDS: Cuéntenos alguna anécdota que le venga a bote pronto de su etapa al frente de la Alcaldía.

MDSA: Pues mire, recuerdo más de una llamada a horas a veces insospechadas, tanto a mi teléfono particular con quejas por alguna anomalía en los servicios del Ayuntamiento (algún vecino protestando por falta de presión en la subida del agua), como al Ayuntamiento, en concreto la llamada de Luis del Olmo para su programa radiofónico matinal en directo Protagonistas a las 08:00 horas en punto. Me hizo diferentes preguntas, una sobre cuál era el grado de actividad a esa hora en la ciudad y le sorprendió que la vida de los mirobrigenses fuera tan diferente a la de los habitantes de una gran capital a esa misma hora. A su pregunta sobre el número de vecinos de Ciudad Rodrigo, entonces de unos 16.000, pronostiqué que en el año 2000 aumentaría hasta los 20.000. “Mal pronosticador eres” me ha recordado recientemente algún amigo.

(7) JMO – FDS: ¿Alguna más?

MDSA: Al segundo mes de tomar posesión un camión cargado de tinte rojo, el de más potencial contaminante, se accidentó en San Giraldo. Al poco rato el río Águeda apareció teñido de ese color. Se creó lógicamente una gran alarma ciudadana, pero la comprensión y colaboración de los vecinos fue ciertamente encomiable. Debo añadir que desde el Ayuntamiento, cumpliendo nuestra promesa electoral de transparencia en la gestión, hicimos todo lo posible para superar la crisis medioambiental. Movilizamos las administraciones provincial, regional e incluso Madrid. Tuvimos informado al vecindario con partes continuos explicando la actuación municipal y los resultados de las gestiones emprendidas. Estos partes se colocaron incluso en locales públicos de toda la ciudad.

Otra anécdota a resaltar, se refiere a la destacada campaña contra ENUSA organizada desde grupos activistas ecológicos amparados por algún que otro partido político. Esta campaña se difundió en una revista de amplia tirada de la época, Interviú. Se acusó al alcalde y a algún otro miembro de la corporación de tener intereses económicos en la empresa. Pensé que lo mejor para disipar el infundio era tener una reunión en el Ayuntamiento con participación de altos cargos de ENUSA que explicaran con todo tipo de detalles diversos aspectos, incluido la ausencia de riesgo alguno para los trabajadores y menos aún para la población, porque desde esa planta solo se daba el primer paso de limpieza del mineral de uranio. Nada que ver por cierto con lo que se elaboraba en la central de Juzbado en Ledesma. Pero he aquí que en plena charla el jefe de la policía me informa que se ha recibido una llamada telefónica advirtiendo de la colocación de una bomba en los bajos del Ayuntamiento. Yo sabía que había núcleos opositores muy fuertes a la actividad de ENUSA pero pensé que se trataba de un aviso falso para torpedear la exhaustiva información que se estaba dando. De todos modos continuamos y al final de las informaciones suspendí la reunión y comuniqué a los asistentes lo que había sucedido.

(8) FDS: ¿Dictó algún bando durante su etapa de alcalde?

MDSA: No. Pero sí tuve preparado el discurso, que aún conservo, ante la programada visita del rey Don Juan Carlos para mayo de 1982, y que quedó suspendida tras el atentado con bomba de ETA contra las oficinas de Telefónica en la calle Río Rosas de Madrid.

(9) JMO – FDS: ¿Recuerda alguna visita de relevancia a nuestra ciudad durante su etapa como alcalde?

MDSA: Al margen de las habituales del partido de la UCD, ministro Sánchez Terán, ministro Martín Villa, presidente de la preautonomía, gobernadores civiles y presidentes de la diputación, recuerdo la de un grupo de agregados diplomáticos militares de países hispanoamericanos, la de lectores de español en las principales universidades europeas de la mano de Luis Carandel, la de los presidentes de las Cámaras Municipales de Guarda, Viseu y Aveiro, la del embajador de Japón y la del embajador de Italia acompañando a Amintore Fanfani, que fue presidente del Senado y de Gobierno en Italia, y del que recuerdo una frase muy sabia: “Alcalde y Senatore, solo en el conocimiento científico se puede ascender constantemente, en política los altibajos son muy frecuentes”.

(10) FDS: ¿Qué tal fue su relación con la prensa local?

