última hora

LA PERCEPCIÓN DEL RIESGO. por Lucía Risueño

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
LA PERCEPCIÓN DEL RIESGO. por Lucía Risueño
Noticias relacionadas

No debemos confundirlo con “peligro”, que es la característica de una situación o cosa para hacernos daño. El riesgo sin embargo, es una valoración subjetiva de dicha situación o cosa.

Es decir, las personas, cuando estamos ante esa circunstancia potencialmente peligrosa, realizamos un proceso mental de estimación de la probabilidad de que el daño se produzca y por tanto, a ese valor cada uno le otorgaremos una medida distinta que se alejará más o menos del real según lo hagamos. Esa cantidad calculada, es el “riesgo” que entendemos tiene.

¿De qué dependerá que resulte más o menos alto? Pues de varios factores.

Uno de los relevantes es la información que tengamos sobre esa situación peligrosa, de tal manera que si conocemos que esa circunstancia ha provocado daños a otros, tendremos presente que es probable que pueda volver a pasar y la veremos más arriesgada afrontarlo; sin embargo, si ignoramos que ya ha pasado, o lo vemos de forma alejada en tiempo o distancia, pensaremos que la posibilidad es muy remota y nos arriesgaremos más fácilmente.

No obstante, este proceso mental de valoración del riesgo, como otros de toma de decisiones similares, es complejo, especialmente si el peligro nos afecta a nosotros personalmente, ya que aparecen una serie de sesgos (es decir, de errores y desviaciones) en dicha medición. Concretamente, se trata de ilusiones cognitivas que distorsionan la percepción e interpretación que se hace de uno mismo, nuestras posibilidades de éxito y del entorno en el que se encuentra, dándoles características mucho más positivas de lo que realmente son. Así, creemos que controlamos la situación más de lo que en realidad sucede, siendo en exceso optimistas, hasta el punto de pensar que desgracias que suceden a otros, a nosotros no nos van a pasar.

Entre las explicaciones que se han tratado de encontrar a estos errores de cálculo, están la limitación en el procesamiento de la información de nuestro cerebro, la alta autoestima que nos lleva a valorar nuestros comportamientos de forma superior a la de otros, o simplemente el hecho que provoca que la infravaloración del riesgo nos evita preocuparnos y conseguimos así evitarnos ansiedad y sensación de miedo.

En consecuencia, esta circunstancia nos lleva a la ilusión de invulnerabilidad respecto a sufrir una enfermedad importante, o un daño accidental, como puede ser la afección actual provocada por el nuevo coronavirus, denominada COVID-19, o una caída en altura construyendo el coso taurino para la celebración del Carnaval del Toro mirobrigense, que debería de estarse realizando.

Otra cosa es que acertemos en la medida, y, visto los índices de incidencia sufridos en esta tercera ola de la pandemia que sufrimos, quizás deberíamos estar menos seguros de nuestro criterio, porque nos está llevando a que mucha gente se nos esté quedando en el camino…

 

 

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Opinión

LA YEGUA “BINGUERA” Y SU POTRO RECIÉN NACIDO, por Pedro Miguel Ortega Martínez

LA YEGUA “BINGUERA” Y SU POTRO RECIÉN NACIDO, por Pedro Miguel Ortega Martínez   1

Hoy la red social de Facebook, me trae una noticia bien grata. Lo digo como urbanita que soy, residente capitalino, sin entender nada de animales o plantas. Aunque he de [...]

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

P.Serrano
April 14, 2021 P.Serrano

Precioso potrillo. Felicidades al padrino y gracias a su gran amigo por compartir con nosotros [...]

ver artículo
Juan
April 12, 2021 Juan

Vaya suerte que estamos teniendo, en el otro medio de información digital de Ciudad Rodrigo, [...]

ver artículo
Luis
April 10, 2021 Luis

Absolutamente de acuerdo con el artículo. Mientras la política y el dinero vayan de la [...]

ver artículo
Greta
April 10, 2021 Greta

La fotografía retrata la realidad. Si sale en la foto, está. No es cuestión de [...]

ver artículo