última hora

El CEM celebra asamblea, visita la exposicion de las fortificaciones y presenta el Libro “El diario de Juan Arias”

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
El CEM celebra asamblea, visita la exposicion de las fortificaciones y presenta el Libro “El diario de Juan Arias”
Noticias relacionadas

Día intenso en el Centro de Estudios Mirobrigenses (CEM). El primer acto ha sido la celebración de la Sesión Ordinaria.

Entre los puntos han tratado y aprobado la incorporación como miembros del CEM: Francisco Javier Morales Paíno (Premio de Investigación D. Julián Sánchez “El Charro”) y Tomás Domínguez Cid.
También han aprobado la edición de la revista Estudios Mirobrigenses, número 5 de la serie de estudios, así como la aprobación de la edición del libro Canciones para el Carnaval. Ciudad Rodrigo 1890 – 1936, segunda parte que dejó muy avanzada Joaquín Fiz, y el Premio de Investigación Julián Sánchez “El Charro” sobre Siega Verde, de Carlos Vázquez Marcos.

Al finalizar la Sesión Ordinaria visitaron la exposición “Fortificaciones, poblados y pizarras. La Raya en los inicios del Medievo”, que fue guiada por el comisario de la misma, y compañero del CEM, Iñaki Martín Viso.

El día se cierra con la presentación del libro “El diario de Juan Arias”, en la casa de este alcalde de Ciudad Rodrigo en el siglo XIX.

Presentacion del libro El diario de Juan Arias alcalde de Ciudad Rodrigo editado por el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo y el CEM - 4

Intervinieron la concejal de Cultura Azaraha Martín Gutiérrez, el alcalde Juan Tomás Muñoz Garzón, el presidente del CEM José Ignacio Martín Benito, y el autor del estudio del libro Tomás Domínguez Cid.

Intervención de Azahara Martín Gutiérrez:

Sr. Alcalde, Sr. Presidente del Centro de Estudios Mirobrigenses, compañeros de Corporación, señoras y señores, buenas tardes a todos.

En el año 2015, el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo adquirió un interesante manuscrito del que fuera Alcalde de Ciudad Rodrigo en el siglo XIX Juan Arias Girón.

Dado el interés de dicho diario para la historia local, nuestro actual alcalde Juan Tomás Muñoz, al que también debemos su localización a través de Internet, iniciaría las gestiones oportunas para publicar dicho diario.

Puestos en contacto con el Centro de Estudios Mirobrigenses se planteó esta cuestión y dichas instituciones llegaron al acuerdo de publicarlo conjuntamente.

Y este es el libro que hoy les presentamos a todos Vdes., el diario de Juan Arias, con un estudio introductorio de Tomás Domínguez Cid, con el que se ha querido situar al personaje en su entorno histórico.

Seguidamente intervendrá el Alcalde, Juan Tomás Muñoz, a continuación el Presidente del CEM, José Ignacio Martín Benito y finalmente Tomás Domínguez que, como he dicho, ha sido el encargado de transcribir el diario, en colaboración con la miembro del CEM Paz Salazar Acha y de realizar un interesante trabajo sobre Juan Arias y la época en que se enmarca el diario.

Intervención de Juan Tomás Muñoz Garzón:

