última hora

ENTREVISTA A GABRIEL RISCO ÁVILA (I), por James M. Linden

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
ENTREVISTA A GABRIEL RISCO ÁVILA (I), por James M. Linden
Noticias relacionadas

Entrevista a Gabriel Risco Ávila (Portavoz de Ganemos en el Ayuntamiento de Salamanca en la pasada legislatura)

Gabriel Risco

Introducción:

Esta entrevista se gestó durante la sobremesa de una comida a la que fui invitado semanas atrás…; conozco a Gabriel Risco y a Julia desde hace años y como no podía ser menos durante la misma hablamos de esto, de aquello y de lo otro; ya sobre el café se me ocurrió preguntarle a él si estaría dispuesto a pasar por la prueba de una entrevista y sin pensarlo dos veces dijo que sí; hacía unos tres meses que había dejado el Ayuntamiento y le dije que la entrevista podría servir, entre otras cosas, de catarsis personal… Durante tres tardes nos sentamos frente a frente con un pequeño guión improvisado y la conversación fue rodando, más o menos, como aparece aquí; fue necesaria una labor de poda para darle la concisión y la forma que una entrevista suele requerir. Del resultado tanto entrevistador como entrevistado quedaron insatisfechos, pero ya se sabe que la palabra siempre actúa con desventaja frente a la realidad…

Para empezar dime ¿Qué sensación deja una dimisión?

Bueno, de forma inmediata la sensación es contradictoria; en primer lugar es una sensación de cierto fracaso; cuando tomé la decisión de dimitir, que todo sea dicho me costó bastante, fue porque los objetivos, algunos de los objetivos que me había propuesto no se cumplieron; te deja una mezcla de fracaso y desolación, al menos para mí; pero también es una sensación de que es el paso que debía tomar, de responsabilidad; al menos así es como lo he vivido yo. Cuando me planteé encabezar la lista de Ganemos en las elecciones pasadas fue con el objetivo de llegar al gobierno municipal con un número mayor de concejales que los que conseguimos en 2015 para que en las decisiones que se tomaran, tuviéramos mayor peso; como el resultado en mayo del año en curso fue malo, malísimo, no me cabía otra opción. Por qué digo malo, porque aparte del objetivo de aumentar el número de concejales, estaba la idea de afianzar la candidatura de Ganemos como un proyecto que estuviese por encima de los partidos que la integraban; cuando llegaron las elecciones era ya evidente que esta idea, desde mi punto de vista, se resquebrajaba y no tenía ánimos para continuar en esas condiciones; yo no me sumé al proyecto de Ganemos con la intención de calentar, nada más, un asiento en los plenos del Ayuntamiento.

Dejando a un lado la sensación personal, dimitir, el acto de dimitir, como sabes, es rarísimo en el panorama político nacional; ¿no deberías considerar, sin embargo, tu dimisión como un acto consecuente, no traumático, con tu idea de la gestión pública?

Sí, como nunca me he sentido un político al uso, un político de carrera, el paso que dí era el que tenía que dar; siempre quise dejar claro que yo estaba en política con una clara intención temporal; mi límite eran ocho años. Como dices es cierto que se practica poquísimo; hay un afán por continuar en el cargo que no se corresponde con los haberes, con los logros que uno consigue en el trabajo diario de la cosa pública; si uno los considera fríamente son bastante escasos, incluso rídículos, me atrevería a decir; pero ya sabes, las prebendas y oportunidades que facilita una carrera política en este país, aunque sea fraudulenta, no son desdeñables…

¿Recuerdas algún caso, en lo que llevamos de siglo, de alguna dimisión más en el Ayuntamiento de Salamanca?

Sí, recuerdo dos casos: uno el de un concejal del partido popular durante el mandato del señor Lanzarote, ahora mismo no recuerdo el nombre, y más cercano en el tiempo el del candidato del PSOE Enrique Cabero.

¿Puedes dar alguna pista acerca de las razones?

En el caso del concejal del partido popular por discrepancias serias en cuanto a la manera de gestionar el patrimonio de la ciudad; en el caso de Enrique Cabero cuando se presentó como candidato a la alcaldía en el 2015, por la negativa de Ciudadanos a respaldar su candidatura, con el apoyo de Ganemos, naturalmente, y así evitar que el Partido Popular la consiguiera una vez más; a propósito, Rosa Colorado, la que fuera atleta durante la década de los 70 y principios de los 80, que iba segunda en la lista del PSOE, también dimitió por esta razón; así que sí, sí ha habido algún caso.

¿Podrías comentar algo sobre la relación que has tenido durante los últimos cuatro años con los compañeros de grupo en el día a día de la tarea municipal?

Ha sido buena y en general eficiente; en nuestro grupo, al no ser un partido orgánico al uso, donde las decisiones se toman de arriba hacia abajo, hemos tenido que debatir las iniciativas y las propuestas pero siempre con el ánimo de llegar al consenso; si queríamos tener alguna eficacia tenía que ser así; no podíamos demorarnos en el debate; de alguna manera supimos aparcar las diferencias y llegar a acuerdos. Personalmente me siento satisfecho por la forma en que contribuí a limar diferencias cuando la ocasión lo requería; había que hacer lo necesario para no caer en esa melancolía, tan típica de la izquierda, para dar fe de que nuestra máquina funcionaba. Bien es cierto que dentro del grupo, durante este tiempo, ha habido alguna persona a la que se le notaba un cierto interés de promoción política personal, pero supimos hacer lo suficiente para que viera que ese no era el camino. Después, cuando se avecinaba el nuevo ciclo electoral, esto ya no fue posible, los intereses políticos personales y de partido, de los diferentes partidos que integraban la plataforma de Ganemos, empezaron a manifestarse sin disimulo; el punto de ruptura fueron las primarias para elegir cabeza de lista.

