última hora

NO SE DICE “TRAJE DE FLAMENCA, SE DICE “TRAJE DE GITANA”, por Juan de Dios Ramírez-Heredia Montoya

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
NO SE DICE “TRAJE DE FLAMENCA, SE DICE “TRAJE DE GITANA”, por Juan de Dios Ramírez-Heredia Montoya
Noticias relacionadas

No se dice “traje de Flamenca”, se dice “traje de gitana”

Lo acabo de leer en las últimas horas de este día, encerrado en mi casa porque mis hijos no me dejan salir a la calle, temerosos de que me contagie de este virus maldito que hasta ahora parece ser que no quiere saber nada conmigo.

Mal empieza 2021 en nuestra tierra andaluza, madre amantísima de sus hijas gitanas, que también con ellas sufre los ramalazos racistas de quienes nos niegan el pan y la sal. Andalucía, su historia reciente, sus costumbres y tradiciones están impregnadas de la cultura, del arte y hasta de la filosofía de la vida que trajeron los gitanos cuando en el año 1462 atravesaron la frontera de la tierra de García Lorca, de Falla, de Alberti, de Juan Ramón Jiménez y se adentraron en Jaén donde fueron recibidos y agasajados por el Condestable don Miguel Lucas de Iranzo. Desde entonces han pasado ya 560 años y las familias gitanas encontraron en Andalucía la tierra soñada en la que instalar definitivamente sus vidas. La frase proverbial dice que “algo tendrá el agua cuando la bendicen”. Y debe ser así, porque no en vano Andalucía es la tierra española donde no se sabe si los gitanos están andaluzados o los andaluces están agitanados. Unos 750.000 gitanos y gitanas vivimos en España y de ellos más de la mitad viven en Andalucía. El resto, repartidos por las restantes comunidades autónomas. Algo tendrá Andalucía cuando la bendicen… Ya lo dijo Miguel de Cervantes por boca del Quijote: “Paréceme Sancho que, no hay refrán que no sea verdadero, porque todos son sentencias sacadas de la mesma experiencia, madre de las ciencias…”

No hay mayor ciego que el que no quiere ver

Efectivamente, resulta que los diseñadores de moda han pedido que el traje de flamenca sea considerado patrimonio inmaterial de la humanidad. ¡Vamos, señores! Los adjetivos gentilicios son aquellos adjetivos que dan cuenta de la procedencia geográfica de un individuo. Flamenca, por lo tanto, es el gentilicio de las señoras nacidas en Flandes que es una región de Bélgica situada al norte del país y donde se habla neerlandés.

Tengo ante mi vista algunos modelos de trajes verdaderamente flamencos, vestidos actualmente por las mujeres de Flandes, y ¡ya me dirán ustedes que tiene eso que ver con los maravillosos vestidos que son capaces de diseñar los modistos andaluces.

Hace unos años ya, me ocupé de este asunto y creo haber aportado algunas razones históricas y fundamentalmente comerciales que tienen su origen en el gusto por las cosas “al uso de Flandes” como dice Rafael Muñoz, fue una constante en Castilla. Por eso Andalucía, como Castilla, fue en los siglos XV y XVI, un estupendo cliente en los mercados de Amberes y Brujas.

Pero la pretensión de los modistos puede ser ofensiva

Lo que visten las españolas, sean andaluzas, extremeñas, castellanas o de cualquier otro lugar del mundo cuando su vestido guarda relación con la tradicional vestimenta de las mujeres gitanas, es un vestido de gitana.

Cuando la mujer andaluza quiere revestirse de lo que es: portadora de la cultura trimilenaria de los fenicios, alegre y voladora como las golondrinas que cada temporada se alojan en los cables de nuestro paisaje urbano, apasionada y valiente como las gaditanas que se hacían tirabuzones con las bombas que tiraban los fanfarrones, entonces la andaluza se viste de gitana, no de flamenca, que eso no existe, de gitana. Porque los gitanos somos la quintaesencia de Andalucía o como dijo y escribió Federico, “los gitanos son lo más elevado, lo más profundo y lo más aristocrático de mi país”.