Desde una amplia perspectiva, considero que Juan Arias Girón debe integrar con prestancia la nómina de mirobrigenses ilustres. Lo avalarían aspectos vinculados a su compromiso público como diputado nacional o alcalde de Ciudad Rodrigo, con iniciativas y concreciones plausibles –caso de su ingente labor legislativa-; también a su panorama empresarial como hombre de acción, incluyendo planteamientos avanzados para el desarrollo económico de nuestro entorno y, por ende, del país –verbigracia, la necesidad de contar con el ferrocarril como motor de desarrollo de nuestro territorio o la propuesta para conseguir la unión aduanera hispano-lusa siguiendo el modelo germánico del Zollverein e integrando la navegación fluvial a través del Duero como recurso mercantil, todo ello como adalid del iberismo-; asimismo, por los valores de nuestro protagonista como erudito –articulista y literato en distintas publicaciones periódicas de variado ámbito, además de consiliario de la Escuela de Nobles y Bellas Artes de San Eloy, en Salamanca, y director, en su segunda época, del semanario mirobrigense La Voz de la Frontera-; por su bonhomía –apoyo incuestionable a la Sociedad de Socorros Mutuos fundada por otro ilustre rodericense: Casimiro Jacobo Muñoz Matilla; también con su integración y compromiso en la gestión del benemérito Hospital de la Pasión o por la defensa a ultranza de la demarcación episcopal y sus estructuras eclesiásticas tras la vacancia producida en 1843, y un largo etcétera-. Todo ello, y mucho más, se puede cotejar en el meritorio estudio introductorio que acompaña a esta publicación, obra de Tomás Domínguez Cid, a quien agradezco que asumiera el compromiso en el que le pusimos tanto el presidente del Centro de Estudios Mirobrigenses, José Ignacio Martín Benito, como quien esto relata, para cimentar la coedición de las memorias, del diario de Juan Arias Girón, con una documentada introducción que nos acerca a la figura de este insigne mirobrigense, a sus avatares vitales y familiares, a las preocupaciones por el estado y vicisitudes de sus negocios y que también, por otra parte, deja entrever su posicionamiento político, no siempre comprendido por sus coetáneos y por la crítica periodística al uso.
Podemos apreciar que la proyección de Juan Arias Girón como hombre público fue objeto de diversas interpretaciones en la prensa periódica del momento. Aunque carlista en sus convicciones, asentadas en sus antepasados, fue tachado en distintos momentos de conservador moderado, de progresista e incluso de absolutista, adscripción que le molestó y motivó para salir a la palestra y defenderse de esta incómoda acusación: Estoy lejos de creer menos dignas de respeto a unas convicciones que a otras, pero no puedo consentir en que se me atribuyan las que no me pertenecen, ni he dado motivo para que se me crea su partidario. Si fuera de otro modo, lo manifestaría con igual franqueza y claridad. Respeto los fundamentos sociales, monárquicos y religiosos; pero dentro de sus límites no puedo agregarme sino al sistema que coarte menos la acción y la libertad individual, y que permita el más anchuroso desarrollo al movimiento de sus intereses, declaraba en el diario El Eco del Comercio poco antes de ser elegido diputado por el distrito de Ciudad Rodrigo.
Esta aclaración, que evidencia su posicionamiento político, esta declaración de intenciones nos sirve, en su esencia, para conocer parte de la personalidad de Juan Arias Girón, de una trayectoria pública irradiada desde unas convicciones basadas en el respeto a las libertades individuales, pero sin rehuir la crítica hacia comportamientos poco edificantes, como se puede apreciar en la lectura de su diario, unas memorias que, como apunta Tomás Domínguez Cid, dejan algunas lagunas como trabajo pendiente para potenciales biógrafos de nuestro personaje.
Las memorias de Juan Arias Girón formaban parte de los fondos desgajados de un archivo particular que se encontraban a la venta en una librería anticuaria. Fueron adquiridas, junto a un inventario de bienes familiares, por el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo en julio y septiembre de 2015.
Ahora salen a la luz gracias al acuerdo de colaboración de la institución municipal con el Centro de Estudios Mirobrigenses, siempre dispuesto a afrontar y asumir iniciativas de esta índole, fruto también del vigente convenio para la publicación de los trabajos del premio de investigación que lleva el nombre del guerrillero Julián Sánchez, el Charro. Una colaboración que se hace extensible a otros aspectos pero que redunda fundamentalmente en el compromiso por difundir la cultura y la historia de Ciudad Rodrigo y su Tierra.
Por todo ello, mi agradecimiento al Centro de Estudios Mirobrigenses, a sus miembros y, en por supuesto, un especial reconocimiento a Tomás Domínguez Cid por su compromiso, dedicación y esfuerzo para facilitarnos una mejor comprensión de lo que fue y nos dejó el ilustre epónimo rodericense Juan Arias Girón.

