última hora

SEAN CONNERY, UN TRIBUTO. Por Santiago Malmierca Hernández

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
SEAN CONNERY, UN TRIBUTO. Por Santiago Malmierca Hernández
Noticias relacionadas

SEAN CONNERY, UN TRIBUTO

Es bueno y sabio, a estas alturas del año, alejarse cuanto sea posible de la comedura de tarro que representa el constante bombardeo de información y contraionformación acerca del coronavirus; por ello y dado que la semana pasada se produjo el deceso de Sean Connery voy a dedicarle mi personal tributo…

En este instante no recuerdo cuantas estrellas de la mejor época del cine, quedan aún con vida, pero el escocés Sean Connery fallecido el 31 de octubre fue uno de quienes contribuyeron a otorgarle su particular aura… No imaginaba que hubiese cumplido ya los 90, su último aspecto no los reflejaba y además según el parecer bastante extendido de género femenino y aún del masculino, a medida que envejecía aumentaba su atractivo, se volvía más sexy, como afirmaban algunas revistas británicas. Sin embargo, todo apunta a que Perséfone, la bella esposa del viejo Hades, presionó a su marido para que pusiera fin al transito por aquí arriba de Mr. Connery, para tenerlo junto a ellos en el mundo subterráneo… Según el obiturario, Mr. Connery expiró mientras dormía; un final soñado por cualquiera que considere que esa es la mínima compensación que uno puede obtener de esta azarosa vida, impuesta… Como es sabido, Sean Conery, el actor, alcanzó la fama en el papel de James Bond, agente 007, el personaje creado por Ian Fleming, antiguo miembro del servicio secreto británico. Películas como Dr. No, Desde Rusia con amor, Goldfinger, Los Diamantes son para siempre, forman parte del acervo cultural de varias generaciones… La mía, mejor dicho, algunos integrantes de la mía, recordamos sin apenas esfuerzo la imagen de Ursula Andress surgiendo del mar como una moderna y aguerrida Afrodita con aquél bikini blanco en la primera película de la serie, Dr. No… No es exagerado decir que aquella tarde de domingo el Teatro Nuevo vibró, un instante, en silencio…; roto segundos después por los habituales silbidos de dolor de quienes de esa forma expresaban la habitual frustración de todos. En efecto, las películas de James Bond nos traían un mundo de lujo, voluptuosidad y exhibición mágico-tecnológica que desconocíamos en una Miróbriga donde jornaleros con hoces todavía se sentaban a la sombra del Árbol Gordo… Pero no es debido a este personaje espectacular por el que querría ofrecerle reconocimiento; es por su trabajo en películas como: The Molly Maguires, mal traducida en España como Odio en las Entrañas, de Martin Ritt (un director perseguido en la época del Mcartismo), El Hombre que pudo reinar de J. Huston, Marnie, La Ladrona, de Hitchcock, La Caza del octubre Rojo, Los Intocables, El Nombre de la Rosa… Por el papel del poli de origen irlandés, Malone, recibió el Oscar al mejor actor de reparto; una decisión cobarde por parte de la plebe Holivudiense, pues en la película Connery barre, literalmente, de la pantalla al resto del reparto; por el papel de Guillermo de Basquerville recibió el equivalente británico al Oscar, el premio de la Academia Británica al mejor actor y por el papel del capitán del submarino nuclear soviético Marko Ramius, volvió a recibir este mismo premio. De estas seis películas yo escogería cuatro interpretaciones: la de líder de la organización de mineros clandestina The Molly Maguires en la Pennsilvania del último tercio del XIX (búsquenla y no se la pierdan); la del capitán Marko Ramius, la de Malone, en Los Intocables (¿recuerdan la famosa secuencia-escena de su asesinato en su propio apartamento a manos de un esbirro de Capone?) y la de Guillermo de Basquerville en El Nombre de la Rosa. Respecto a esta caracterización, hay que decir, en honor de la verdad, que Umberto Eco, autor de la novela y no muy entusiasmado con la elección de Mr. Connery para el papel, jamás pudo haber soñado una mejor encarnación para su personaje: el actor, con sobriedad franciscana, hace un trabajo imborrable… En resumen, que con Sean Connery se va otra parte de de la época del gran cine clásico, otra parte del S. XX… Cuando desaparezcan figuras como R. Redford, Sofía Loren, Claudia Cardinale, Alain Delon, Faye Dunaway, Robert de Niro, Jack Nicholson, habrá que admitir que la época dorada del cine, es historia… Por cierto, antes de recurrir a Sean Connery para el papel de Guillermo de Basquerville, se pensó en Robert de Niro y Jack Nicholson; ¿alguien se imagina a cualquiera de los dos en el personaje…? Ironías del destino…, que en el caso que nos ocupa tuvieron un resultado más feliz…

 

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

aporías eleáticas
November 27, 2020 aporías eleáticas

Es obvio que para ser un ejemplo hay que serlo en todas las facetas de [...]

ver artículo
Nicka
November 27, 2020 Nicka

Pero los presupuestos no son anuales? Entonces como nos toman el pelo estos SOCIALISTOS, diciendo [...]

ver artículo
Caulfield
November 27, 2020 Caulfield

Es curioso cómo para ciertos sectores hay casos en los que se puede separar la [...]

ver artículo
aporías eleáticas
November 27, 2020 aporías eleáticas

Sin ánimo de ser pedante y menos frente a un poeta, la palabra que da [...]

ver artículo