última hora

LA MAÑANA, por Clara Blázquez Sánchez

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
LA MAÑANA, por Clara Blázquez Sánchez
Noticias relacionadas

Despertando de mi letargo, vuelvo al punto de origen, al mismo día… y creo que fue así, cuando llegó temprano y caminaba deprisa, en la pasada mañana de mediados de febrero; el aire se volvió helador, abrazándome hasta congelar mi sangre, que tornó de fría porcelana mi cuerpo, con una inexpresiva mirada que no quería asimilar… y sin querer estar… me dejé ir… me había precipitado al vacío, en caída libre, encontrando un abismo inmenso, que se mostraba oscuro, despiadado, con el único propósito de devorarme, desgarrándome poco a poco con un dolor hiriente y afilado que se clavaba en el corazón y no pensaba soltarlo. Y así, mis añicos permanecieron dormidos en las honduras más profundas de mi pena, esperando una lluvia infinita de segundos que lograse acompasar mi alma. Las agujas del reloj fueron zurciendo, primorosamente con hilo de seda, las membranas de mis alas apolilladas por la tristeza, desvaneciéndola poco a poco, hasta que tímidamente pudieron iniciar el vuelo, hacia ese viaje programado que habías organizado meticulosamente, desde hacia tiempo, en realidad, desde siempre y para siempre, comprando pasajes de felicidad, para acariciar las nubes en una puesta de sol y guardándolos en mis manos sin que yo lo supiera. Ahora, al ponerme el vacío boca abajo y zarandearme, resbalaban entre mis dedos y comenzaban a caer en forma de estrellas fugaces, sin agolparse, de manera intermitente, iluminando cálida e intensamente ese recorrido precioso e inmenso que ya me habías regalado. Y así, atrapada, a veces, en instantes atemporales que asomaban casi reales… la Luna me ha escuchado, he paseado días únicos otra vez, y alguno te he echado de menos y he sentido frío y me he abrigado con tu chaqueta, y juntos hemos disfrutado de nuevo en playas, risas y cenas y hemos puesto Alma… y, a veces, Nieva… y con las lluvias de la cálida primavera, llega la deshelada… de esa gélida mañana.

Se ensancha mi alma
repleta de ti
y con una brisa aterciopelada
sonrío de nuevo… y te dejo ir.

Atardecer -rr - CBS - 2 Atardecer -rr - CBS - 1

15 febrero.
A mi padre

 

1 Comentario

  1. B 11:09, feb 15, 2021

    desde siempre y para siempre

    Reply to this comment

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Opinión

LA YEGUA “BINGUERA” Y SU POTRO RECIÉN NACIDO, por Pedro Miguel Ortega Martínez

LA YEGUA “BINGUERA” Y SU POTRO RECIÉN NACIDO, por Pedro Miguel Ortega Martínez   1

Hoy la red social de Facebook, me trae una noticia bien grata. Lo digo como urbanita que soy, residente capitalino, sin entender nada de animales o plantas. Aunque he de [...]

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

P.Serrano
April 14, 2021 P.Serrano

Precioso potrillo. Felicidades al padrino y gracias a su gran amigo por compartir con nosotros [...]

ver artículo
Juan
April 12, 2021 Juan

Vaya suerte que estamos teniendo, en el otro medio de información digital de Ciudad Rodrigo, [...]

ver artículo
Luis
April 10, 2021 Luis

Absolutamente de acuerdo con el artículo. Mientras la política y el dinero vayan de la [...]

ver artículo
Greta
April 10, 2021 Greta

La fotografía retrata la realidad. Si sale en la foto, está. No es cuestión de [...]

ver artículo