última hora

FIJAR LA POBLACIÓN, por Santiago Corchete Gonzalo

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
FIJAR LA POBLACIÓN, por Santiago Corchete Gonzalo
Noticias relacionadas

Con elevadas dosis de modestia y humildad, solicito de mis posibles lectores permiso para brindar con entusiasmo y optimismo por el porvenir de Ciudad Rodrigo y su Tierra. Conozco sobradamente los estragos sociológicos y el estrangulamiento del desarrollo económico que la despoblación está ocasionando en dicho territorio, al igual que sucede en las restantes comarcas occidentales españolas y en las rayanas de la entrañable nación vecina y hermana de Portugal. Analizar una por una las causas originarias, sobradamente conocidas por la mayoría de ustedes, robaría mucho espacio a esta mínima crónica de urgencia, por cuanto trataremos de reducirla reflexionando únicamente acerca de las bases que sostienen y justifican el optimismo enunciado renglones más arriba. Vayamos, pues, directamente a contemplar algunas de las posibles soluciones.

A).- Revitalizar la comarcalización.- La Junta de Castilla-León ha tardado excesivo tiempo en percatarse -¿y legislar en consecuencia?- de que el entramado celular sobre el que han de actuar las políticas en materia de Ordenación del Territorio reside no en las capitales de provincia sino en las comarcas históricas que se hallan cohesionadas entre sí por fuertes vínculos: proximidad, relaciones comerciales, educativo-formativas, sanitarias, históricas, tradiciones, etc. Se ha perdido excesivo tiempo en admitir políticamente esta realidad incuestionable, habiéndose dejado desamparadas numerosas comarcas naturales: la Tierra de Ciudad Rodrigo entre ellas. Por lo tanto, la primera de las soluciones pasa por corregir tales políticas centradas en las capitales de provincia, y muy especialmente Valladolid, enteramente desacertadas y erróneas. Ha de apostarse por el desarrollo comarcal con sólida y unánime convicción por todos los parlamentarios autonómicos castellano-leoneses, sí o sí, y presupuestar para corregir en positivo los graves desequilibrios territoriales provocados durante los 40 largos años que llevamos disfrutando en un entorno democrático de desigualdad creciente.

B).- Cabeceras de Comarca.- Resulta recomendable optar por declarar como tal una sola de entre las acaso posibles en algunas zonas, para no dispersar las inversiones dotacionales y atomizar los recursos públicos, siempre escasos y limitados. La cabecera de Ciudad Rodrigo resulta a nuestro parecer incuestionable; desde ella y mediante un trazado vial en perfectas condiciones de seguridad, conservación y mantenimiento permanente que aproxime en tiempo real la cabecera a todos los núcleos poblacionales que la integren, así como facilitando/subvencionando el transporte en vehículos colectivos a determinadas rutas y/o en fechas señaladas, con horarios de salidas y llegadas a la cabecera comarcal convenidos con los usuarios.

C).- Reforzamiento de los servicios públicos básicos.- Los déficits que, entendida como cabecera comarcal, arrastra Ciudad Rodrigo en materias tan decisivas e importantes como son la sanidad y la educación, para su análisis en extensión y profundidad requerirían no el apartado de un simple artículo divulgativo como éste, sino un artículo completo dedicado en exclusiva a ponerlos en evidencia, con números y datos contrastados de manera contundente, que pusieran de manifiesto tales déficits que, a quien escribe estas palabras, le resultan tozudamente insostenibles, escandalosos. Así le desluce el pelo a esta antaño bella y sostenible comarca que ahora se encuentra vejada entre el dolor y hedor del abandono y la miseria.