MDSA: En aquella época se recuperó la cabecera del tradicional semanario Tierra Charra que dirigió el joven periodista Ángel Peinado. No obstante el medio escrito más importante era el semanario La Voz de Miróbriga cuyo director era Jesús Huerta. Mi relación personal con él fue siempre cordial aunque independiente. Tanto él como sus colaboradores criticaban nuestra gestión en un sano ejercicio democrático de responsabilidad pública. La ilusión de Jesús era ser pregonero del Carnaval, y lo fue, con una intervención llena de emoción y poesía. Aprovecho para recordar que durante mi mandato, el primer pregonero fue José Manuel de Luis Esteban con un inolvidable discurso vibrante de recuerdos personales y de amor a la ciudad. También lo fue durante nuestro mandato Antonio Zamarreño, poeta de muy alto nivel ya en esos años. Siempre pensé que era mejor que nuestras fiestas fueran pregonadas por personas que conocieran bien nuestra ciudad y evitar personajes relevantes pero ajenos a nuestro municipio.

Manuel Delgado con pregonero carnaval 1980 Jose Manuel de Luis -rr
(Manuel Delgado con el pregonero José Manuel de Luis Esteban)

Volviendo a la relación con los medios, el Ayuntamiento tuvo también siempre relaciones buenas y fluidas con los corresponsales de La Gaceta Regional y El Adelanto, los periódicos provinciales, Santiago Vegas y José Marcos.

(11) JMO – FDS: ¿Qué tal su relación con los gobernadores civiles, todavía muy influyentes en ese momento?

MDSA: Muy buena, eran compañeros de partido. Recuerdo ahora mismo a Jaime Royo-Villanova o a Luis Escobar. Lo cierto es que yo les apretaba mucho representando los intereses de Ciudad Rodrigo. Escobar estuvo presente en la entrega de las noventa viviendas sociales en las Eras del Puente. En esa insistencia para conseguir del Gobierno Civil mejoras para Ciudad Rodrigo siempre les recordaba que nuestro municipio es el más grande de la provincia en dimensión con 240 km2.

Respecto a las relaciones con Salamanca, la realidad es que Salamanca está más próxima a Madrid. La situación geográfica central de la capital del Reino de España hace que cuanto más lejos se esté, menor sea la presencia y la influencia en la administración. Justamente mejorar esa realidad acercando la administración a los administrados es la razón del Estado de las Autonomías. Además Salamanca tiene el plus de la Universidad y también una gran tradición histórica. Ciudad Rodrigo en el siglo XVIII estuvo considerada como zona de despoblados, así los veía Jovellanos. Su importancia histórica venía dada por su situación estratégica fronteriza con Portugal. Curiosamente en este mismo siglo XVIII y hasta 1787, en Ciudad Rodrigo radicó toda la intendencia militar de la provincia, lo que suponía hacer las compras de todo el material que se consumía en todas las guarniciones de la provincia, y esa circunstancia redundó en un gran auge para nuestro comercio.

(12) JMO – FDS: Ciudad Rodrigo fronterizo, ¿cómo fueron sus relaciones con el país vecino?

MDSA: Con Portugal, siempre tan lejos y tan cerca, fueron siempre especialmente buenas. Dentro del marco del Consejo Europa, de cuya Asamblea Parlamentaria yo formaba parte, la ciudad se hermanó con la hermosa villa portuguesa de Aveiro. Fue el primer hermanamiento de Ciudad Rodrigo. Fueron también excelentes nuestras relaciones con Viseu. Con ambos municipios intercambiamos presencia en las ferias comerciales y turísticas.

Hermanamiento Viseu - Ciudad Rodrigo con pte diputacion Salamanca y acompañantes -rr
(Hermanamiento de Ciudad Rodrigo con Viseu, acompaña pte. de Diputación de Salamanca)

Al margen de estos hermanamientos, la ciudad francesa de Nimes, tan reconocida taurinamente, envió gratis et amore su banda de música a amenizar los carnavales de 1981.

(13) JMO – FDS: ¿Qué actuaciones destacaría ahora con el paso de los años de entre las realizadas por su consistorio?

