última hora

PILAR FUNDACIONAL Y FUNDAMENTAL, por José Luis Sánchez-Tosal Pérez

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
PILAR FUNDACIONAL Y FUNDAMENTAL, por José Luis Sánchez-Tosal Pérez
Noticias relacionadas

Pilar fundacional
(derribando a Schopenhauer)

Ha sido una coincidencia, pero bendita sea, pues después de haber leído el artículo de Rosa Montero, publicado en el suplemento dominical de El País, titulado “Hay otros virus y otras vacunas”, en el que trata de la cultura femenina en la historia y de la aportación de estas a través de los siglos, de imposición y cultura machista, y de cómo fueron enterradas nos muestra Ana López Navajas que está dando a luz un trabajo de investigación completísimo, para con ello romper esa historia capada y recuperar como iguales a la media parte femenina, a la que por no reconocer siempre hemos sido una historia cultural falseada.

Es decir, se está tratando de derribar definitivamente a Schopenhauer, el autor de la célebre frase que lo retrata: “cabellos largos ideas cortas”, y como a él a gran parte de la otra parte de la humanidad, los hombres. Y la historia se está haciendo con un catálogo extenso de lo que han hecho, es decir, una macroexposición de la misma naturaleza de la que hoy está sobre este tema titulada “Mujeres” en la Casa de Cultura.

Una suerte que hayan coincidido en mí ambos acontecimientos, porque después de miles de años lloviendo en una sola dirección, es muy conveniente coger los aires nuevos que corren, y que van en la dirección correcta, que no un enfrentamiento feminista como muy bien se explica en el artículo que menciono con esta frase: “Me dicen: ‘ahora hay que hacer una historia feminista’. No, perdón. Lo que hay que hacer es una historia, y punto. Porque lo que ahora hay es una historia con adjetivo, sesgada, androcéntrica y mal hecha. El feminismo es el que nos ha llevado a poder escribir una historia normal y verdadera”.

O sea, reconocer y dar el valor que se merecen y se han ganado, por sus aportaciones a la ciencia y a la cultura de todos, a pesar de lo difícil que lo han tenido para poderlo realizar.

Como muestra de lo expuesto y pensado basta meditar la pregunta que Rosa Montero nos hace: “¿Quién sabe quién es el primer autor literario de la humanidad? Pues una princesa acadia de hace 4.300 años, Enheduanna, autora de la obra Exaltación a Inanna. Asombra que no hayamos sabido nada de ella.

Conocido esto recomendaría una visita a la exposición, y no ya por defenderlas a ellas que ya saben hacerlo por sí, sino por salvarnos a nosotros, para tomar conciencia o aumentarla sobre cómo hemos vivido miles de años con una mutilación perniciosa y de la necesidad de salir de ella, por lo de justo y fructífero que tiene para todos encontrarnos con la otra parte de igual a igual, sobre todo como hemos visto, cuando la parte eclipsada es nada menos que el pilar fundacional de nuestra cultura.

Y si esto es así, no es tan poco menos cierto que pudiera ser que con alguna nueva investigación dejara de serlo, lo cual no le restaría mérito, pues de lo que no hay duda es que para crear se necesita algo de sosiego, el cual viene de la mano de cierta ociosidad, y para que esta se dé alguien tiene que hacer los trabajos duros, rutinarios y domésticos, y son ellas las que desde siempre vienen haciéndolos, y más en el mundo agrario, el casi único hasta mediados del siglo XX, en el cual en España el 70 % de los empleos dependía de él. Con lo que cobra sentido ese homenaje hecho en la exposición a la mujer rural, pues sin ello las figurantes de ésta casi seguro que no hubieran tenido la oportunidad de dedicarse a la creación, y esto aplicado al género masculino se hace como mucho más potente y extensivo, con lo cual y por lo cual tiene sentido que esas mujeres de la exposición tan lejos de lo agrario sean las figurantes de un homenaje a la mujer rural. Y que todas, a su vez,son una parte en nosotros, la humanidad, y esto sí que es inamovible y fundamental.

 (artículo actualizado, 24 de octubre de 2020)

1 Comentario

  1. Color 17:33, oct 25, 2020

    Me gusta el artículo.
    La falta de reconocimiento a lo largo de la historia de la mujer, ha sido brutal. Pero lo peor es, que aunque se ha avanzado mucho en este aspecto, todavía hay un largo camino por recorrer. Como bien dice el artículo. Pilar importantisimo en todos los aspectos y situaciones de la vida. Pero aún quedan enredadas entre la neblina del olvido, la mayor parte de sus hazañas y logros a lo largo de la historia. Ya es hora de su reconocimiento, para beneficio y crecimiento personal de todos.

    Reply to this comment

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

aporías eleáticas
November 27, 2020 aporías eleáticas

Es obvio que para ser un ejemplo hay que serlo en todas las facetas de [...]

ver artículo
Nicka
November 27, 2020 Nicka

Pero los presupuestos no son anuales? Entonces como nos toman el pelo estos SOCIALISTOS, diciendo [...]

ver artículo
Caulfield
November 27, 2020 Caulfield

Es curioso cómo para ciertos sectores hay casos en los que se puede separar la [...]

ver artículo
aporías eleáticas
November 27, 2020 aporías eleáticas

Sin ánimo de ser pedante y menos frente a un poeta, la palabra que da [...]

ver artículo