Falta personal sanitario que cubra las 24 horas de cada día de forma presencial; falta la oferta de un abanico de especialidades que hagan innecesarios tantos viajes, -¡cómo no!- a la capital de la provincia; faltan camas hospitalarias en número proporcional al censo de habitantes de unas poblaciones envejecidas pero tan dignas, por lo menos, como las jóvenes, porque tales generaciones son quienes hicieron posible la llegada del bienestar que disfrutamos los españoles de comienzos del siglo XXI; falta machaconamente tanta sensibilidad política para corregir las desviaciones presupuestarias que se producen cada año legislativo en las Cortes Generales de Castilla y León…

Y cambio para resumir también con la máxima brevedad los déficits educativo-formativos que arrastramos, con la falsa excusa de centralizarlos, -¿no querrán decir en realidad fagocitarlos?-, otra vez el maldito ¡cómo no! en la capital salmantina, alejando a la juventud de sus comarcas naturales respectivas. Se habla en todos los foros nacionales –televisivos o no- de ”la España vacía y/o vaciada”; de “la angustiosa despoblación existente…”: servidor responde a todas y todos esos cuenta cuentos que ¡blá, blá, blá!. Menos mohína y más harina. Que al menos introduzcan su voto en la urna más creíble de cara a las promesas de luchar política y presupuestariamente, incluso defendiendo la discriminación positiva a favor de la repoblación de las comarcas españolas que tanto lo necesitan. Disculpen los posibles lectores que aún permanezcan atentos a estos renglones que no me atreva a desglosar las múltiples posibilidades que existen para diversificar en las comarcas bastantes estudios, sobre todo los de nivel medio tan facilitadores de empleo y arrebatárselos de sus poderosas fauces a ese gran Saturno que es la universidad salmantina tan devoradora de los recursos de sus propios hijos.

D).- Patrimonio artístico y monumental.- Ciudad Rodrigo y su Tierra disponen afortunadamente todavía, pese a las múltiples guerras y expolios que han sufrido, de una muy valiosa, cuantiosa e inestimada riqueza patrimonial heredada de cuantas civilizaciones habitaron su territorio a lo largo y ancho de los siglos. Los bien nacidos en ella nos sentimos orgullosísimos de nuestra madre patria chica, mas necesita grandes inversiones en euros y en sensibilidad para rehabilitarla, conservarla y mantenerla en valor ante propios, allegados y extraños que la visitan de paso o en estancias más prolongadas, cada año con mayor frecuencia y en más alto número. No resulta entendible y mucho menos explicable la desatención asistencial que prodigan reiteradamente hacia ella y su Tierra los gobernantes provinciales, autonómicos y nacionales año tras año, década tras década. Y expreso también algún grueso error de carácter local: ¿cómo no acertó a visualizar hace ya un montón de años la gobernanza municipal de aquella época que, debajo de las instalaciones del actual mercado de abastos resultaba i-m-p-r-e-s-c-i-n-d-i-b-l-e; sí, digo bien: imprescindible haber construido un aparcamiento subterráneo de varias plantas, con el que suplir de una parte la carencia en los espacios callejeros intramuros de plazas para aparcamiento de vehículos, y de otra parte evitar el progresivo deterioro del glacis perteneciente al sistema abaluartado, que resulta invadido en muchas épocas y momentos de cada año por los vehículos de propios y extraños? En tal situación carencial, ¿cómo aplicar la ordenanza municipal y multar a quienes la desoyen e incumplen? Coherencia, señoras y señores munícipes, coherencia, por favor.

Otrosí añado la necesidad de pavimentar de manera definitiva y homogénea todas las calles, callejuelas, plazuelas y rincones del Casco Antiguo; soterramiento del múltiple cableado…, ¿a qué se está esperando, a que desaparezcan por sí solos o por obra de algún milagro? Diligencia, damas y caballeros electos en las urnas, mucha mayor diligencia para abordar los problemas de cierta envergadura. Los pequeños detallitos están bien, desde luego, ¡mas resultan insignificantes!