Dime, ¿con la perspectiva que da el tiempo piensas que cometisteis algún error en cuanto a las iniciativas que pusisteis sobre la mesa?

Sí, seguramente cometimos más de un error; sobre todo si partimos de la base de lo difícil que resulta conseguir que la gestión municipal llegue y estimule el interés de los ciudadanos. Por ejemplo, el caso del Corte Inglés que mencionabas antes de iniciar la entrevista y que nos restó tanta energía; no era una cuestión estrictamente legal la que nos animaba, sino la de hacer ver que el caso del Corte Inglés es un caso que ejemplifica muy bien la forma en que se gestiona la cosa pública en Salamanca; seguro que también en muchas otras ciudades, pero ya que hablamos de Salamanca, en esta ciudad en particular. ¿Qué hay en el fondo de este contencioso? pues nada menos que el beneficio gratuito que supuso para El Corte Inglés, con el amparo del Partido Popular, la cesión, el regalo, de un montón de suelo público a costa de la ciudad; esto en urbanismo se traduce en un montón de dinero; calculo que los metros cuadrados construidos en exceso rondan los 22.000, lo que en dinero supondría entre 17 y 20 millones de euros. Otro de los errores puede que haya sido el que como grupo no hemos sido capaces de que nuestro trabajo diario llegase a un más amplio sector de la población para que, en elecciones posteriores, nos apoyaran; y otro error quizá haya sido el que hayamos dedicado demasiado tiempo al trabajo interno del Ayuntamiento que es muy absorbente; el partido en el gobierno aparte del número de concejales tiene a su disposición a la casi totalidad de la plantilla funcionarial; nosotros para seguir el día a día de la maquinaria municipal teníamos que hacer un gran esfuerzo y no teníamos a nuestra disposición esa ayuda; en general, podría decirse, que los funcionarios eran reacios a la hora de colaborar con nosotros por miedo a las posibles represalias del equipo de gobierno….

¿Hablamos un poco de los diferentes ámbitos de la política local? En primer lugar me gustaría saber ¿qué es y a qué se dedica ese ente llamado Patronato Municipal de la vivienda?

El Patronato de la vivienda se creó en 1988 siendo alcalde por Alianza Popular el señor Trocóniz. ¿Qué es?, pues sencillamente, un promotor inmobiliario más; se creó con la idea expresa de levantar vivienda llamada, erróneamente, social para que su destino final fuera la venta y, por tanto, la especulación. El Ayuntamiento cede suelo gratis al Patronato, este pide un crédito, levanta las viviendas y amortiza el crédito con la venta. Gracias a nuestra insistencia durante los últimos cuatro años, por fin el Patronato está desarrollando una promoción en El Alto del Rollo para dedicarla al alquiler, exclusivamente….

Intuyo por lo que dices, que la única labor del Patronato sería la de promocionar vivienda en alquiler, nada más…

Efectivamente…; tener una bolsa de viviendas en alquiler para dedicarlas a un sector concreto de la población; es más, con la cantidad de vivienda vacía que hay en Salamanca, tendría que abandonar cualquier idea de nueva promoción y comprar vivienda usada para tras una rehabilitación decente, dedicarla al alquiler; a un alquiler tasado, protegido, por supuesto; en Valladolid se ha hecho y se está haciendo; también en Berlín, aunque nos caiga más lejos; y cuando digo comprar vivienda digo comprarla no sólo en la periferia, sino en áreas de la ciudad próximas al centro para evitar que se formen guetos; Salamanca no necesita promociones tan siniestras como la barriada de Buenos Aires a dónde incluso a la policía le cuesta ir; levantada, por cierto, bajo patrocinio del PSOE…

Hablando de vivienda pública , municipal; ¿conoces el caso de Viena, que siempre se pone como ejemplo?

Sí, he leído algo al respecto; es asombroso la política de vivienda pública de esa ciudad; el Ayuntamiento lleva imponiendo precios máximos de alquiler desde 1917, cuando comenzaron las primeras promociones; actualmente posee alrededor de 220.000 viviendas; destina inversión constante a la rehabilitación; se calcula que el 60 % de la ciudad vive en alquiler; el objetivo declarado del Ayuntamiento es que ningún residente dedique más del 25 % de su sueldo al alquiler; en fin, para qué seguir…; en este asunto parece que habitan en otra galaxia… Solo un dato, la ciudad de Viena dedica al año más dinero a vivienda pública que España en conjunto.

 

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Booking.com
Banner
Banner

últimos comentarios

Con hijos
December 05, 2019 Con hijos

Bravo al alcalde y a la concejala. Tengo hijos y ayer disfrutaban como nunca. [...]

ver artículo
Para Juan
December 05, 2019 Para Juan

Vaya es malgastar dinero porque es Ayuntamiento de derechas, pero el de Vigo como es [...]

ver artículo
Para yo también
December 05, 2019 Para yo también

Bueno no os preocupéis ahora con la entrada en Gobierno Central de Iglesias como Vicepresidente [...]

ver artículo
Javier
December 04, 2019 Javier

Una de las pinturas de mi abuelo y bajo la cuál elegí pedir la mano [...]

ver artículo