última hora

DESACERTAR ATINANDO, por José Luis Sánchez-Tosal Pérez

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
DESACERTAR ATINANDO, por José Luis Sánchez-Tosal Pérez
Noticias relacionadas

Dos días intensos y muy positivos en conocimientos y posibilidades para paliar ese problema de la despoblación en nuestra tierra, que nos acecha igual que la muerte lo hace con el moribundo, y es que entre otras cosas, llegan con muchos años de retraso a prestar la atención al enfermo, para intentarlo ahora, que está ya, diríamos terminal pero por eso que no quede.

Ciertamente, después de escuchar a casi todos los ponentes, creo que hay gente con conocimientos que pueden ayudar a salvar al moribundo aunque no va a ser esto de un día para otro, dada su debilidad y la diversidad y cantidad de cuidados que habrá que llevar a cabo, así como el saber y poder entrelazarlos. Pero peor sería dejar que muriese por inacción, creo que este aldabonazo parece hacer querer desaparecer la inacción tenida hasta ahora, veremos si llegamos a tiempo. No voy a pretender contar en una página lo imposible, que es lo que nos contaron allí sobre el mal de nuestra tierra, los porqués y los cómos e incluso las posibles maneras de atajarlos, porque entre otras cosas no podría hacerlo ni cabría en un artículo, pero aparecieron y con cierto acierto de la mano de personas con conocimientos y que pudieran tener recursos para afrontarlos, lo cual, dicho esto, es decir todo un acierto, si aún no es tarde.

Luego vino la segunda parte, la de la interrelación, es decir el turno de preguntas, que estaba de por sí muy taimado, porque entre las treinta y cinco personas presentes no éramos como más de tres los que estábamos allí como público que no perteneciera a la organización del evento, por ser ponentes, políticos o técnicos, y guardando turno y después de hacer todas las preguntas que eran certeras y necesarias por parte del “periodista oficial”, Javier Pérez Andrés, el cual incluyó además todo un discurso arenga que trazó con acierto y destreza, pero que desde luego era una pieza que no le correspondía, sino que pertenecía, a mi entender, al poder político presente en la persona de nuestro alcalde, pero él sabrá el por qué de esta delegación. Después de todo esto traté de preguntar y no me dieron palabra, alcé la voz para volver a pedir la palabra, siguieron sin hacerme caso, reincidí haciendo algunas formas de protesta para tratar de lograr preguntar, pero no me fue posible, choqué con un Víctor, que estaba lejísimos del por mí conocido hasta hoy, puesto que he leído todos sus libros y he admirado en ellos entre otras cosas la gran capacidad de captar ambientes de épocas en las que ni tan siquiera había nacido, con una claridad como si su vida se hubiera desenvuelto en ellos, caso de su novela “A la sombra del atardecer”, por eso me sorprendió su forma de negarme el derecho a preguntar, siendo uno de los pocos presentes que podrían representar la parte doliente (la gente de la tierra), y analizando, pues, ya he dicho, que el total de los demás eran componentes del congreso, me hizo entristecer, pues en ese momento el Víctor que tenía ante mí yo lo veía como lo más parecido a un gorila de seguridad de discoteca que en ese momento negaba la entrada al público afectado. Cuán poliédricos podemos ser los hombres y cuantas caras tener, él sabrá el por qué de esta mala acción. De esto se dio cuenta todo el mundo, y chirrió, y por eso algunos ponentes salieron a mi encuentro para decirme que le preguntaba lo que quisiera que ellos me contestarían, pero ya estaba a mi entender fuera de lugar, hay cosas que necesitan la interrelación, luz y prensa, y esto ya no era posible.

