última hora

La iglesia de San Pedro y San Isidoro llena en el concierto de Semana Santa de la Coral “Dámaso Ledesma”

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
La iglesia de San Pedro y San Isidoro llena en el concierto de Semana Santa de la Coral “Dámaso Ledesma”
Noticias relacionadas

Semana Santa de Ciudad Rodrigo 2019

Esta tarde se ha celebrado otro de los actos que conforman la programación de la Semana Santa de Ciudad Rodrigo con el concierto de la Coral “Dámaso Ledesma” en la iglesia de San Pedro y San Isidoro, que ha tenido una buena afluencia de personas para escuchar a la Coral.
Público variado, mayoría adultos y de Ciudad Rodrigo, pero también turistas que ha tenido la ocasión de escuchar la Coral en un marco incomparable, con una acústica idónea. También ha asistido el obispo administrador apostólico Jesús García Burillo y varios sacerdotes, así como algunos concejales.

Comienza el concierto con la entrada por el pasillo central cantando colocándose en las escaleras de acceso al presbiterio, acompañados al piano por Paloma Gutiérrez, bajo la dirección de Manuel José Gutiérrez Hernández. Pilar Miguel es la encargada de ir presentando las obras y el contexto en la secuencia de la Pasión. Antes de empezar ha recordado que este concierto lo dedican a su compañero fallecido recientemente Fernando Salazar.

El programa de canciones es el siguiente:

ENTRADA EN JERUSALÉN

 

1.

12 Al día siguiente, la gran multitud de gente que había venido a la fiesta (de la Pascua), al oír que Jesús venía a Jerusalén, tomaron ramos de palmeras y salieron a su encuentro gritando: «¡Hosanna, Hijo de David! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor, el Rey de Israel. Hosanna en el cielo».
(Juan, capítulo 12)

Hosanna filio David, F. Schubert.

ÚLTIMA CENA

2.

1 Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado su hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo. Estaban cenando; y Jesús, sabiendo que venía de Dios y a Dios volvía, se levantó de la cena, se quitó el manto y se puso a lavarles los pies a los discípulos.
(Juan, capítulo 13)

La Última Cena, A.LL Webber; Arr. coral: M.J. Gutiérrez

3.

22 Mientras comían, tomó pan, lo partió y se lo dio diciendo: «Tomad, esto es mi cuerpo». Después tomó el cáliz, y les dijo: «Esta es mi sangre de la alianza, que es derramada por muchos*. En verdad os digo que no volveré a beber del fruto de la vid hasta el día que beba el vino nuevo en el reino de Dios».
(Marcos, capítulo 14)

Pan divino, F. Guerrero

4.

La eucaristía es el lugar privilegiado de la presencia de Dios. Sobre la letra del gradual para la dedicación de una iglesia compuso Bruckner la siguiente partitura cuya traducción reza:

Este lugar es obra de Dios,
sacramento (de valor) inestimable
y libre de todo defecto.
(Gradual para la dedicación de una iglesia)

Locus iste, A. Bruckner

PASIÓN

5.

53 Condujeron a Jesús a casa del sumo sacerdote, y éste le preguntó: «¿Eres tú el Mesías, el Hijo de Dios?». Jesús contestó: «Yo soy». El sumo sacerdote, rasgándose las vestiduras, dijo: Habéis oído la blasfemia. Y todos lo declararon reo de muerte. Se pusieron a escupirlo y, tapándole la cara, lo abofeteaban y le decían: “Profetiza, ¿quién te ha pegado?”.
(Marcos, capítulo 14)

Del capítulo primero del libro de las Lamentaciones está tomada la letra de este responsorio, cuya traducción es la siguiente:

Vosotros,
los que pasáis por el camino,
prestad atención y ved
si encontráis dolor
semejante al mío.

Ovos omnes, Anónimo Hispanoamericano s. XVIII

6.

1 Entonces Pilato tomó a Jesús y lo mandó azotar. Y los soldados trenzaron una corona de espinas, se la pusieron en la cabeza y le echaron por encima un manto color púrpura; y, acercándose a él, le decían: «¡Salve, rey de los judíos!». Y le daban bofetadas.
(Juan, capítulo 19)

Señor aquí me tienes, J.S. Bach.

7.

5 Salió Jesús, llevando la corona de espinas y el manto color púrpura. Pilato les dijo: «He aquí al hombre». Cuando lo vieron los sumos sacerdotes y los guardias, gritaron: «¡Crucifícalo, crucifícalo!». Pilato les dijo: «Lleváoslo vosotros y crucificadlo, porque yo no encuentro culpa en él».
(Juan, capítulo 19)

Improperios de la Liturgia del Viernes Santo:

Pueblo mío,
¿Qué te he hecho?
¿En qué te he ofendido?
Respóndeme.
Yo te saqué de Egipto,
te guié cuarenta años por el desierto,
te alimenté con el maná,
te introduje en una tierra excelente.
Tú preparaste una cruz para tu Salvador.
Santo es Dios.
Santo y fuerte.
Santo e inmortal,
ten piedad de nosotros.

Popule meus, T.L. de Victoria.