Cometen un gravísimo error los promotores de esta iniciativa cuando pretenden unir ante el mundo la imagen de España a una figura inexistente cuyo nombre ha sido alterado en perjuicio de quienes son sus verdaderas propietarias: las gitanas españolas y con ellas las mujeres gitanas de todo el mundo. De la misma manera que llevados por un espejismo a todas luces inexistente afirman que “el traje para el baile profesional «no tiene nada que ver» con el de flamenca”. ¡Vaya por Dios!

Una vez más recurro a la sabiduría popular. Artur Brisbane fue uno de los editores de periódicos más populares del siglo XX. Asesoró en materia de publicidad a Henry Ford, Thomas Edison o John D. Rockefeller. A él se debe el popular adagio que dice que “una imagen vale más que mil palabras”. Pues aquí tienen la imagen:

Cuadro de Alfred Dehodencq -rr

Este es un cuadro pintado por Alfred Dehodencq en 1851, es decir, hace 170 años. A la sazón el pintor trabajaba a las órdenes de los Duques de Montpensier. Lo pintó en Sevilla y pertenece a la colección Carmen Thyssen-Bornemisza. Está identificado con el nombre “A Gypsy Dance in the Gardens of the Alcázar, in front of Charles V Pavilio”. Fíjense en la gitana que baila y en la indumentaria de las mujeres le acompañan. El ilustre pintor no dijo “Un baile flamenco…” Dijo: “Una danza gitana en los Jardines del Alcázar, en frente del Pabellón Carlos V.” Sabemos que hay un dibujo a lápiz de “Two Gypsy Dancers” (Dos bailaoras gitanas) que puede ser un boceto preparatorio de esta pintura.

El referente más cercano lo tenemos en el año 1847 cuando los gitanos y las gitanas acudieron al Prado de San Sebastian para celebrar allí su Feria de Ganado. Ellas vestían tal como aparecen en las viejas fotografías que cualquiera puede ver en los buscadores de Internet. Y a partir de ahí empezó la verdadera y más eficaz revolución cultural: la que ha hecho que gitanos y andaluces, a pesar de los racistas, nos consideremos parte de una misma familia.

Pero ofrecemos la posibilidad de llegar a un pacto

Y ahora nosotros ofrecemos a los diseñadores de moda la posibilidad de llegar a un pacto. Desistan de pedir a la UNESCO que el traje de Flamenca sea considerado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Primero, porque no es verdad que ese sea el nombre que le corresponde a la tradicional vestimenta de nuestras abuelas, bisabuelas, tatarabuelas y así hasta llegar al siglo X cuando nuestros antepasados salieron de la India. Y deberían hacerlo porque nosotros, los gitanos y gitanas del mundo, tenemos capacidad para convencer a la UNESCO de que esa petición no cuenta con el asentimiento de nuestra comunidad.

Y segundo: Teniendo en cuenta que la intencionalidad de los diseñadores de moda es buena en el fondo y puede beneficiar a los trabajadores del ramo, les pedimos que sigan adelante con su petición, pero reclamando que sea el Traje de gitana considerado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad”.

Si es así, los catorce millones de gitanos y gitanas que vivimos en el planeta nos sentiremos satisfechos y agradecidos. Nos movilizaremos e inundaremos la sede de la UNESCO en París con adhesiones procedentes de los cinco continentes. Palabra de gitano.

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Opinión

LA YEGUA “BINGUERA” Y SU POTRO RECIÉN NACIDO, por Pedro Miguel Ortega Martínez

LA YEGUA “BINGUERA” Y SU POTRO RECIÉN NACIDO, por Pedro Miguel Ortega Martínez   1

Hoy la red social de Facebook, me trae una noticia bien grata. Lo digo como urbanita que soy, residente capitalino, sin entender nada de animales o plantas. Aunque he de [...]

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

P.Serrano
April 14, 2021 P.Serrano

Precioso potrillo. Felicidades al padrino y gracias a su gran amigo por compartir con nosotros [...]

ver artículo
Juan
April 12, 2021 Juan

Vaya suerte que estamos teniendo, en el otro medio de información digital de Ciudad Rodrigo, [...]

ver artículo
Luis
April 10, 2021 Luis

Absolutamente de acuerdo con el artículo. Mientras la política y el dinero vayan de la [...]

ver artículo
Greta
April 10, 2021 Greta

La fotografía retrata la realidad. Si sale en la foto, está. No es cuestión de [...]

ver artículo