última hora

RESPIRO POR TI… RESPIRA POR MÍ, por Pedro Miguel Ortega Martínez

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
RESPIRO POR TI… RESPIRA POR MÍ, por Pedro Miguel Ortega Martínez

La frase no es mía. El autor o autora, es oyente nocturno de una emisora de radio. En ese duerme vela, a saltos con que suelo dormir muchas de mis noches, oí convocar un concurso relacionado con el uso de las mascarillas para luchar contra en Covid-19. Antes de terminar ese curioso programa, citaron la frase ganadora de entre los numerosos pensamientos que participaron mediante mensajes a un número de móvil. Tampoco destacaron mucho el premio merecido, aunque para mí la sencilla cita por las ondas de una cadena de radiodifusión, a nivel nacional, es como para hacer sentirse orgullosa a la persona creadora de dicha idea.

¿Viene de alguien estudioso?, ¿tal vez de alguien intelectualmente creador?, ¿de un sencillo trabajador o trabajadora, que laboran en turnos de noche? Decididamente su origen, para mí, es lo de menos. Es más lo que encierra tan hermosa oración. Y más en la situación según atravesamos nuestros días y nuestras noches en los tiempos actuales. Repuntan los brotes, siguen los confinamientos, los controles, al parecer con buenos resultados pues ya no pillan desprevenidas a las correspondientes autoridades.

Sin embargo, a los de aquí abajo, no nos viene mal seguir al pie de la letra tan sencilla y compleja frase a la vez. Pienso en una pareja de seres amados, queridos, quienes mirándose a los ojos, se fijan el uno en el otro por encima del borde de una mascarilla quirúrgica, y él o ella lo dice con sinceridad hacia su pareja: Respiro por ti… respira por mí. O viene de una longeva pareja, en ese pico tan alto de su edad, donde el cariño ha de ser constante, como lo son las nieves perpetuas de los hermosos montes o montañas que embellecen nuestros queridos paisajes a los cuales no vamos desde hace tiempo.

Por supuesto, me digo a mí mismo: puede ser de la madre, o es del padre, quien así se expresa hacia sus hijos, uno por uno si son varios, o uno o una si nada más tuvieron un ser tan querido en su descendencia: Respiro por ti… respira por mí. Sencillamente me parece todo un mensaje de amor, implicado en cualquier circunstancia. Lo es, para mí, desde la propia persona, cuando confiesa que respira por la vida y nada más sencillo solicitar que también la vida respire por esa persona, o por todos sus seres queridos.

Mascarilla quirurgica con texto - Respiro por ti - Respira por mi -rr

He buscado una foto de la conocida mascarilla quirúrgica, sin ningún símbolo, sin ninguna referencia de calidad u homologación. ¿Nuestra propia vida no es concedida con sello de calidad?, ¿nuestra convivencia lleva un marchamo homologado? Y mediante un sencillo Power Point he insertado la frase de mi titular, se archiva, para luego recortar la misma con tal de hacer una imagen en formato JPEG. Por la parte que me corresponde, me complace decir que ha gustado. Y muy satisfecho estoy, cuando tengo familia bien cercana en los temas sanitarios donde el desgraciado virus se ha cebado con todos: enfermos, medicina de todas las especialidades, enfermería, personal de farmacia y de atención hospitalaria, de seguridad, de emergencia, de transportes… Han estado dando la talla, días, semanas, meses, sin contar horas, juntando al día con la noche.

Y en honor a todos ellos, coincidiendo con el homenaje a los fallecidos celebrado hoy en el Patio de Armas del Palacio Real de Madrid, deseo comunicar a mis lectores esta frase que es capaz de iluminar tanta desgracia con una sencilla sonrisa: Respira por mí… respiro por ti. Es como hacer un amable pedido, un sencillo encargo, hacia la persona con quien se convive, a la vecindad donde uno convive y nos convive, a los usuarios del transporte público, a los compañeros del trabajo, del estudio, de la investigación, porque serán estos quienes mismamente nos ayuden a salir adelante. Y así, cuando nos crucemos con alguien por la calle, entienda qué significa llevar puesta una sencilla mascarilla quirúrgica.

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Opinión

SAN CAYETANO, SAN LORENZO Y LA PALOMA. Por Pedro Miguel Ortega Martínez

SAN CAYETANO, SAN LORENZO Y LA PALOMA. Por Pedro Miguel Ortega Martínez   0

Varios compañeros “cursarios” me recuerdan estas fechas, muy patronales, muy festivas, por tantos lares de nuestra querida España, esta España nuestra, donde la pandemia nos ha cambiado todo tipo de [...]

Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

María
August 11, 2020 María

Manda huevos, como diría... Hoy martes 12,30 de la mañana puerta cuartel Guardia Civil, más [...]

ver artículo
Inocencio
August 11, 2020 Inocencio

Bueno, Ciudad Rodrigo para los políticos del PP es un trampolín para plazas mayores, que [...]

ver artículo
Jorg
August 10, 2020 Jorg

Estoy de la “policía de balcón” hasta ahí mismo. Cuando yo no llevo cinturón asumo [...]

ver artículo
Manuel
August 09, 2020 Manuel

Si, hoy me he enterado de una joven bastante conocida en Ciudad, por su profesión [...]

ver artículo