Intervención de José Ignacio Martín Benito:

Las Memorias y los Diarios personales ocupan un lugar destacado en las fuentes primarias de la Historia. Son una visión directa del tiempo vivido por sus protagonistas, que dejan sus impresiones –sesgadas o no- en torno al ámbito social y familiar. Ciertamente aportan una información o un punto de vista personal y, por tanto, parcial, que debe ser valorada y contrastada con otras fuentes.
Con la publicación del Diario de Juan Arias Girón, el Centro de Estudios Mirobrigenses (CEM) se acerca por segunda vez a este tipo de fuentes. En 2010 el CEM, junto con la Fundación Ciudad Rodrigo 2006, editó en facsímil el Diario de Andrés Pérez de Herrasti, gobernador militar de la plaza de Ciudad Rodrigo durante el sitio francés de 1810, que fue publicado en 1814.
El Diario de Juan Arias Girón, alcalde de Ciudad Rodrigo, se integra, en la serie “Fuentes documentales” de las publicaciones del CEM, junto a la Relación histórica y circunstanciada de los sucesos del sitio de la plaza de Ciudad Rodrigo en el año de 1810 hasta su rendición al ejército francés y el Becerro del Monasterio de Nuestra Señora de La Caridad de Ciudad Rodrigo (siglos XII-XIX).
La coedición del Diario de Juan Arias entre el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo y el Centro de Estudios Mirobrigenses responde al interés del consistorio en la difusión pública del manuscrito del que fuera alcalde de la ciudad entre 1 de enero de 1861 y 31 de diciembre de 1864. El manuscrito original del Diario fue adquirido por el Ayuntamiento en 2015 a instancias de su actual regidor Juan Tomás Muñoz Garzón. El CEM se congratula de esta iniciativa, que estrecha aún más, si cabe, los lazos de colaboración con la institución municipal, consciente de poder contribuir así a un mayor conocimiento de la historia de la ciudad.
El estudio sobre Juan Arias Girón y la transcripción del Diario ha sido posible gracias a Tomás Domínguez Cid, encargado del Archivo Municipal de Ciudad Rodrigo y gran conocedor de la historia mirobrigense. Domínguez Cid ha realizado aquí un riguroso, paciente y concienzudo trabajo de investigación. Para ello se ha servido de su profundo conocimiento de diversos archivos de Ciudad Rodrigo y Salamanca, así como del manejo de otras fuentes como la prensa de la época, entre otras. Todo ello permite poder acercarnos a la figura de Juan Arias, un rico hacendado y personaje destacado en la vida de la ciudad, que fue político, periodista, literato y hombre de negocios; en esta última faceta destacó como promotor y dueño de la construcción de la Fábrica de harinas “La Concha”, a orillas del Águeda. Como hombre erudito, envío a la Real Academia de la Historia los calcos y dibujos de las inscripciones de las Tres Columnas de Ciudad Rodrigo y de las procedentes del palacio de Traguntía (partido de Vitigudino); en el Seminario Pintoresco Español de 1839 se hizo eco del mosaico de San Julián de la Valmuza -si bien lo atribuye erróneamente a los árabes – y publicó tres entregas o artículos sobre Las Batuecas. Fue suegro del historiador local Dionisio de Nogales–Delicado Rondón y abuelo, por tanto, de Juan de Nogales-Delicado Arias, otro ilustre y polifacético mirobrigense. En su vertiente política, Arias Girón antes de ser alcalde de la ciudad, fue diputado nacional por el partido de Ciudad Rodrigo entre 1848 y 1850.
De todo esto y mucho más se ocupa el trabajo realizado por Tomás Domínguez Cid, un ensayo que nos acerca no sólo al personaje de Juan Arias Girón, sino también a un periodo de la historia de la ciudad, poco investigado, como es la etapa central del siglo XIX.

Intervención de Tomás Domínguez Cid:

“EL DIARIO DE JUAN ARIAS, ALCALDE DE CIUDAD RODRIGO”
Sr. Alcalde, Delegada de Cultura y miembros de la Corporación, Sr. Presidente del CEM, familia, amigos y amigas, buenas tardes a todos.