Mención especial merece el estado de semiabandono en que se encuentran, fase premonitoria de ruina a medio plazo, muchos de los edificios solariegos construidos con materiales nobles, buen gusto y escrupuloso respeto a las invariantes arquitectónicas sobrias y elegantes que caracterizan a la mejor arquitectura castellana. ¿Cómo no buscarles alguna utilidad de disfrute público en su interior para hacerlos visitables? Tal podía ser la creación paulatina de un excelente y mayúsculo parque temático organizado de manera sectorial: antropológico-arqueológico-etnográfico-folklórico-tipismos, etcétera del Campo Charro, como capital urbana del mismo que lo es por derecho histórico, tamaño poblacional e interés artístico, aunque su centro y corazón se halle geográficamente situado en las riberas del río Yeltes, por cierto, vinculadas históricamente a la Tierra de Ciudad Rodrigo, legítima denominación de origen de tales ámbitos. Ahí queda la idea para quien quiera y se atreva a recoger el guante. Abiertos quedamos para colaborar en torno a una mayor concreción y posible ejecución de tan ambicioso proyecto.

E).- Sectores empresariales, recreativos y comerciales.- A nuestro particular juicio, han venido siendo y continúan siéndolo los más actualizados, mejor desarrollados, y los mayores dinamizadores de la actividad económica y social de Ciudad Rodrigo.

Luchando silenciosamente contra todas las adversidades: fuertes competencias externas e internas; bajos niveles medios de las rentas per cápita comarcales y poder adquisitivo; distanciamiento de las poblaciones; tercermundista red de carreteras secundarias; gravámenes fiscales a las pymes etc. No obstante, han logrado ser competitivas casi todas ellas merced a la esmerada calidad y diversidad de sus ofertas en las modas más exigentes con los productos más novedosos y atrayentes, en suma, que están prestando grandes servicios para paliar los daños y efectos colaterales de la despoblación comarcal.

Todo lo anteriormente expresado incluye, y de una manera muy especial, a las empresas del sector recreativo, por el gran interés que tienen para fijar a la población juvenil, al cubrir y satisfacer in situ sus exigentes necesidades en materia de ocio y tiempo libre, con ofertas homologables en modernidad y/o vanguardismo equiparables a las de ciudades con mayor número de habitantes. Así resulta sorprendente que, donde no había nada de todo esto y resultaba hasta impensable hace solo unos pocos años, se dispone en la actualidad a las orillas del río Águeda de la empresa “Descensos Medina”, cuya página web con el mismo nombre está llena de muy sugerentes actividades no solo para el público juvenil local-comarcal, sino para el foráneo de cualquier lugar de España y Portugal; o esa idea tan genial y popular de la “Farinato Race” de deporte extremo, que pasea su producto con plenitud de éxito por numerosas ciudades españolas. También ofertamos y disfrutamos de piscina climatizada; pistas para la práctica del pádel, frontones, campos de fútbol de hierba natural y artificial; club de piragüismo “Capitán Nemo”; festival de cine FICEE organizado por el incansable director y exitoso productor escénico de “Contracorriente Producciones” Pablo Moreno; del veterano y siempre joven Orfeón “Dámaso Ledesma”; del mejor folklorismo pletórico de tipismo y autenticidad promovido por la Asociación de “El Botón Charro”; de la institucional “Feria de Teatro de Castilla y León”; del súper famoso Carnaval del Toro, con ese deslumbrante prólogo de “El Campanazo” y su complemento celebérrimo de “El Bolsín Taurino”; de la antesala cultural con pregones a cargo de personas relevantes capaces de ensalzar las bellezas y bondades en originalidad y vocación de servicio existentes en Ciudad Rodrigo y su Tierra; la también prolongada y concurrida Semana Santa, cuyas cofradías la mantienen en pie y la vigorizan año tras año, poniendo de manifiesto la alta temperatura emocional de sus múltiples desfiles procesionales y del fervor religioso que las anima y promueve; Ferias Medievales; celebraciones de mercadeo del “Martes Chico” y “Martes Mayor”; recreaciones bélicas de raigambre histórico; las originalísimas e inquietantes representaciones nocturnas de la “Ruta de los Malditos”; Parador Nacional de Turismo con visitas teatralizadas; una amplia red de residencias geriátricas…y un sinfín de iniciativas más, que sirven como atractivo marco ofrecido por la cabecera comarcal para atraer el turismo nacional e internacional y, secundariamente, servir como lugares, espacios y espectáculos de entretenimiento para compartirlos con el personal comarcano de todas las edades: niños, jóvenes y adultos.

