última hora

CONTROL DE LA TRANSMISIÓN, RESTRICCIONES Y CONFINAMIENTO, por Manuel Domínguez Rodríguez

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
CONTROL DE LA TRANSMISIÓN, RESTRICCIONES Y CONFINAMIENTO, por Manuel Domínguez Rodríguez
Noticias relacionadas

Estamos en una situación especialmente preocupante respecto a esta pandemia de coronavirus. Convendría analizar cómo se ha llegado a este punto.

Cuando aparece la infección, hay que intentar controlarla, fundamentalmente por la Atención Primaria; consiste en diagnosticar al enfermo (por los síntomas o por la PCR) y aislarlo en su domicilio durante 14 días (o en el hospital, según su clínica), y localizar a los contactos estrechos y someterlos a cuarentena; a estos contactos también se les hace test para ver si son positivos (los llamados asintomáticos, pues no tienen síntomas) y se inicia de nuevo el rastreo para estudiar a otro grupo de contactos estrechos, y seguir así hasta conseguir controlar todos los brotes. Es lo que llamamos “testar, rastrear, aislar y cuarentenar”. Si hay muchos casos o varios brotes, además, se dictaminan normas de restricciones, para evitar o disminuir los contactos interpersonales (disminución de aforos, cierre de comercios o bares, restricción en número de asistentes a diferentes eventos, etc.).

Un aplauso especial para nuestro personal de Atención Primaria, que desde el primer momento ha estado sometido a gran presión y con falta de apoyo institucional en medios y recursos humanos. Sigue al pie del cañón, con una extraña atención semipresencial y telefónica, que –al contrario de lo que muchos piensan- es difícil de llevar a cabo y más estresante aún que con la antigua atención “cara a cara”, tanto para el paciente como para el sanitario. Y lo sé, por haberlo experimentado muy recientemente.

Cuando se sobrepasa esta situación se llega a lo que se llama transmisión comunitaria, que consiste en la incapacidad de controlar los brotes y no poder conocer el origen de las infecciones. Ya se puede hacer poco respecto a los brotes, pues están descontrolados. Llegados a este punto se aumentan las restricciones y se decretan los confinamientos.

La palabra confinar se define “obligar a alguien a permanecer en un lugar o encerrarlo en él”; el confinamiento puede ser en una localidad, provincia, comunidad autónoma o país y, en última instancia, en el propio domicilio (como ocurrió en el pasado mes de marzo).

Si en una zona (sea del tamaño que sea) la transmisión es comunitaria y la incidencia de la infección es muy alta, se decreta el confinamiento en esa parte PARA EVITAR QUE SALGA LA INFECCIÓN AL EXTERIOR. Puede darse también el caso contrario: si la incidencia es pequeña y la trasmisión está controlada, pero en el exterior es muy alta la incidencia, se confina esa área PARA EVITAR QUE LA INFECCIÓN PASE AL INTERIOR.

En la situación actual, la transmisión es comunitaria en prácticamente todo el país, por lo que un confinamiento entre comunidades autónomas no tiene mucho sentido; no se pasa la infección de una región a otra (lo que no tiene mayor importancia, pues la infección es generalizada), pero nos seguimos infectado dentro de nuestra comunidad. No salimos de nuestra región, pero se ha visto que en este “puente de noviembre” la gente se mueve mucho en su interior, por lo que sigue la transmisión libremente.

El resultado es la incapacidad de que la Atención Primaria y la Epidemiología controle los brotes y que los hospitales comiencen a saturarse; estamos cerca de ocupar la mayoría de las camas por Covid-19, tener que dejar otra actividad no-Covid y colapsar las UCIS. Esto último va a suponer, de nuevo, dificultades sanitarias y éticas para ingresar en estos servicios a todos aquellos que lo precisen.

Llegados a este punto, según todos los expertos, estamos abocados al más estricto de los confinamientos: el domiciliario. En todo el territorio nacional o en parte: todos en casa y a esperar que se bloquee la transmisión, hasta llegar a una incidencia muy pequeña y comenzar de nuevo a controlar los brotes. Despejar los hospitales y vuelta a empezar. Algunos países de nuestro entorno ya lo están empezando a hacer, y como es sabido que nosotros vamos siempre con un poco de retraso, la sospecha es cada vez mayor.

Así que, según se ve, el consejo es el siguiente: compren papel higiénico y harina, y saquen, de nuevo, la vieja cinta del Dúo Dinámico…

 

2 Comentarios

  1. Manuel 14:29, nov 06, 2020

    La gestión de trenes y aeropuertos, inexistente. Y lo peor, sin informar de las decisiones.

    Reply to this comment
  2. susescrofa 01:48, nov 06, 2020

    Querido Manuel , tu como experto, que opinas de la gestión del Gobierno Central de la gestión de los aeropuertos y trenes ( Su competencia ) mientras nos cofinan ?
    Ponemos al duo dínamico a medir temperaturas osimplemente las tonterias que decimos algunos.

    Reply to this comment

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Niccka
January 27, 2021 Niccka

Algunas fotos de la cola en calle, me preocupan, no se ve mucha distancia de [...]

ver artículo
VICENTE
January 27, 2021 VICENTE

Enhorabuena, José Luis, por este Premio. Merecido lo tienes. Será un estímulo en adelante. Y [...]

ver artículo
MEDIADOR
January 26, 2021 MEDIADOR

Señor ADMINISTRADOR APOSTÖLICO, con todo mi respeto, una cosa es hablar razonadamente, ponderada y con [...]

ver artículo
JUAN
January 26, 2021 JUAN

Es que yo pongo en el Nick mi nombre y a dia de hoy [...]

ver artículo