8.

Llevando su cruz, llegaron al Calvario, donde lo crucificaron. Junto a la cruz de Jesús estaba su madre.
(Juan, capítulo 19)

La Madre piadosa parada
junto a la cruz lloraba
mientras el Hijo pendía.
Cuya alma, triste y llorosa,
traspasada y dolorosa,
fiero cuchillo tenía.

¡Oh, cuán triste y cuán aflicta
se vio la Madre bendita,
de tantos tormentos llena!
Cuando triste contemplaba
y dolorosa miraba
del Hijo amado la pena.

Y ¿cuál hombre no llorara,
si a la Madre contemplara
de Cristo, en tanto dolor?
Y ¿quién no se entristeciera,
Madre piadosa, si os viera
sujeta a tanto rigor?
Stabat Mater,
traducción de Lope de Vega

Stabat Mater, Z. Kodály.

MUERTE

9.

46 A la hora de nona, Jesús gritó con voz potente diciendo: Elí, Elí, lammá sabaqtaní (es decir: «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?»).
(Mateo, capítulo 27)

¡Elí, Elí! G. Bardos

10.

Y, clamando con voz potente, dijo: «Padre, a tus manos encomiendo mi espíritu». Y, dicho esto, expiró.
(Mateo, capítulo 27)

A Cristo Crucificado, P.L. Bedmar

11.

31 Los judíos entonces, para que no se quedaran los cuerpos en la cruz el sábado, porque aquel sábado era un día grande, pidieron a Pilato que les quebraran las piernas y que los quitaran. Pero al llegar a Jesús, viendo que ya había muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados, con la lanza, le traspasó el costado, y al punto salió sangre y agua.

La letra de la siguiente pieza está tomada del Himno eucarístico atribuido al papa Inocencio VI

Salve, Verdadero Cuerpo
nacido de la Virgen María,
verdaderamente atormentado,
sacrificado en la cruz por la humanidad,
de cuyo costado perforado
fluyó agua y sangre..

Ave Verum, W.A. Mozart.

12.

Entonces se cumplirá la palabra que está escrita: La muerte ha sido devorada por la victoria. ¿Dónde está muerte, tú victoria? ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón?
(I Carta a los Corintios, capítulo 15).

Vexila Regis es un himno latino compuesto por el santo Obispo de Poitiers en el siglo VI. Su traducción es:

Avanzan los estandartes del Rey,
brilla el misterio de la Cruz,
por el que la Vida venció a la muerte
y por la muerte se extendió la Vida.

La armonización que van a escuchar es obra de Juan Francés de Iribarren, uno de los compositores españoles más importantes de la primera mitad del siglo XVIII, y destacado organista de la Catedral de Salamanca.

O bone Iesu, Atribuido a G.P. da Palestrina

13.

Dios nos demostró su amor en que, siendo nosotros todavía pecadores, Cristo murió por nosotros. ¡Con cuánta más razón, pues, justificados ahora por su sangre, seremos salvados por su vida!
(Carta a los Romanos, capítulo 5).

¡Oh! buen Jesús,
ten misericordia de nosotros,
tú que nos creaste
y nos redimiste
con tu preciosísima Sangre.

Vexila Regis, J.F. Iribarren

14.

1 Y me mostró un río de agua de vida, que brotaba del trono de Dios y del Cordero. En medio, a un lado y otro del río, hay un árbol de vida que da doce frutos, uno cada mes. Y las hojas del árbol sirven para la curación de las naciones. [...] Mira, yo vengo pronto y traeré mi recompensa conmigo para dar a cada uno según sus obras. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin.
Bienaventurados los que lavan sus vestiduras para tener acceso al árbol de la vida y entrar por las puertas en la ciudad.
(Apocalipsis, capítulo 22)

O Cruz fiel, C. Erdozáin

RESURRECCIÓN

15.

1 El primer día de la semana, las mujeres fueron al sepulcro. Encontraron movida la piedra. Y, entrando, no encontraron el cuerpo de Jesús. Se les presentaron dos hombres con vestidos refulgentes que les dijeron: «¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? No está aquí. Ha resucitado. Recordad cuando dijo que el Hijo del hombre tiene que ser entregado en manos de hombres pecadores, ser crucificado y al tercer día resucitar».
(Lucas, capítulo 24).

Aleluya, G.F. Haendel

Ofrecieron de propina otra canción, Largo de la sinfonía del nuevo mundo de A. Dvorák. El guión que presentado con las explicaciones y selección de los textos ha sido obra del director Manuel José Gutiérrez Hernández.

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Juan
April 19, 2019 Juan

Para nick en que me escondo ??? Yo pongo como me llamo pero podia poner en [...]

ver artículo
Juan
April 19, 2019 Juan

Para nick en que me escondo ??? [...]

ver artículo
guanamino
April 19, 2019 guanamino

ENHORABUENA, MUCHAS FELICIDADES Y A POR OTROS TANTOS [...]

ver artículo
Nick
April 19, 2019 Nick

¿Sabemos si se publican los presupuestos en algún sitio? Otros años han convocado a las asociaciones [...]

ver artículo