Muchas gracias Alcalde, muchas gracias Presidente del CEM por las amables palabras que me habéis dedicado.

Sigo con los agradecimientos y en primer lugar hacerlo constar hacia mi esposa.

Araceli, muchas gracias por aguantar mis idas y venidas, mis desconexiones del mundo exterior ante la pantalla del ordenador y por acompañarme, además de buena gana, por carreteras y pueblos y por algún que otro archivo siguiendo los pasos de Juan Arias Girón, un alcalde de Ciudad Rodrigo que tuvo la ocurrencia de escribir un diario y que durante algún tiempo ha sido, casi, uno más de la familia. Solo ha faltado ponerle un plato en la mesa a la hora de las comidas.

Gracias, corporativismo aparte, a las archiveras y archiveros de las diócesis de Coria-Cáceres, de Salamanca, de Ciudad Rodrigo y del Histórico Provincial, al erudito Carlos Mezquita, actual propietario del palacete de los Cáceres en Traguntía y a Jorge Holguera, de Cantalapiedra, entre algunos otros.

Muchas gracias también, estimado alcalde, por el encargo que me hiciste de transcribir el diario primero y hacer después el estudio que antecede a la publicación que presentamos, todo un reto y un regalo, lo digo sinceramente, un regalo con un cierto regusto a almendra amarga dicho sea de paso, pero que, finalmente, he disfrutado porque, a fin de cuentas, la investigación histórica es apasionante.

Gracias a aquel alcalde decimonónico y a este alcalde actual, al diario manuscrito dejado por aquel y a la pericia de internauta de éste que después de siglo y pico lo localizó se ha podido enriquecer y conocer un poco más de nuestra ciudad. Personalmente el seguimiento del personaje me ha supuesto el reverdecimiento del gusto por la búsqueda y localización de aquellos datos necesarios para el andamiaje de una historia.

Recuerdo la letra de aquella canción de los hobbits de Tolkien que dice:

Quizás aún encontremos detrás del recodo
un árbol repentino o una roca empinada
que nadie ha visto sino nosotros.

Volver a sentir como se acelera el pulso cuando ves que te vas acercando al recoveco de algún archivo o web donde (estás casi seguro) vas a encontrar un dato desconocido o una nueva historia en la que quizá nadie ha reparado sino nosotros, es una sensación realmente gratificante.

Así pues, muchas gracias a todos los que de una manera o de otra me habéis acompañado o animado en este trabajo.

Me toca hablarles de D. Juan Arias Girón, como no podía ser menos y de convencerles a Vdes. para que lean su diario, el diario del que para mí fue, ante todo, un hombre bueno.

Para ello, unas líneas, un avance resumen del estudio que precede al diario y unas pinceladas sobre el contenido del mismo.

Juan Arias Girón nace en Ciudad Rodrigo en 1820, siendo bautizado en su catedral y no en Cantalapiedra como en bastantes documentos, incluso oficiales, aparece.

Es hijo de D. Carlos María Arias Cáceres, natural y vecino de Ciudad Rodrigo y de Dª Inés Girón y Ulloa natural de Cilleros y descendiente, por línea paterna de los más importantes linajes mirobrigenses.

Y he querido hablarles de Juan de Sahagún Carlos María Isidro, que todos estos eran todos sus nombres (el martes pasado, el 12 de junio, hubiera sido su onomástica), aquí, en su casa, en la casa que Juan Arias construyó sobre los solares de antiguas propiedades de la familia y otros colindantes que compró para ello, en la que vivió días felices con su esposa, a la que consideraba sencillamente perfecta, Dª María de las Nieves Pérez-Dávila y Osorno, hija del entonces gobernador militar de la plaza, Marieta o sencillamente María, como él la llamaba. Una mujer modelada por las aspiraciones más exigentes del deseo: un tesoro de abnegación, una fuente inagotable de ternura, un alma pura y sublime que no empaña jamás la sombra de un mal pensamiento; una mujer, en fin, como había yo pedido a Dios que me la concediese y me parecía una quimera pretenderla, dice de ella.

