última hora

DEL DISCURSO TRIBAL, por José Luis Sánchez-Tosal Pérez

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
DEL DISCURSO TRIBAL, por José Luis Sánchez-Tosal Pérez
Noticias relacionadas

La comunidad, la provincia, tu pueblo, e incluso tu barrio, son cada una y todas ellas una tribu que rivaliza con las vecinas cercanas, y si así es hacia abajo no lo es distinto ni menos hacia arriba: comunidad, naciones medias y luego ya las grandes tribus, los imperios, el chino, ruso y americano, que siguen rigiéndose por los principios tribales, estos son que nos creemos más listos que el vecino, que tenemos una historia que ratifica la superioridad, exaltando lo bueno y obviando todo lo que hay de recriminatorio en ella, y que tenemos o soñamos que en algún momento tendremos armas con las que blandirnos con nuestro rival para vencerlo, explotarlo y humillarlo todo ello diciendo que lo vamos a liberar.

Que esto es así, no se le escapa ya a nadie que preste atención, y todo queda suficientemente radiografiado en un libro titulado “Las reglas del juego” de José Antonio Jáuregui, publicado en Espasa Calpe a principios de los años setenta, el cual es muy recomendable para todo aquel que quiera entender el funcionamiento de las sociedades tanto antiguas como actuales, pues tan tribales son las unas como las otras.

¿Y a qué viene todo esto?, pues debido al discurso de Trump del día 4 de julio que es la fiesta de Estados Unidos, y que a través de este descubrí dos cosas: una, que el presidente americano lo hiciera él o se lo dieran hecho es menos tonto de lo que lo presentan, pues de lo que no tengo duda es que fue su intuición el que eligió el tema, y además que lo hizo bastante bien en cuanto a desarrollo y exposición, llegando con a donde él quería y para los que él quería, con el ensalzar en sentido tribal, que seguro anida en la mayoría de los americanos como igualmente lo hace en el resto de las otras tribus, grandes (imperios), medianas (naciones), o pequeñas (provincias o pueblos). De como se dirigió a su tribu y de la manera que manejó los hilos sentimentales vuelvo a decir que estuvo certero. Ahora bien, y esta es la segunda parte, es este el camino, dado lo que tiene de peligroso, o hay que ir cediendo para que alguna vez lleguemos a sentirnos una tribu única, la humanidad, o al menos dado lo lejanos que estamos de ellos y puesto que éstas parece que nunca van a desaparecer pues aportan al sujeto la seguridad de pertenencia a algo, de lo que se valen los jefes y jefecillos que siempre lo están alentando para llevar a cabo sus planes, o servirse de ellos para maniobras de distracción de actos nada presentables, por lo cual, en sí, hay discursos que pueden encerrar un peligro grave, si no recordemos que nada menos las dos últimas guerras mundiales fueron avivadas y causadas por estos sentimientos tribales entre las naciones europeas, y llevadas hasta el extremo por Hitler que con su discurso consiguió que se adhirieran a su histeria a toda la nación alemana, y que ahora actualmente en Europa están intentando volver a las andadas los partidos ultras existentes esperando el momento oportuno para repetir.

Por tanto, y por lo que había en las palabras dichas por Trump en su discurso, sentadas todas ellas sobre la exaltación militar de sus marines y presentándose como el pueblo salvador de enemigos y quijote del mundo defendiendo la libertad (ciertamente así fue en la Segunda Guerra Mundial que nos salvó del fascismo), pero que no es así siempre ni por su parte ni por la de las demás tribus y que en la proclamada defensa de la libertad cuando entran en acción, son muchas las veces que se esconden intereses tanto de las tribus grandes, medianas o pequeñas, y dado que nuestros sentimientos tribales no cambian desde el principio de la humanidad, pero sí las armas con las que se defienden, pues de flechas y arcos hemos pasado a armas insoñables por las “tribus primitivas” en las “civilizadas”, pues como que hay que decir que el discurso de Trump, dada la agitación tribal que contenía, es mucho el peligro que encierra tanto este como él, y la forma de pensar que contiene está muy cercana al fascismo, y lo que es peor, que puede servir de modelo para los nuevos partidos neofascistas que hoy tanto florecen en las restantes tribus, esto es lo grave y malo que a mi entender, y que creo que no es poco, encierra su discurso tribal.

 

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Opinión

ARIS, UN FARINATO EJEMPLAR, por Miguel Cid Cebrián

ARIS, UN FARINATO EJEMPLAR, por Miguel Cid Cebrián   0

Se nos ha ido Aristóteles Martín Grande "Aris", para todos y además de la lógica tristeza y pesadumbre no puedo menos de recordar su paso por el Ayuntamiento que yo [...]

Banner
Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Juan
July 22, 2019 Juan

No me extraña esta fatal... [...]

ver artículo
Yo
July 22, 2019 Yo

Y esto también lo dejó organizado Domingo Benito antes de irse del mando? [...]

ver artículo
Pepe
July 21, 2019 Pepe

¿Y hacer respetar los horarios para cuando? [...]

ver artículo
Juan
July 21, 2019 Juan

Numeroso publico dice la noticia.... ???? Yo no vi tanto publico como describe esta noticia y [...]

ver artículo