última hora

BURBUJAS Y ALLEGADOS, por Manuel Domínguez Rodríguez

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
BURBUJAS Y ALLEGADOS, por Manuel Domínguez Rodríguez
Noticias relacionadas

Nuevas hojas sueltas
Burbujas y allegados

A pesar de todo, la Navidad ya está aquí. En vista de la situación, el riesgo sanitario es alto y hay que tomar medidas especiales para estos días, en los que nos reunimos en familia. Se han establecido restricciones en desplazamientos, horarios y número de contactos, para evitar que aumente la incidencia de la infección y lleguemos a una nueva ola, que sería dramática. El inconveniente es que estas normas son distintas en cada comunidad autónoma y hay que ser muy listo para poder interpretarlas.

Una burbuja se define como “Porción de aire u otro gas envuelta en una fina película de líquido o formada en el interior del mismo, que tiende a elevarse”; la segunda acepción, que supongo es la que nos interesa es “Cámara u otro lugar acondicionado para poder vivir un ser vivo aislado de gérmenes, toxinas, etc.” Esta parece más apropiada para lo que nos quieren explicar. Antes, las burbujas de Navidad eran las del cava, pero ahora tendremos que ponernos al día en la nueva nomenclatura, que vaya ajetreo que tenemos con las palabras que nos ha traído esta pandemia…

El Ministerio de Sanidad define la “burbuja social” o “grupo de convivencia” como el grupo de personas que conviven regularmente en el mismo hogar, y solamente esas; lo que quiere decir que NO SON burbujas los amigos, los compañeros de trabajo o integrantes familiares que no están día a día conviviendo. Tanto la UE como los expertos señalan que crear burbujas sociales puede ayudarnos a tener una Navidad con nuestros familiares o allegados reduciendo los riesgos. Estas burbujas se han generalizado en Nueva Zelanda, al parecer con buen resultado.

Se ha recomendado que en las reuniones familiares haya solo uno o dos grupos de convivencia, a lo máximo tres. Y, sobre todo, evitar salir lo mínimo indispensable de esa burbuja para evitar contaminarse fuera y transmitirlo a la familia. Si por ejemplo, los hijos salen de fiesta con sus amigos, el riesgo de traer el virus a casa es elevado. De modo que hay que “burbujear” con los de casa y punto.

Lo de los allegados ya es otra cosa. Un allegado es aquel que mantiene con determinada persona o familia una estrecha relación. Puede ser familiar o no; todos conocemos a alguien muy cercano a nosotros, que no siendo familiar, tiene una estrecha relación afectiva, incluso más que otros familiares directos. Y aquí está la picaresca; podemos desplazarnos a cualquier sitio con la disculpa de “ir a cenar con un allegado”; a ver cómo se demuestra esa relación. Y ya puestos a elucubrar, habría que averiguar si un cuñado es un allegado o “uno que ha llegado…”; y sobre todo ¿es la suegra una allegada? Tampoco sabemos cuántos de estos nuevos invitados pueden venir a compartir nuestro cordero; ¿una suegra y dos cuñados son allegados o son, en realidad, “una bomba de relojería”? Podremos decir: ¡Vamos a cenar, que ya ha llegado el allegado…!

Bromas aparte, con todas las órdenes confusas y a veces contradictorias que nos dan nuestros políticos (esos sí que son “mal allegados”) tenemos sentido común y sabemos lo que debemos hacer. Limitar los contactos será una de las claves porque, aunque se permitan los viajes entre comunidades para la reagrupación familiar o con allegados y las reuniones de 10 personas, el objetivo general es reducir los contagios.

Estamos empezando el final de la pandemia, si todo trascurre como es lo previsto; antes de fin de año empieza la vacunación contra el “bicho” y sería una pena que lo estropeáramos en esta última fase. En unos seis meses, si todo sigue según lo previsto, esto puede estar medianamente encauzado. Hay que aguantar un poco más.

Entre todos, consigamos que el coronavirus deje de ser un “allegado” en nuestras vidas.

 

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Exsocialista
February 25, 2021 Exsocialista

Y no considera insuficiente el dinero que gobierno central manda a Castilla y León, del [...]

ver artículo
Exsocialista
February 25, 2021 Exsocialista

Toda la culpa es del PAPA, tan complicado es nombrar un sustituto en las diócesis, [...]

ver artículo
Jota
February 25, 2021 Jota

hay que tener cuidado con las teclas que apretamos mal. A veces los móviles se [...]

ver artículo
diecisiete
February 25, 2021 diecisiete

No es un osito el que trae el abuelo a la niña cada dia al [...]

ver artículo