F).- Invitación al optimismo.- Ciudad Rodrigo, como queda demostrado, cumple y se recalifica muy notablemente como cabecera y Centro comarcal, una vez sean corregidos los déficits detectados en los sectores de oferta cuya dotación y funcionalidad dependen de los organismos y entidades públicas e institucionales. De forma complementaria, mas no por ello menos significativa, necesaria, ni importante, son las iniciativas directamente promovidas por todos y cada uno de los núcleos poblacionales que integran la gran comarca civitatense. En todos ellos existen numerosos recursos naturales que han ido quedando ociosos e improductivos durante el correr del tiempo, mas que se hallan en espera de encontrar la imaginación, voluntad, creatividad y vocación de servicio suficientes para lograr que renazca en ellos la productividad perdida. Cada día leemos, escuchamos y vemos a través de los medios de comunicación la puesta en práctica de iniciativas –a veces hasta geniales- que demuestran ser posible desarrollar proyectos de vida y esperanza para afrontar con dignidad los desafíos que plantea el porvenir en el seno del espacio rural. Poco a poco van incrementándose los brotes de rechazo hacia la forma de vivir en las grandes aglomeraciones urbanas, y familias enteras las abandonan por la nula calidad de vida y contaminaciones medioambientales que han de soportar, en detrimento de su salud y del propio, torcido y equivocado destino. Las megaurbes están siendo puestas en cuestión, hasta el punto de llevarnos a la relectura del libro que ya en 1539 escribiera fray Antonio de Guevara con el elocuente título de “Menosprecio de Corte y alabanza de aldea”. Y es que –según afirma el refranero popular- “el ser humano, junto al asno, son los únicos animales capaces de tropezar dos veces en la misma piedra”.

Sin embargo, a nuestro parecer la situación actual tiene un origen muy diferente: el modelo de desarrollo basado en las tesis defendidas por el modelo del liberalismo industrial en la Inglaterra de comienzos del siglo XIX, ha tocado el techo y comenzado a quebrar su credibilidad; posteriormente, el neo-liberalismo económico propugnado por Margaret Tatcher y el pésimo presidente USA señor Reagan trataron de asearlo y acicalarlo con falsos cosméticos que lo han enmascarado y ascendido a su máxima cota de incredulidad. El capitalismo puro y duro se ha adueñado del poder político mundial, que nos tiene sometidos a las garras y fauces de un consumismo desenfrenado, voraz e insaciable a base de crear necesidades absolutamente inexistentes y enteramente prescindibles. De ahí que, el retorno al modelo de desarrollo sostenible se vaya imponiendo en las conciencias humanas más conscientes y críticas de manera tan contundente. Señoras y señores que hayan tenido la paciencia de seguir leyendo hasta el final esta larga y modesta digresión, disculpen la molestia, mas brindemos por que todas y todos veamos llegar a nuestros hogares el tan necesario cambio radical de modelo económico productivo-social, y podamos disfrutar sus saludables y benéficas excelencias.

 

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Booking.com
Banner
Banner

últimos comentarios

Con hijos
December 05, 2019 Con hijos

Bravo al alcalde y a la concejala. Tengo hijos y ayer disfrutaban como nunca. [...]

ver artículo
Para Juan
December 05, 2019 Para Juan

Vaya es malgastar dinero porque es Ayuntamiento de derechas, pero el de Vigo como es [...]

ver artículo
Para yo también
December 05, 2019 Para yo también

Bueno no os preocupéis ahora con la entrada en Gobierno Central de Iglesias como Vicepresidente [...]

ver artículo
Javier
December 04, 2019 Javier

Una de las pinturas de mi abuelo y bajo la cuál elegí pedir la mano [...]

ver artículo