MDSA: No soy triunfalista por naturaleza. Creo que siempre es posible llegar a mayores resultados. De todos modos se cumplieron bastantes proyectos y se actuó de manera muy próxima al programa electoral que llevaba la UCD para el Ayuntamiento. Antes hablé de la transparencia y el mayor contacto con el vecindario. En lo que a mí respecta, el despacho del alcalde estuvo a abierto para todo aquél que creyó oportuno preguntar, consultar, solicitar, reclamar o interesarse por cualquier asunto. Sin pedir audiencia. Fueron muchos los que se acercaron.

Se hicieron bastantes actuaciones, siempre menos de las que uno quisiera. No olvidemos que entonces los Ayuntamientos carecían de los ingresos que han tenido posteriormente como consecuencia de los fondos europeos. Tal vez sorprenda que ninguno de los 17 miembros del consistorio tuviera asignado emolumento alguno por su función. No digo que esta deba ser la norma, pero sí cuento lo que pasaba esos años. Me atrevo a decir que el honor de ser concejal del Ayuntamiento, “dejando al margen los provechos particulares en defensa de los comunes”, como a mí me gustaba afirmar, era suficiente recompensa.
Aprovecho la ocasión para agradecer la labor de todos los concejales y funcionarios que en aquellos momentos tan ilusionantes dieron lo mejor de ellos mismos. De entre los funcionarios me vienen ahora a la memoria Fabián Sánchez, Julián Sánchez, Santiago Vegas, Rodolfo Alonso, José Antonio Domínguez, Joaquín Pellicer, Felipe, María Jesús, Aurora…

Manuel Delgado entrega premio a mejor deportista femenina Nov 1981 inauguraciin polideportivo -rr
(Manuel Delgado entrega premio a la mejor deportista femenina, inauguración polideportifo)

Volviendo a las realizaciones, dentro de las limitaciones económicas y con las ayudas que se consiguieron de la administración central y un endeudamiento razonable y proporcional al presupuesto, al contar con unos créditos justos y necesarios, se pudieron acometer diversas obras. Nuestra primera actuación fue la reforma de la Avenida de España. Vinieron después los trabajos para encauzar y restaurar el río Águeda. La construcción y puesta en marcha del tan añorado polideportivo. La puesta en funcionamiento del Mercado Municipal de Abastos. La rehabilitación de la Casa de Cultura. La entrega a través del Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo de 90 viviendas sociales en el arrabal del Puente. La redacción del Plan de Urbanismo que regiría durante ocho años… Todo ello al margen de los permanentes trabajos de pavimentación, alcantarillado, iluminación pública, depuración de aguas, etc. A destacar que Ciudad Rodrigo fue incluida entre las 31 ciudades españolas en los planes de rehabilitación histórico artística del Consejo de Europa.

(14) FDS: ¿Los nuevos tiempos supusieron nuevos impuestos?

Mi propuesta, aceptada unanimamente por todos los concejales, fue la de congelar los impuestos tradicionales. En una zona de limitados recursos económicos, incrementarlos -así, dicho entre nosotros- significaba que más de un vecino tuviera que prescindir del chato de vino o del café. Eso sí, tratamos de hacer efectivo el cobro de las multas y pagos de los que era acreedor el Ayuntamiento.

(15) FDS: Al describir antes los créditos como “justos y necesarios”, palabras tan eclesiales, recuerdo que en la anterior entrega comentamos la posición del obispo Don Demetrio Mansilla con respecto a la transición político-constitucional. Dígame, durante su Alcaldía, ¿cómo fue su relación?

MDSA: Con Don Demetrio mantuve siempre una actitud correcta, si bien el Señor Obispo oportunae et inopurtunae mostraba sus discrepancias con las leyes que los legisladores íbamos entonces sacando adelante. Recuerdo un día de San Blas en la Caridad su airada disconformidad con la Ley del divorcio, que según él destruía los valores de la familia tradicional. También recuerdo que el día de la Confirmación de una de mis hijas en la Parroquia de San Pedro y San Isidoro, atribuyó a la autoridad municipal, yo mismo allí presente, el desorden urbano nocturno en la zona próxima a su residencia.

Quizás la madera de la misma cuña es la que peor se encaja, y aludo a mis creencias como católico practicante con las de Don Demetrio. ¿No será que a veces cualquier jerarquía trata de hacer rehenes a sus seguidores?

(16) JMO – FDS: ¿Qué nos ha de decir de la dimisión de Adolfo Suarez como presidente del Gobierno y del golpe de Estado del 23 de febrero de 1981?