Es el incidente, en medio de este mar caudaloso de aciertos de las ponencias, un peligroso paso que puede llevar a desacertar atinando, no por lo que a mí me pueda corresponder, que ya estoy más que acostumbrado a que me sucedan estas historias siempre que trato de defender cuestiones candentes de nuestra tierra, sino porque puede ser todo un síntoma del naufragio que puede seguir la causa por falta de acercamiento a la población si no se corrige, pues no se trata solamente de decir que se cuenta con ella sino hacerlo de verdad, dado y sabido es que todo aquello que viene desde arriba a abajo sin mediación está destinado a fracasar, y no se trata de decir que hay que contar con los agentes locales sino creerlo y hacerlo de verdad, sería una pena. A mí solo se me ocurre recomendarle a todos los que vayan a laborar en la cuestión, sobre todo a los agentes políticos, que empiecen por leer el libro de María Sánchez titulado “Tierra de mujeres”, puede que así se ahorren el fracaso hacia el cual pueden abocarse, y porque en él nos jugamos el futuro de la tierra, deseo que ojalá no sea así.

 

6 Comentarios

  1. Victor Esteban 15:27, dic 03, 2019

    Respondo desde el afecto a José Luis Sánchez Tosal (si hubiera sido una persona desconocida para mí, probablemente ni respondería). Y es desde ese afecto desde el que lamento mucho la crítica desproporcionada y hasta de mal gusto, que se ha personalizado en mi con saña y carente de la comprensión que se le atribuye a quien, pienso, ondea la bandera de la tolerancia.
    Pienso que este ataque personalizado puede ser fruto del desconocimiento. Yo no me considero un experto en la organización de congresos, pero en mi variado y multidisciplinar trabajo a uno le toca hacer de experto de casi todo, aunque uno hace lo que puede en cada una de las diferentes y variadas tareas que me toca afrontar en mi día a día. Y digo que la crítica puede derivarse del desconocimiento, como el desconocimiento que yo tengo de cuantos congresos haya podido organizar el amigo José Luis Sánchez Tosal. Yo en mi caso creo recordar que he participado en la organización de unos tres o cuatro en mi vida.
    Le aseguro amigo José Luis que tras la organización de estos eventos hay muchos condicionantes que hay que considerar e intentar comprender antes de criticar. En este caso, al retraso en el tiempo programado que se había acumulado durante el desarrollo del congreso, suponía que tras el turno de ponencias de la mesa en la que pudo intervenir, había una posterior mesa, y una posterior actuación programada. Si hiciésemos infinito el turno de preguntas, el resto de ponentes, que tenían que regresar a casa y otras obligaciones, no llegarían a la hora prevista y el grupo Alcandora tampoco llegaría a su casa a la hora prevista y haríamos eterna su espera hasta que finalizásemos. Y lo mismo ocurriría con los empleados del Palacio de Montarco. Es cierto que hubo una persona que monopolizó el turno de preguntas, pero esa responsabilidad no era mía, ya que en la mesa había una moderadora que controlaba dichas intervenciones. Yo desde mi palco no decidía quien podía o no preguntar. Tan sólo, y en pro del rigor de los tiempos programados, sugerí la finalización del turno de preguntas, sin saber siquiera si había una o varias personas interesadas en preguntar.
    A la mayoría de congresos a los que he asistido ha ocurrido lo mismo que en este, sin ningún tipo de reproche en este sentido. Por eso considero injusto que la valoración de un congreso que ha resultado enriquecedor y reivindicativo se focalice en la imposibilidad de preguntar después de una mesa de intervenciones, en la que el tiempo previsto había superado la programación.
    Dicha crítica y sus formas, no son propias de una persona que yo también consideraba madura e inteligente. Dicha crítica parece más propia del niño que patalea por no haberle sido concedido su capricho.
    Vuelvo a lamentar si el afecto mutuo que existía entre José Luis y yo se ha resquebrajado por esta cuestión. Y que le vamos a hacer, a mis múltiples tareas municipales, añadiré la que me ha otorgado el amigo José Luis.
    Había un participante en el congreso que me dijo que Portugal nos ganaba en todo. Yo con todo mi amor a la tierra lusa que muchas veces me acoge con los brazos abiertos, le respondí que sí, pero que en otras cosas España era mejor que Portugal. Por ejemplo, lo que es criticarnos, despellejarnos y ponernos a escurrir entre nosotros mismos, se nos da mucho mejor que a nuestros vecinos lusos, mucho más apaciguados y comprensivos que nuestra raza hispana, tan brava y erguida.