Igualmente en esta casa pasó las terribles experiencias de ver morir a alguna de sus hijas y a su madre con la que estaba muy unido, ya que muy joven quedó huérfano de padre y siendo el hijo mayor, le tocaría ser el cabeza de familia.

En ella desayunaba chocolate que debía de gustarle bastante puesto que lo tomaba a diario. Jugaba al billar con su suegro por aquello de hacer ejercicio, que le había recomendado el médico dice él, aquí organizaba reuniones con políticos de la época y desde ella dirigía su importante emporio económico porque Juan Arias era un gran hacendado, el propietario de un patrimonio inmobiliario muy extenso, dueño de fincas (y como agricultor las referencias al tiempo atmosférico son constantes en el diario), viviendas y una fábrica de harinas sobre el río Águeda, la Aceña del Muladar que hoy, de propiedad municipal, conocemos como La Concha.

En esta casa fallecería, relativamente joven, en la Nochebuena de 1882, después de volver a ella tras varios años de ausencia en los que vivió en el pueblo de El Escorial, en una casa que detalla cómo va habilitando, pareciendo como si fuera para vivir ya en ella para siempre.

No he podido encontrar la razón por la que marcha de Ciudad Rodrigo, donde parece perfectamente feliz. ¿Cuestiones de negocios? No parece, tampoco, que le vaya mal por aquí con sus fincas, su fábrica de harinas. Quizá fuera eso que llaman “diversificación” ya que en su diario habla de negocios inmobiliarios en Madrid aunque sigue viniendo a Ciudad Rodrigo por cuestiones de negocios también. Son pocas las referencias familiares o personales que incorpora al diario durante su estancia en Madrid

Quizá abandona esta grandiosa casona en la que nos encontramos por precaución, porque en 1868 tiene lugar la Gloriosa, la Revolución de Septiembre, que destrona a Isabel II y que aquí, en Ciudad Rodrigo, se vive con intensidad. Algún antiguo subordinado suyo como el novelesco José Acisclo Hernández, del que apunto algunos datos en este libro, se convierten en personajes destacados de la política local. Pasa el Sexenio Liberal y vuelve a la vieja Miróbriga ¿Por qué vuelve? ¿Por qué ha pasado la revolución? Una incógnita que por ahora o por siempre, ha quedado o quedará sin resolver ya que el diario finaliza abruptamente en agosto de 1875 y, como he dicho, las referencias personales cada vez han ido siendo menos conforme avanza el tiempo.

He afirmado antes que Juan Arias era un hombre bueno. Son varios los datos que lo avalan.

Se preocupa por los que le rodean. Cuando le paralizan las obras de su fábrica de harinas, esgrime, además de razones legales para poder continuarlas, el que con ello más de 20 familias se quedan sin trabajo y, claro, en aquellos tiempos, sin paro, sin subsidios el que no trabajaba no recibía salario y pasaba hambre. Su interés por la clase obrera es patente y reconocido incluso por las sociedades obreras, precursoras de los sindicatos de trabajadores, a las que apoya de forma pública.

Desde muy joven entra en política. Pienso que su entrada en política se debe a su sentido del deber, no parece que tenga intereses bastardos. Forma parte de juntas de salvación y comisiones revolucionarias que quieren cambiar todo, regenerar las instituciones patrias y acabar con el pérfido Espartero.

Su ideología es conservadora pero lejos de la radicalización. Es carlista como lo es su familia, de sangre y política y porque (se puede leer entre líneas en su diario) piensa que aquello de “Trono y Altar” o “Dios, Patria y Rey” es la mejor política que se puede aplicar para el bien de la ciudadanía.

Algún texto de la época le califica de políticamente voluble en su etapa de diputado en cortes entre 1848 y 1850.

Pero lo cierto es que como alcalde de Ciudad Rodrigo en los años 1861 a 1864, no hay ninguna sombra sobre su rectitud.

Tras un repaso de la documentación municipal de la época no parece que su gobierno haya sido arbitrario o partidista.

