última hora

EL ALMA DE LA TIERRA. Fulgor de las mujeres. Por José Luis Puerto

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
EL ALMA DE LA TIERRA. Fulgor de las mujeres. Por José Luis Puerto
Noticias relacionadas

EL ALMA DE LA TIERRA

Fulgor de las mujeres

JOSÉ LUIS PUERTO

El 8 de marzo, como día de la mujer, está ahí para quedarse. Los feminismos, las reivindicaciones de las mujeres constituyen ya un tema social de indudable vigencia. Pero aún el mundo –y también nuestras sociedades occidentales– está regulado y organizado desde la perspectiva de los hombres. Queda aún mucha andadura por realizar, que durará más de una y de dos generaciones, para que la perspectiva de las mujeres también se tenga en cuenta e impulse cambios, tan necesarios, en nuestras sociedades.

Las resistencias masculinas (activas, pasivas, sutiles, sibilinas, tan bien engrasadas siempre) son aún fuertes, no van a desaparecer. Se revisten, en no pocos casos, de lógica, de normalidad, de algo que ha estado siempre ahí, que no se puede ni debe cambiar… Y en ese juego estamos.

Pero, desde niños, desde esa ‘vivencialidad’ o ‘vividura’ que impregna el alma para siempre, conocemos el fulgor de las mujeres y sabemos de su importancia para esa humanización del mundo que necesitamos. Los mundos de las mujeres eran fascinantes. Cuando se afanaban en las tareas domésticas, cuando celebraban y daban esa luz tan especial a las fiestas, cuando bordaban y cosían, cuando protagonizaban los ritos, cuando se convertían en damas oferentes, cuando… Es la memoria de la niñez en un ámbito rural muy especial –como es el de La Alberca, del que procedemos– la que nos ha permitido tener la fortuna de conocer toda esa presencia femenina, tan llena de fulgor y de una humanización tan especial.

El mundo de los hombres era más áspero, más tosco en no pocas ocasiones, más elemental si se quiere, menos expresivo y, desde luego, mucho menos matizado. Solo llegamos a acceder a la fascinación que también albergaba el mundo de los hombres a través de la figura de nuestro abuelo materno, de nuestro abuelo Pablo, que nos pronunciara el mundo, su mundo y el de la sociedad rural a la que él pertenecía, y que, por ello, fuera uno de los iniciadores a no pocas áreas de conocimiento.

De las mujeres, heredamos el sentimiento de la vida como ofrenda, como disponibilidad, también ese modo de estar siempre en torno a lo más próximo, la importancia de ese mundo de las cercanías, esa comunicación vitalista con los otros…

Porque, en el mundo rural del que procedemos, había, de facto, una suerte de matriarcado en el existir, en la organización de la vida, porque los hombres habían de salir a buscarse la vida (arriería primero, emigración después) y las mujeres, como vestales, eran las que se habían de ocupar del territorio del origen, con todo lo que ello significaba de criar a los hijos, de atender la casa y la pequeña hacienda, etc.

Pero luego todo ese mundo rural y antiguo se fue desvaneciendo y la vida ha ido continuando y en ella estamos. La perspectiva de las mujeres es hoy vital para esa humanización de la sociedad que necesitamos. Humanización desdibujada en un mundo materialista de pragmatismos e intereses que van contra el bien común.

Porque mujeres y hombres, todos, hemos de arrimar el hombro para que ese bien común sea una realidad y a todos nos impulse a la realización humana que nos merecemos.

 

 

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Opinión

LA YEGUA “BINGUERA” Y SU POTRO RECIÉN NACIDO, por Pedro Miguel Ortega Martínez

LA YEGUA “BINGUERA” Y SU POTRO RECIÉN NACIDO, por Pedro Miguel Ortega Martínez   1

Hoy la red social de Facebook, me trae una noticia bien grata. Lo digo como urbanita que soy, residente capitalino, sin entender nada de animales o plantas. Aunque he de [...]

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

P.Serrano
April 14, 2021 P.Serrano

Precioso potrillo. Felicidades al padrino y gracias a su gran amigo por compartir con nosotros [...]

ver artículo
Juan
April 12, 2021 Juan

Vaya suerte que estamos teniendo, en el otro medio de información digital de Ciudad Rodrigo, [...]

ver artículo
Luis
April 10, 2021 Luis

Absolutamente de acuerdo con el artículo. Mientras la política y el dinero vayan de la [...]

ver artículo
Greta
April 10, 2021 Greta

La fotografía retrata la realidad. Si sale en la foto, está. No es cuestión de [...]

ver artículo