última hora

El “Teso de los Muertos”, ese gran desconocido de la historia de Ciudad Rodrigo

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
El “Teso de los Muertos”, ese gran desconocido de la historia de Ciudad Rodrigo
Noticias relacionadas

El siglo XII fue un período en el que Ciudad Rodrigo tuvo un momento importante en su configuración. El rey Fernando II de León llevó a cabo decisiones trascendentes que hicieron de esta Ciudad y su Tierra parte de lo que es hoy, pero en su día protegió el territorio frente a sus enemigos naturales, de fuera y de dentro del reino. Toma decisiones, como el traslado de la diócesis de Caliabria o Calabria a Ciudad Rodrigo, nombra obispo, empieza la Catedral, fortifica la Ciudad, con la oposición de Salamanca en todo.

Teso de los Muertos donde se libro la Batalla de la Paloma en 1174 - 3

Otro de los sucesos que afectaron a Ciudad Rodrigo fue la conocida Batalla de la Paloma, en 1174. Ciudad Rodrigo estaba cercada por almohades, tropas mandadas por Fernando Rodríguez El Castellano. El rey recibe aviso del canónigo de León, Martiño, que recibió el encargo del mismo San Isidoro para que avisara al rey Fernando II, que estaba en Benavente, para que acudiera en auxilio de la población de Ciudad Rodrigo. Se pone en marcha con rapidez y en las cercanías de Ciudad Rodrigo, cerca de La Caridad, el rey se enfrenta a los almohades. En un momento de la batalla desciende una paloma blanca que se posa en el yelmo del rey Fernando II que al verla el enemigo empieza a huir y los soldados y vecinos causan gran mortandad entre los enemigos.
La paloma estuvo en el yelmo del rey hasta que finalizó la batalla, simbolizando la ayuda divina, tanto de San Isidoro, y Santiago y el Espíritu Santo.

La repoblación de Ciudad Rodrigo llevada a cabo por el rey leonés para protegerse del reino de Portugal no gustó a los salmantinos, ni a los portugueses ni a los almohades de Sevilla.

Esto llevó al rey Fernando II a luchar contra ellos en tres batallas:
Contra los salmantinos: Batalla de La Valmuza, 1162
Contra los almohades: Batalla de la Paloma, 1174
Contra Portugal: Batalla de Argañán, 1179

José Ignacio Martín Benito cuenta que “La Batalla de la paloma” está en la obra de Lucas de Tuy. El ejército musulmán prepara ofensiva contra Fernando II, llamado “el traidor El Baboso, y contra Ciudad Rodrigo, conocida como Alsibdat.
Fernando II se mueve de Benavente a Ciudad Rodrigo, para librarla de una “grande multitud de moros”. Fernando II había sido avisado por un canónigo del monasterio de San Isidoro de León, que la había comunicado el mismo santo del avance de los almohades.

Llegado a Ciudad Rodrigo Fernando II se encuentra que los moros tiene doblegada a Ciudad Rodrigo. Lucas de Tuy escribe que una paloma blanca desciende del cielo y se posa en el yelmo del rey durante toda la batalla, que ganada por el rey hubo que dedicar meses para enterrar a los muertos. Se ha designado el lugar de la contienda en las proximidades del Monasterio de la La Caridad, en el lugar conocido como Teso de los muertos.

Esa aparición está vinculada a lo extraordinario, que ensalza la figura del rey como persona entre el cielo (por la vinculación con la divinidad) y la tierra (el reino, el territorio), y la defensa de este lo hace con la ayuda del cielo.

Este episodio en la historia local fue conocido como Batalla de la Paloma, con Ciudad Rodrigo al fondo, y en su lugar se colocó un símbolo, una cruz para recuerdo de esta batalla que dejó muchos muertos. En este lugar todavía quedan vestigios donde estuvo la cruz, conocida como La Cruz de los Muertos, y el sitio como Teso de los Muertos.