No se casa con nadie. Le llega incluso a imponer una multa a su suegro porque una de sus criadas tira basura a la calle, incumpliendo las ordenanzas que el mismo pone en vigor, lo que le vale el terrible disgusto familiar que narra en su diario. Gritos, amenazas, llantos, todo un drama.

A pesar de tener un buen pasar económico, estudia. Es Bachiller y licenciado en leyes y se le nota a la hora de gobernar el ayuntamiento a través de esas ordenanzas u otras disposiciones legales que adopta, reglamento del cementerio, de los alcaldes de barrio.

Después de varios siglos sin actualizarlas, el ayuntamiento aprueba, a finales de 1862 unas ordenanzas modernas, que buscan regular la vida ciudadana y la concordia entre los vecinos.

Regulan desde el recorrido de la procesión del Corpus hasta el horario de las tabernas, desde la limpieza y ornato de la ciudad hasta el maltrato animal. Si, que no se asombre nadie, que es cierto, dentro de los parámetros de la época claro está.

Son, además, unas ordenanzas confeccionadas por el propio Arias Girón porque, aunque se crea una comisión para su redacción, el propio ayuntamiento pleno deja constancia al aprobarlas que han sido elaboradas exclusivamente por el alcalde.

Muchos años fueron la base de las relaciones entre el consistorio y la ciudanía y, claro está, entre los propios vecinos. Incluso décadas después, a comienzos del siglo XX estas ordenanzas municipales son recordadas en algún semanario local que echa en falta disposiciones legales de la calidad de aquellas ordenanzas de D. Juan Arias.

Lo cierto es que le preocupa y mucho mejorar la vida de sus paisanos y cree, está totalmente convencido que la solución para ello sería que el ferrocarril llegara a Ciudad Rodrigo. Durante décadas, escribe, realiza gestiones y recaba apoyos para que la vía férrea llegue a su ciudad y continúe hasta la frontera portuguesa. Con ello, en los vagones arrastrados por las máquinas de vapor, piensa que llegará la riqueza, el intercambio de productos, un transporte rápido y económico que traiga bienes de consumo asequibles para todos y con el que se le pueda sacar rendimiento a los excedentes que aquí se produzcan.

Es un iberista convencido. Piensa que hay que reforzar las relaciones hispano-portuguesas, comunicarse por ferrocarril, hacer navegable el Duero. En fin, una serie de iniciativas que redundarán en beneficio de todos, allende y aquende de la frontera. En uno de los artículos que publica dice así:

Llegará día […] en que ambas naciones [España y Portugal] comprendan que sin enlazar estrechamente sus intereses mercantiles y políticos, ni para una ni para otra hay porvenir

Es una persona sincera y recta. No duda en dejar constancia en su diario de aquello que hacen sus parientes y que no le parece ni ética ni moralmente correcto. Reprocha a su suegro, que preside la junta rectora del Hospital de la Pasión que haya pedido un préstamo esta entidad, deja constancia del mal comportamiento de un cuñado malversador y mujeriego. No entiende que uno de sus mejores amigos y pariente además, cambie su posición, que chaquetee y deje de apoyar candidatos con los que se había comprometido o que, por motivos políticos, se deshonre a las personas acusándolas injustamente de actos no cometidos

También es un hombre profundamente religioso, tiene una fe realmente grande. Juntamente con su esposa se confiesa regularmente, asiste a misas, conferencias cuaresmales o procesiones.

Incluso, cuando la vida lo golpea duramente, como es el caso del fallecimiento de sus hijos o de su madre, lo acepta con una gran resignación cristiana. Por el contrario, todo lo bueno que le sucede, su posición económica, su salud, el encontrar a su esposa María, lo atribuye a la mano de Dios, a su Providencia, como cita en varias ocasiones.

Como curiosidad, deja constancia de cómo comienza la devoción a la Virgen de la Peña de Francia en la Parroquia de San Andrés que continua en la actualidad.

