última hora

LA CHICA DE LA VENTANA, por José Luis Sánchez-Tosal Pérez

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
LA CHICA DE LA VENTANA, por José Luis Sánchez-Tosal Pérez
Noticias relacionadas

En estos días distintos, pero que están siendo más iguales y monótonos que todos los vividos, nada más pueden salvarse, no sólo atiborrándose de cervezas y dulces, ni de horas excesivas de las pantallas, si no entrando en la nada, y que esta te guíe a los fondos de los pozos hondos, allí donde están escondidas vivencias que en momentos de tu vida fueron importantes por sentidas, y con el trajín de la vida diaria nunca tienes tiempo de rescatar.

Hoy, mientras ya despierto y sin horario que me apriete, corre la mente libre por las lejanas horas y los largos espacios vividos, y va a parar aquella a Salamanca del año 68, cuando el hombre visitó la luna por primera vez, y yo no era más que un chaval intentando acabar un bachiller desde la residencia universitaria Chaminale, y situada en la calle Eras, en el edificio que había sido sanatorio del doctor Población. Pues bien, todas las tardes cuando volvía a cenar a ella y después de un garbeo por la socorrida Plaza Mayor, en la calle que cruzaba de el avenida de Mirat a la residencia veía en una ventana que estaba a la altura de la calle, a una chica morena de pómulos pronunciados, pelo liso con cola de caballo, y unos grandes ojos negros en los que podían a un tiempo estar y hacer brotar todos los sueños posibles.

Yo pasaba lentamente y me quedaba siempre mirando, y así muchas noches, hasta que ya me atreví a saludarla, luego, días más tarde al cruzar unas palabras educadas, como correspondía a aquella persona que siempre estudiaba y estudiaba y transmitía una formalidad que no daba paso más que eso, a formalidades.

Pasó el verano, y yo me vine, y allí quedó la chica de la ventana, a la que a veces y aunque quizá habiendo años entre recuerdo y recuerdo, siempre está un poco presente. Y mira por dónde, hasta ahora, hasta que esta mañana gris, algo fría, no bonita, e impropia de una primavera, ella vuelve, y yo me pregunto: qué trabajos tendría, dónde y con quién habrá vivido, qué tal le habrá ido, y si en ella quedará algún recuerdo nostálgico mío como el que yo ahora siento, y en caso de ser así éstos le servirán como a mí para eclipsar días tan aciagos como los presentes.

Nunca sabré nada ya, ni sobre mis preguntas ni de ella, ni si nos hemos alguna vez cruzado y ni tan siquiera nos hemos reconocido, a pesar de llevar tantos años en mis adentros, ella, la chica de la ventana.

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Opinión

QUIÉN LE PONE EL CASCABEL, por José Luis Sánchez-Tosal Pérez

QUIÉN LE PONE EL CASCABEL, por José Luis Sánchez-Tosal Pérez   0

Estaba con el último sol en la calle mirando todo y nada tranquilamente cuando al final de la calle alguien que te llama la atención desaparece, me desperezo y voy [...]

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Booking.com

últimos comentarios

Maria
July 10, 2020 Maria

Como puede ser que en zona de Fuentes de Oñoro haya un positivo por pcr [...]

ver artículo
Nisio
July 10, 2020 Nisio

El caso es llevar la contraria. A quién representa ese Sr. de izquierda torcida?...Perdon, queria [...]

ver artículo
Caulfield
July 10, 2020 Caulfield

Pues me parece bien. Libramos con los carnavales y visto lo visto, mejor no tentar [...]

ver artículo
Pedro
July 10, 2020 Pedro

Mejor dos donde lo quería poner Chicho, en fosos entre Catedral y San Vicente, allí [...]

ver artículo