La historia viene recogida en la obra de Antonio Sánchez Cabañas, Historia Civitatense, pág. 117, Diócesis de Ciudad Rodrigo 2001, dice: ” Y fue que, estando un saçerdote canónico y tessorero del sancto tenplo de San Ysidro de León orando después de maytines, qu’en anquel convento se dizen a media noche, en presençia del sancto cuerpo, como lo tenía de costunbre, se le apareçió el bienaventurado sancto y le dixo: ‘Martino, vay apriesa al rey don Fernando y salúdale de mi parte. Y dile que digo yo que vaya luego para Çiudad Rodrigoi, porque viene gran muchedumbre de moros a tomar aquella çiudad. Dirasle tanbién que no tema, que yo seré con él y el apóstol Sanctiago, y los moros serán vençidos y huirán delante de su presencia. Y hágote saber que yo soy Isidro, patrón deste convento, por tanto, no temas de ir luego, porque el rey, por ser mi devoto, hará con voluntad lo que de mi parte le digeras’. Dicho esto, desapareçió el sancto doctor de las Españas, y su tesorero don Martino pidió liçencia a su abad y se fue a gran priessa a la villa de Benavente, apartada de León una jornada, y, quando llegó, halló comiendo al rey; y, dándole la enbajada de parte de San Isidro, creyó el rey todo quanto le fue dicho, porque tenía ya experimentada sanctidad de don Martino, y, no queriendo comer más, se levantó de la mesa pidiendo le tragessen un caballo; siguiéndole los que allí con él se hallaron y, aviendo caminado tres jornadas llegó a vista de Çiudad Rodrigo y vio cómo la tenían çercada los moros y los de dentro que no se podían defender.

… ‘Herid en estos infieles, que Dios es con nosotros y los bienaventurados sanctos San Isidro y Sanctiago’. Como los moros oyesen las razones que deçía el rey y viesen las señales sus armas que resplandeçían como el sol, fueron espantados porque vieron bajar del çielo una cossa, como paloma muy blanca, y asentarse sobre el yelmo que el rey tenía en la cabeza, y allí estuvo todo el tienpo que duró la batalla, la qual fue en el valle que llamaron Corte de los Ángeles”.

Mateo Hernández Vegas, en Ciudad Rodrigo, la Catedral y la Ciudad, pág. 17 (edición 1982).

Fernando II de León y la defensa de Ciudad Rodrigo. LA BATALLA DE LA PALOMA, de José Ignacio Martín Benito (miembro del Centro de Estudios Mirobrigenses -CEM-), publicado en el Libro del Carnaval de 2017 y en la web: http://historiadesdebenavente.blogspot.com/2016/09/fernando-ii-de-leon-y-la-defensa-de.html.

Artículo de Juan Tomás Muñoz Garzón (miembro del Centro de Estudios Mirobrigenses -CEM-), El monumento a Fernando II de León, refiere la Batalla de la Paloma, al hilo del VIII Centenario de la repoblación de Ciudad Rodrigo por Fernando II de León con una escultura de José Luis Núñez Solé, en el que se representa al rey y la paloma a su misma altura, así como los estamentos: la nobleza con la milicia, el clero y el pueblo llano, el campesinado. Ampliar información, aquí.

Hay que señalar que el conjunto escultórico del rey Fernando II de León es la única de este rey en el antiguo reino de León

Con las aportaciones históricas y los trabajos de investigación actuales de estos miembros del CEM puede ser un buen momento para recuperar el lugar, el Teso de los Muertos, como referente de la repoblación de Ciudad Rodrigo que Fernando II logró llevar a cabo con la victoria en la Batalla de la Paloma.

 

 

 

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Nicka
November 26, 2020 Nicka

Y bajada de impuestos, que el cuartel de la Guardia Civil nuevo se comience ya [...]

ver artículo
Del barrio
November 26, 2020 Del barrio

Supongo que a la familia del brote de hace unos días, los vigilará la Guardia [...]

ver artículo
fray
November 26, 2020 fray

A seguir así, que vamos bien. En lo que haya irresponsables de todas las edades, [...]

ver artículo
Caulfield
November 26, 2020 Caulfield

Este señor fue el que vino un rato durante la campaña electoral de las municipales, [...]

ver artículo