última hora

EL CEM BUSCA PRELADO, por Santiago Malmierca Hernández

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
EL CEM BUSCA PRELADO, por Santiago Malmierca Hernández
Noticias relacionadas

Desde hace unas semanas miembros del CEM y alguna persona a título individual vienen escribiendo en esta página acerca del vacío existente en la Diócesis de Ciudad Rodrigo: de la ausencia de prelado titular y de la sospecha de que tal ausencia pueda ser definitiva… De consumarse esta sospecha, sostienen, sería el principio del fin de Ciudad Rodrigo; por el contrario, si el vacío vuelve a cubrirse su presencia conseguiría conjurar el fatal destino… Quien esto escribe nació y creció en la ciudad durante una de las épocas doradas que ha tenido, las décadas de los 60 y 70 y por mucho que se esfuerce en discurrir cómo la vuelta permanente de un obispo a la Diócesis contribuiría a revitalizar su pasada pujanza, no es capaz de vislumbrar una idea clara… Antes de continuar, aviso, que no quiero que se me interprete mal; si la Diócesis en el organigrama administrativo de la Iglesia debe seguir existiendo, sería mejor que la presidiera un obispo titular y no un simple funcionario; no conseguiría traer, pienso, la antigua pompa y circunstancia (¡qué tiempos aquellos!, cuando las multitudinarias y barrocas procesiones del Corpus, con las calles alfombradas, el olor a incienso y romero, los bebés tendidos en el suelo a la espera de recibir la protección de la sagrada Custodia; aquellas carreras de los mocosos para besar el anillo del señor obispo, cuando en mitad del juego, alguno advertía su presencia en alguna de las plazuelas o calles de la ciudad…) pero quizás en el plano simbólico y en el imaginario colectivo que aún quede, pueda servir, al menos, para que el lento declive de la comarca y ciudad no suceda desde una completa orfandad espiritual… Pero hecha esta aclaración, insisto en que no atisbo nada que me haga desdecirme de que el regreso de un nuevo obispo pueda tener un efecto galvanizador en el terreno socio-económico, que es lo esencial…

En primer lugar, ¿conseguiría atajar la despoblación? La continuidad de la Diócesis durante los últimos treinta y cinco años no ha sido capaz de lograrlo… Según datos del INE la población de Ciudad Rodrigo en 1940 era alrededor de 12.100 personas; de 1940 a 1989-1990, año del pico máximo, alrededor de 15.500, la curva del gráfico de población muestra una tendencia ascendente, pero a partir de 1991 la tendencia es descendente hasta tocar, hoy, un índice casi calcado al de 1940…; y como parece obvio el periodo de 1940 a 1990 es uno de los de mayor esplendor de la Diócesis: me refiero al número de almas, apogeo de las parroquias, a la vitalidad del seminario Diocesano como imán de vocaciones y productor de sacerdotes, párrocos… La pregunta que cabe hacerse es ¿la Diócesis, la ciudad, la comarca, crecieron en población por la presencia del obispado, o la presencia continuada del obispado fue debida al aumento de la población durante ese periodo a causa de la paulatina productividad del agro, los cambios, lentos sí, de los hábitos de higiene, alimentación, sanidad y en general a la expansión económica del país a partir del último tercio de los 50? Cada cuál es libre de elegir que factor tuvo más peso en esos decenios de crecimiento. En segundo lugar, ¿una vez contenida la despoblación por la presencia de un obispo residencial, conseguiría asentarla a medio plazo (a largo plazo, como diría Keynes, todos muertos) en la ciudad y comarca? ¿Qué medidas emplearía el obispado a tal efecto? ¿Estimularía la fecundidad? ¿Cómo? ¿Con la llamada a la simple doctrina? De conseguirlo, no sería suficiente; habría que facilitar, promover, un nivel adecuado de ocupación… ¿En qué sectores? ¿En el primario, en el secundario, en el terciario, o en el cuarto sector, el hoy llamado de la información y el conocimiento? Mucho me temo que la única opción que tendría a mano sería en el terciario, es decir, en el turístico: las exposiciones llevadas a cabo bajo el epígrafe de Las Edades del Hombre, sería el ejemplo…; esto y la labor encomiable que realiza en el terreno del cuidado y la beneficencia… Cuando se realizó en Salamanca capital el evento, fue un éxito rotundo; de tal calibre que la hostelería en general estaba tan satisfecha, que pedía ¡más madera!, es decir, su repetición… ¿Qué ha quedado de aquello?; dejando a un lado los efectos de la pandemia, puede comprobarse; no logró que la capital siguiera perdiendo población; de no ser por la masa estudiantil, Salamanca sería un pueblo grande compuesto de pensionistas, cesantes y pequeños rentistas inmobiliarios… Volviendo al sector primario, la agricultura, quizás fuera una buena idea que un obispado reconstituido tuviera la buena idea de movilizar una parte de los recursos de que dispone y recuperar la Vega del Águeda; ahora que el río está domesticado, podría instalar unos esplendidos invernaderos, imagino…, no soy perito agrícola; sería una buena labor pastoral… En cuanto al sector secundario, quizás fuera también una buena idea que la Diócesis tuviera la idea de invertir en cualquiera de los polígonos que languidecen y promover una gran planta de, por ejemplo, mascarillas, trajes de protección, o cualesquiera de los aparatos tan necesarios que al irrumpir la pandemia descubrimos que el país carecía…; esto lo expongo porque las secuelas indeseadas del virus permanecerán por mucho tiempo…¿Acaso no han oído que el uso estacional de la mascarilla para mitigar la gripe, puede convertirse en norma? ¡ Qué horror…! En cuanto a movilizar algún recurso en el sector llamado de la información y el conocimiento para dinamizar la comarca, he de decir que estoy in albis… Comunicarse telemáticamente con el Hacedor para que nos revele de qué forma podríamos instaurar un reino de felicidad aunque sólo fuera a temporadas, viene siendo desde los lamentos de Job, infructuoso… En fin…; los miembros del CEM han venido dedicando páginas a la historia pasada de la Diócesis y a los conflictos de poder que ha tenido con la de Salamanca, pero nada más… El señor José Ignacio Martín Benito le ha dedicado, incluso, diez entregas; pero no hay una sola línea en la que exponga por qué la vuelta de un obispo residencial supondría un revulsivo benefactor, desde el punto de vista socio-económico, para la ciudad y la comarca… Se limita a apelar, como última razón, a una simple y etérea cuestión identitaria; ese subterfugio totalizante de las llamadas élites liberales… ¿Tantos años de dedicación a la Historia para llegar a esa conclusión? A propósito, si no estoy confundido el Reino de León, como tal reino, concluyó en el año de gracia de 1230 con la muerte del monarca Alfonso IX… ¿O quizás esa noticia final que da usted en su última entrega: desde algún lugar del Reino de León…, es su pequeña contribución, errónea, al empeño de su líder de promover un Estado plurinacional…?