MDSA: En mi opinión y como es lógico, la dimisión de Adolfo Suárez no estuvo motivada exclusivamente por un solo factor. Hacía poco se había desactivado un primer intento de golpe de estado, la operación Galaxia. Suárez había perdido parte de la gran confianza que había inspirado en grandes sectores del país. Distintos grupos ideológicos que componían la UCD estaban ya actuando con independencia de la dirección del partido. El congreso de la UCD en Palma de Mallorca del 6 al 9 de febrero de 1981 escenificó la ruptura del partido y ello al margen de los excelentes discursos pronunciados por Landelino Lavilla, Rodríguez Sahagún, Calvo Sotelo y otros. Eran los años de plomo, ETA asesinaba sin piedad. Suárez era un político inigualable en la corta distancia, pero no era un gran parlamentario. Eludió el debate de investidura y esta carencia se evidenció en la moción de censura que le hizo el PSOE. Conociendo su carácter, es difícil creer que su dimisión se debiera a la presión militar. La dimisión de Adolfo Suárez fue el 29 de enero de 1981. Su discurso de despedida es muy recordado por la emoción que transmitió al decir que no quería ser un estorbo ni que la democracia fuera un paréntesis en la Historia de España.

El 22 de febrero volví a Ciudad Rodrigo tras haber estado en el Congreso y asistido al pleno del Senado. La mañana del día 23 la pasé en el Ayuntamiento. Por la tardé fui informado inmediatamente de lo sucedido en el Congreso. Me puse en contacto con el resto de autoridades provinciales y locales y lo cierto es que nunca tuve la impresión de que aquella asonada fuera a consolidarse. Era todo de forma muy antigua, muy decimonónica, una chapuza un tanto esperpéntica. La intervención del Rey en la televisión fue decisiva para tranquilizar a la ciudadanía y poner los hechos en su sitio..

Agradecí mucho los numerosos gestos personales de apoyo a la legalidad vigente, uno de ellos el del editor de Ciudadrodrigo.net, protagonista de esta entrevista, que se personó en mi casa por si hiciera falta organizar algo en favor de nuestra constitución. También me consta que algún que otro mirobrigense acudió a la Guardia Civil esperando el posible éxito del golpe.

Al día siguiente, día 24, a las 12 de la mañana, como en muchas otras ciudades de España, yo mismo junto con otros concejales y funcionarios del Ayuntamiento salimos al balcón del consistorio para celebrar el final de tan lamentable suceso.
Como ejemplo de la trascendencia que tuvo el golpe fuera de España puedo comentar que días después, tuve una reunión del Consejo de Europa en Jerusalén. También allí los acontecimientos se habían seguido con toda atención. Fui entrevistado al respecto por el periódico de mayor tirada de Tel Aviv. No teníamos todavía relaciones oficiales con Israel, pero tanto el alcalde de Jerusalén, Isaac Navon, por cierto, posteriormente primer presidente sefardí de Israel, como el entonces Ministro de Asuntos Exteriores, Isaac Shamir, mostraron un particular interés por el 23-F. Como anécdota, el ministro me comentó que su mujer era española y de Toledo. Al preguntarle yo ingenuamente cuál era su apellido. Me contestó: “De Toledo, sí, pero de hace 500 años”. Aclaró que ella era sefardí y que su familia conservaba la llave de su casa en la antigua ciudad imperial.

Detectar en el extranjero la opinión generalizada de que nuestra transición había sido, y estaba siendo, ejemplar era muy satisfactorio.

(17) JMO – FDS: ¿Cuál fue el motivo por el que dejó la Alcaldía?
MDSA: Dejé la Alcaldía al final del mandato porque mi partido deseaba que volviera a presentar mi candidatura al Senado. La normativa electoral en vigor impedía ser candidato al Senado o al Congreso y a la vez mantener la presidencia de un Ayuntamiento. Pude eso sí continuar como concejal hasta el término de la legislatura.

(18) JMO – FDS: Hemos hablado de su etapa política como alcalde y senador, pero ¿tuvo algún contacto anterior con la política?

MDSA: La política siempre me había interesado. Mi familia materna siempre había estado implicada en la política municipal y en la nacional. Pero mi estreno fue en otoño de 1954 al colaborar como interventor en apoyo de una candidatura monárquica favorable a Don Juan de Borbón en unas elecciones municipales en Madrid para lo que entonces se llamaba “Tercio de Cabezas de Familia”. Eran elecciones muy restrictivas nunca en clave democrática, a pesar de lo cual esta candidatura, si bien autorizada, fue muy contestada por el régimen. En ella figuraban dos personas que fueron muy relevantes en la futura UCD: Joaquín Satrústegui y Juan Manuel Fanjul.