No obstante, a pesar de su piedad y devoción, como alcalde, se enfrenta al Cabildo catedralicio por cuestiones de etiqueta y protocolo, al entender que los representantes municipales que asisten a las funciones religiosas no son tratados con la debida consideración como tales representantes del ayuntamiento.

La cultura para él es importante, lee mucho, se sabe que tiene una gran biblioteca, en parte heredada de su padre D. Carlos María Arias. Desde muy joven, siendo estudiante, escribe en diversos periódicos y revistas, incluso hacia el final de su vida dirige en Ciudad Rodrigo un periódico “La Voz de la Frontera”. Escribe de sus ideas políticas, de su iberismo, del ferrocarril ¿cómo no? pero también de cuestiones literarias, de las Batuecas, de la Peña de Francia, de la Universidad de Salamanca, de los mosaicos romanos en San Julián de Valmuza.

Así, en líneas generales es el mirobrigense Juan Arias Girón, un hombre bueno, sincero, un hombre de su tiempo que escribió el diario que ahora se publica, con un estudio previo que trata de dar a conocer a este personaje y rescatarlo del olvido.

Aunque, como digo en la introducción

“Esta es una biografía sin concluir, como todas las que se pretenden escribir ya que resulta imposible narrar toda la trayectoria vital de una persona.

Falta, sobre todo, una imagen del protagonista, alguna fotografía o algún retrato pictórico suyo pero, a pesar de su búsqueda exhaustiva, de la ayuda por parte de algún buen investigador que tengo por aquí, a mi lado e incluso después de contactar con descendientes indirectos suyos, ya que directos no los hay, ha resultado imposible.

Ahí queda como asignatura pendiente.

Espero que estas breves pinceladas que encontrarán más desarrolladas en el estudio previo y en las notas a pie de página, les animen a leer este libro que presentamos.

Buenas tardes a todos y muchas gracias por su paciencia y atención.

JUAN ARIAS GIRÓN. RESUMEN

Nace en Ciudad Rodrigo el 12 de junio de 1820, siendo bautizado en la Catedral

En 1843 se examina para abogado. Vuelve a Ciudad Rodrigo.

De 1848 a 1850 es diputado en cortes.

Se casa con María de la Nieves Pérez Dávila y Osorno, natural de Perpiñán, el 16-junio-1859

De 1861 a 1864 es alcalde de Ciudad Rodrigo

Fallece en Ciudad Rodrigo el 24-diciembre-1882, a los 63 años.

Su esposa se vuelve a casar con Cristino Jesús Valls Moreno.

___

Tomás Domínguez Cid ha recibido la comunicación en este acto de la aprobación para su ingreso en el CEM.

Algunos datos de Domínguez Cid:

Estudios:

  • Técnico Auxiliar, Rama Administrativa y Comercial. (I.E.S. “Tierra de Ciudad Rodrigo”, de Ciudad Rodrigo) Año 1995.
  • Diplomado en Biblioteconomía y Documentación (Universidad de Salamanca). Año 2000.

Experiencia profesional:

  • Auxiliar Administrativo en el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, desde el año 1986
  • Administrativo en el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, desde el año 1996
  • Encargado del Archivo Histórico Municipal por acuerdo de Pleno de 25-marzo-1994.

Archivística y Biblioteconomía:

  • Curso de Conservación y Gestión de Archivos Municipales (Diputación P. de Salamanca). Año 1995.
  • Curso “El Medio y los Usuarios de los Archivos en el siglo XXI” (Asociación de Archiveros de Castilla y León) Año 1997.
  • Curso “Dinamización de la Biblioteca Escolar” (Centro de Profesores y Recursos, de Ciudad Rodrigo) Año 1998.
  • Curso “Archivo de Oficina” (Diputación P. de Salamanca). Año 1998.