7 Comentarios

  1. AVISADOR 13:31, feb 24, 2021

    CUANDO IMPERA LA BURRICIE TODO ES CALVICIE:
    ASÍ NOS LUCE EL PELO.

    Reply to this comment
  2. José Luis Tomás 13:53, feb 23, 2021

    Evidentemente el nombramiento de un nuevo Obispo y el mantenimiento de la Diócesis no contribuirían por si solos a solucionar el problema de la despoblación, donde son otras las entiaddes que deben de llever la iniciativa. Aún así, contribuiría en mantener una institución histórica en Ciudad Rodrigo, esencial para conocer y constituir su identidad, y clave en muchos de los proyectos de desarrollo que se han inciado en las últimas décadas (Edades del Hombre, Feria de Teatro, producción cinematográfica, promoción social, cultural y turística, etc.)

    Reply to this comment
  3. Nando 22:54, feb 22, 2021

    Pues si, no se que esperan de un obispo, en anterior hizo lo que pudo pero uno a uno no se tapa el boquete. Ciudad Rodrigo afronta una étapa de despoblació, en veinte años puede quedarse en la mitad, sino al tiempo, y eso no lo para ni el obispo ni el papa Paquillo.

    Reply to this comment
  4. DIOCESANO 22:45, feb 22, 2021

    Sr. Malmierca, me gusta casi todo lo que escribe, pero en esto discrepo. Aunque sea solo por conservar un elemento histórico merece la pena defender un obispo propio. Defendemos la historia material y la inmaterial. ¿Se soluciona la despoblación? aunque suene coña, seguro que tres o cuatro curas están frotándose las manos con irse…

    Reply to this comment
  5. Color 21:42, feb 21, 2021

    Muy buen artículo. Da usted en el clavo de muchas cuestiones, con realismo y los pies sobre el suelo. Enhorabuena. Otra cosa son, las creencias religiosas de cada uno. Pero estamos afortunadamente en un estado aconfesional. Seguira la historia su curso inebitablemente..

    Reply to this comment
  6. Mirobrigense en el exilio 20:22, feb 21, 2021

    Gracias. Primer artículo sensato ante esta espiral de sinsentido que es exigir un obispo para CR como si en ello se le fuera la vida. En todo caso, creo que es más interesante que, por ejemplo, se luche por recuperar la comunicación por tren con Salamanca o Portugal como medida de crecimiento de la comarca y, sin embargo, no veo un movimiento ciudadano tal por que ello suceda.
    Y desde el total cariño y reconocimiento hacia quienes estudian la historia de CR, creo que es momento de pensar más en el futuro que en el pasado. Y en el futuro una diócesis pesa más bien poco, tanto si está como si no, va a dar igual.

    Reply to this comment
  7. Nisio 19:01, feb 21, 2021

    Sr. Malmierca, su pragmatismo me llena de esperanza. Saludos!.

    Reply to this comment

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Valentin
March 03, 2021 Valentin

Existen varios tramos del acueducto en otras zonas bien visibles no se cómo no se [...]

ver artículo
José Luis Tomás
March 03, 2021 José Luis Tomás

Excelente artículo, resume muy bien lo que sentimos la gran mayoría de los habitantes de [...]

ver artículo
farinato
March 02, 2021 farinato

En efecto, el prestigioso escritor JULIO LLAMAZARES, de raíces leonesas y colaborador de El País [...]

ver artículo
Juani
March 02, 2021 Juani

Pues nada todos fumadores, así nos ahorramos las mascarillas, y levantamos el negocio de los [...]

ver artículo