última hora

UN HOMBRE BUENO, por José Luis Sánchez-Tosal Pérez

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
UN HOMBRE BUENO, por José Luis Sánchez-Tosal Pérez
Noticias relacionadas

Conocí a Julio Anguita primero como todo el mundo, por su estar en la política, después sus avatares vitales lo acercaron a este Ciudad Rodrigo nuestro, que no sé que tendrá, pero que, para estar en el último rincón, todo y todos, desde siempre, de una forma u otra, terminan viniendo a parar a él, lo cual hizo que tuviera la oportunidad de conocerlo personalmente, puesto que vino a formar parte de la familia descenciente del señor Ángel “el herrero”, gente tan querida y nuestra desde siempre.

Tuvo constantemente una presencia mayor, que por el espacio político que ocupaba le correspondería, todo fue debido a mi entender, a su manera de hacer y estar en política. Sus claros análisis y la certera manera de expresarlo, así como la fortaleza con que eran defendidos por él, dejaban huella. Nunca se arrugó, ni cuando el Neoliberalismo estaba en su mayor auge, y parecía que eran iluminados sin razón, los que defendían: la Educación, Sanidad, Prácticas Ecológicas sanas y públicas, él lo reivindicó entonces y siempre, con voz alta y clara.

Y esto después de haber tenido ratos distendidos de charla con él, si es que con él se podía uno distendir, pues siempre estaba y te ponía con su conversación, digamos que en estado de alerta y tensión, con todo lo que se relacionaba con los asuntos públicos, lo cual dada la intensidad de la entrega y como lo sentía, no tengo la menor duda que es lo que le llevó a vivir infartado sus últimos años, en los que por suerte, en este último período alcanzó a ver cómo sus defensas de la Sanidad, Educación y Ecológicas se cargaban de razón, y aunque también como todos dudando si esto servirá para aprender la lección.

En mi relación directa y personal con él, que es la mejor manera de conocer a alguien, y no a través de los filtros de los Medios, saqué una conclusión, y es que era un hombre que creía en lo que predicaba, que lo defendía con tanta pasión que lo llevó a debilitar su corazón, y que uno sentía al tenerle al lado, que él, Julio Anguita además de todo lo conocido por política, tenía algo más importante, y es que te transmitía las vibraciones de estar ante un hombre bueno.

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Opinión

PARADERO DESCONOCIDO, por José A. Blanco

PARADERO DESCONOCIDO, por José A. Blanco   0

La mañana sigue triste, oscura. De madrugada un aguacero improvisado refrescó el jardín. El resquicio del relente entra por la ventana, de par en par. El eco de un martilleo anónimo [...]

Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Maria
August 13, 2020 Maria

Carretera San Juanejo, da ahí a Zamarra,, de Serradilla a la Atalaya, la de Águeda, [...]

ver artículo
Nisio
August 13, 2020 Nisio

Menudo sillón tiene el " monsieur"...así está de contentín. [...]

ver artículo
Maria
August 13, 2020 Maria

8 casos más, ya están empezando a salir, los familiares de los 3 positivos del [...]

ver artículo
Luisa
August 13, 2020 Luisa

Me parece perfecto pero Y desde la puentecilla hasta árbol gordo, ya que están 1 [...]

ver artículo