    Reply to this comment
    • José Luis Sánchez-Tosal Pérez 20:44, dic 03, 2019

      Pues yo lo vi y sentí tal que así
      Amigo Víctor, sentí tener que hacer la crítica, pero a mi entender no me quedó otra, no mediste opción a preguntar, esto es un hecho y está ahí, y no tuve opción después de que el “periodista oficial” en el turno de preguntas al que tu dices le iba a faltar tiempo se le consintiera hacer como doce preguntas ensartadas unas con otras, y después, por si esto fuera poco, a mayores, soltar un discurso. Tiene o tenía que haber habido algo en medio en el reparto del tiempo entre los presentes y a ti te correspondía habérselo hecho notar a este hombre, y si no es así porque no eres el moderador por qué de esto ejerciste conmigo de manera destemplada y no con él, se pudo intervenir para equilibrar el tiempo para las intervenciones y no se hizo, tú sabrás por qué. Ciertamente sólo recuerdo haber estado en otros dos congresos, y al turno de palabras siempre le falta tiempo, es verdad, pero el moderador nunca le da todo el tiempo a uno solo en exceso para negárselo a todos los demás, que es lo que allí sucedió, esto es así entre otras cosas porque un congreso según el diccionario de la RAE es: “Junta de varias personas para deliberar sobre algún negocio”, y en este caso falta eso, la transmisión de pareceres que es o debiera de ser la clave del asunto. Claro, que visto no desde el diccionario sino según Valle-Inclán: “El periodista es un plumífero parlamentario. El Congreso es una gran redacción, y cada redacción un pequeño Congreso. El periodismo es travesura, lo mismo que la política. Son el mismo círculo en diferentes espacios”. Yo creo que ante lo sucedido estuvimos más cerca de esto segundo que de lo primero, y la verdad, lo que menos necesita el tema de la despoblación de nuestra tierra es andar a la hora de encararlo cerca de esperpentos valle-inclanescos.
      Ya ves, allí traté de hablar, no me dejaste, pero te respeté, solo quería preguntar para analizar y aportarnos mutuamente si era posible, eso sí, con la convicción y firmeza que suelo hacerlo cuando asisto a reuniones que hay asuntos serios de la tierra en juego, otra cosa es que acierte o me equivoque.
      En cuanto a mí, no son allí donde trato de defender intereses de Ciudad Rodrigo, pataletas las que suelo hacer de niño chico, si no firmeza y codazos a los muchos inconvenientes que a esto se le suelen poner por parte de los que por profesión deberían ser ellos los que más remaran en este sentido y hacerlo, valorando y respetando a los que se unen al esfuerzo y no de la manera torticera que muchas veces se comportan. Si contara las cosas que he visto que me querían hacer por estas actuaciones a más de uno le parecería mentira, son como para quitar la afición a cualquiera de arrimar a los asuntos públicos que tanto nos atañen a todos, espero que a mí no, incluso cuando pudiera llegar a provocar el desgarro de una amistad como en el caso tuyo que viene desde la tercera generación de tu familia, espero que no.
      Y en cuanto a que reacciono con pataletas de niño, en vez de como he expuesto ahora, eso en un pueblo en que nos conocemos todos dejo que sea nuestra gente la juzgue y diga.