Pero lo que más me marcó políticamente hablando fue la reacción dura y casi histérica contra los asistentes al llamado “Contubernio de Múnich” de 1962. Una reunión de personalidades europeístas y demócratas de diversa filiación política. Hubo deportados, uno de ellos era Fernando Álvarez de Miranda, hermano de mi cuñado. Constaté claramente que la dictadura franquista era incompatible con las libertades fundamentales. Desde luego todas las dictaduras hacen suya la conocida pregunta de Lenin: “¿Libertad? ¿Para qué?”

(19) JMO – FDS: Tras la desaparición de la UCD, ¿volvió a tomar parte en la política activa? Porque tengo idea que apoyó la iniciativa conocida popularmente como Operación Roca.

MDSA: Aunque tuve ofertas para participar en algún partido político, nunca las tomé en consideración. Es verdad que a través del Centro de Estudios Comunitario que presidía José María Gil-Robles hijo nos preocupaba el buen encaje de Cataluña en la política española. Yo formaba parte del mismo junto con algunos antiguos ucederos y exministros de clara tendencia demócrata cristiana, donde yo me encontraba muy a gusto ideológicamente. Opinábamos que la llamada operación Roca auspiciada por el Partido Reformista era una buena opción que valía la pena apoyar desde fuera. Lo hicimos a través de un manifiesto que publicamos con nuestras firmas en el diario Ya. Opción que no cuajó a pesar de contar con brillantes personalidades como A. Garrigues, Sáinz de Robles y el propio Miguel Roca, quien fue presentado como cabeza de lista por Barcelona en vez de por Madrid, lo que quizás restó credibilidad al proyecto.

La segunda vez que mi firma aparece en asuntos políticos, y por última vez, fue en 1996 en un manifiesto encabezado por Leopoldo Calvo Sotelo y Antonio Fontán a favor de la alternancia tras catorce años seguidos de gobierno del PSOE en España y que subscribimos unas doscientas personas que habíamos participado activamente en la política democrática.

Después de haber sido militante de la UCD, y al margen de mis afinidades ideológicas, nunca he tenido ficha en partido político alguno.

(20) JMO – FDS: ¿Desearía añadir algo?

MDSA: Mi labor en la Alcaldía de Ciudad Rodrigo se simultaneó con mi pertenencia al Senado donde trabajé especialmente en el ámbito de las relaciones internacionales, presidiendo la Comisión de Asuntos Exteriores y siendo miembro de la Comisión Mixta Cortes Españolas-Parlamento Europeo, donde pude en varias ponencias defender la proyección agrícola-ganadera de España ante la entonces Comunidad Europea, de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa y de la Unión Interparlamentaria.

Me satisface enormemente el haber sido conocido en aquella época como el senador-alcalde de Ciudad Rodrigo. Han pasado los años y ahora se me conoce más bien como, y me llena de orgullo, el primer alcalde de la democracia de Ciudad Rodrigo que también fue senador.

___

(Fotografías de archivo personal de Manuel Delgado Sánchez-Arjona)

(actualizado, 17-03-2019)

1 Comentario

  1. Picador 21:57, mar 12, 2019

    Excelente entrevista. Todos los intervinientes han colaborado en ella. Enhorabuena

    Reply to this comment

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Booking.com
Banner
Banner

últimos comentarios

clagar
December 06, 2019 clagar

"El viaje en tren no fue un viaje con cero emisiones. Las vías del tren [...]

ver artículo
ParaJuan
December 06, 2019 ParaJuan

Juan presentate a las próximas elecciones, seguro que sacas tu varita mágica y vivimos en [...]

ver artículo
JUAN
December 05, 2019 JUAN

El mismo inpetuo o esfuerzo para evitar DESPOBLACION- ATRAER EMPRESAS- MEJORAR EN SANIDAD ( QUE [...]

ver artículo
JUAN
December 05, 2019 JUAN

PARA JUAN NO TE CONFUNDAS QUE ME DA IGUAL DERECHAS- CENTRO - IZQUIERDAS PORQUE ME [...]

ver artículo