      Reply to this comment
      • Victor Esteban 21:43, dic 03, 2019

        José Luis, vuelvo a creer desmesurado todo tu comentario y hasta fuera de lugar.
        Te recuerdo que yo no te quité nunca la palabra. Tan sólo desde mi posición dentro de la organización del “Meeting”, que no congreso, aconsejé a la moderadora finalizar la mesa. Una vez que se dio por finalizada, tomé la palabra para decir que el tiempo de descanso pasaba a ser de media hora a un cuarto de hora para recuperar tiempo. Si por ese simple acto que tenía por finalidad recuperar el tiempo perdido te dignas en llamarme gorila de seguridad de discoteca, tu sabrás si has sido justo o te has sobrepasado. En tu conciencia queda. Yo la mia la tengo tranquila.
        Los bueno de estos encuentros es que las preguntas se pueden hacer posteriormente en los espacios de intercambio y descanso, si no diera tiempo durante el espacio de la mesa correspondiente.
        Creo que te has pasado tres pueblos con respecto a mi. Pero tu sabrás…

        Reply to this comment
        • José Luis Sánchez-Tosal Pérez 20:23, dic 04, 2019

          Aclarando lo ya dicho
          A ver, Víctor, que tu como se dice por estos lares, estás escrito, leído y escribido, una cosa es que en la negación de la palabra yo como te expreso te viera así, y otra que te dijera que lo eres, y por si esto no te vale retiro lo dicho, no quiero ni perderte como amigo ni causar malestar.
          Y dicho esto, vuelve el acento a donde siempre, nos quedamos sin tiempo por habérselo entregado a uno, de tu explicación deduzco que luego podía solucionarse en catorce minutos de café, mientras te lo sirven y se toma, es tan difícil como poco resolutivo, además allí es imposible la interacción de todos, y queda fuera de escena de las cámaras y los periodistas, con lo que también se le birla al público las preguntas y las respuestas. No creo que esa fuera la solución de nada, y una vez más me reitero en que esto suceda en el resto de los congresos al decir de tu parte, no dice más que algo se está haciendo mal, y que se debería entonces por empezar a cambiarle el nombre a estos eventos, ponerle, por ejemplo, “encuentros entre y para ilustrados”, o cualquier otro, pero ya no congreso.
          Por mi parte, cierro esto si no te parece mal, para no repetirnos y terminar aburriendo al personal, y pidiéndote disculpas por verte así en ese momento que no por calificarte como tal.

          Reply to this comment
  2. Coordinación 12:53, dic 03, 2019

    Yo misma como miembro de la organización y coordinación del evento tuve que negarle la palabra a otras dos personas en el turno de preguntas. Incluso, tuve que negar la proyección de varios vídeos para completar la presentación de algunos ponentes. El porqué es fácil y lógico, ajustarnos a los tiempos establecidos en el programa ya que el jueves hemos arrastrado un retraso de una hora respecto a la programación. La jornada del jueves no finalizaba con la mesa redonda sobre agroalimentación, sino que aun quedaba pendiente la intervención de Péres de Andrés, la actuación musical y un cóctel.

    Reply to this comment
    • José Luis Sánchez-Tosal Pérez 20:41, dic 03, 2019

      En cuanto al comentario de Coordinación o no estuve en ese bloque en que retiró palabras o no recuerdo, y por tanto no puedo decir, como tampoco sé si estuvo presente él en el que nos referimos. Si no debería callar, y si sí, lo veo como un querer arropar con postura gremial.

      Reply to this comment

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Booking.com
Banner
Banner

últimos comentarios

JUAN
December 05, 2019 JUAN

El mismo inpetuo o esfuerzo para evitar DESPOBLACION- ATRAER EMPRESAS- MEJORAR EN SANIDAD ( QUE [...]

ver artículo
JUAN
December 05, 2019 JUAN

PARA JUAN NO TE CONFUNDAS QUE ME DA IGUAL DERECHAS- CENTRO - IZQUIERDAS PORQUE ME [...]

ver artículo
Con hijos
December 05, 2019 Con hijos

Bravo al alcalde y a la concejala. Tengo hijos y ayer disfrutaban como nunca. [...]

ver artículo
Para Juan
December 05, 2019 Para Juan

Vaya es malgastar dinero porque es Ayuntamiento de derechas, pero el de Vigo como es [...]

ver artículo