Otros cursos:

  • Acción Formativa, “La protección de Datos”, impartida por la Unión Sindical Obrera. Año 2014
  • Curso “Community Management para las Administraciones Públicas” (On Line), impartido por la Diputación Provincial de Salamanca. Año 2017.
  • Curso “Protocolo y organización de eventos” (On Line), impartido por la Federación Regional de Municipios y Provincias de Castilla y León. Año 2017.
  • Curso “Uso de la aplicación ORVE (Oficina de Registro Virtual Electrónico), On Line, impartido por la Federación Regional de Municipios y Provincias de Castilla y León. Año 2017.
  • Curso “Redes Sociales como herramientas de trabajo en las Administraciones Públicas” (On Line), impartido por la Federación Regional de Municipios y Provincias de Castilla y León. Año 2017.

Congresos:

- Congreso Internacional La Raya Luso-Española. Relaciones Hispano-Portuguesas del Duero al Tajo. 11 a 14 de noviembre de 2002, organizado por el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo y el CEM.
- Congreso Internacional La Guerra de la Independencia en el Valle del Duero: los asedios de Ciudad Rodrigo y Almeida. 5 al 8 de octubre de 2010, organizado por la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad de Burgos. Participación como colaborador en la organización del congreso.

Cursos impartidos:

  • Patrocinado por el FORCEM y organizado por la Academia Bravo, curso “Ciudad Rodrigo: Histórico Artístico”. Año 2005.
  • I Taller “Escudos Nobiliarios”, organizados por la Fundación Ciudad Rodrigo 2006. Año 2011.
  • II Taller “Escudos Nobiliarios”, organizado por la Fundación Ciudad Rodrigo 2006. Año 2011 (segunda edición)

Otras actividades:

Colaboraciones en medios de comunicación:

Periódicos:

  • “La Gaceta Regional”, sustituyendo en vacaciones al Corresponsal de Ciudad Rodrigo.
  •  “La Voz de Miróbriga” con una sección fija semanal bajo el seudónimo de Urogallo, de 1992 a 1997.

Programas de radio sobre temas de historia local en:

  • “Radio Miróbriga”. Onda Cero. (Programas sobre Heráldica mirobrigense)
  • “COPE Ciudad Rodrigo”. (Programas sobre historia en general).

Programas en la televisión local, titulados:

  • “Heráldica mirobrigense”.
  • “Por las calles de mi Ciudad”.

Colaboraciones esporádicas en:

  • “Tribuna de Salamanca”.
  • “El Adelanto de Salamanca”.
  • “El Papel de la Efepe”, del I.E.S. “Tierra de Ciudad Rodrigo”
  • Revista “Turiscal”.
  • Libro Programa de Semana Santa.
  • INTERNET. URL www. ciudadrodrigo.net

Publicaciones

  • Artículos diversos de investigación sobre historia de Ciudad Rodrigo en el Libro de Carnaval desde el año 1991 hasta la actualidad
  • Artículos de investigación publicados en la revista de Heráldica y Genealogía “Hidalguía”.
  • “Archivo Histórico Municipal”. Año 1991.
  • “La Casa del I Marqués de Cerralbo”. Año 1991.
  • “También estuvieron allí (mirobrigenses en América)”. Año 1992
  • “El Palacio de la Marquesa de Cartago”. Año 1995.
  • “Aproximación a la vida y obra de Fray Diego Tadeo González “Delio”, en colaboración con otros 2 autores. Año 1994.
  • “Ciudad Rodrigo. Imágenes para el recuerdo” con la colaboración de Mª Jesús Bravo Pazos. Año 2009.

Conferencias:

• VII Congreso Internacional sobre el Carnaval. Cádiz, 1994. Ponencia El Carnaval de Ciudad Rodrigo.
• Promoción del Carnaval de Ciudad Rodrigo. Valladolid, 1996. Conferencia La fiesta del Carnaval de Ciudad Rodrigo.
• XX Semana Cultural del Centro Cultural y Recreativo “El Porvenir”. Ciudad Rodrigo, 1997. Conferencia ilustrada con diapositivas La Heráldica y Ciudad Rodrigo.
• XXV Semana Cultural del Centro Cultural y Recreativo “El Porvenir”. Ciudad Rodrigo, 2001. Conferencia Carlos I y Ciudad Rodrigo.
• Congreso de Historia de la Diócesis de Ciudad Rodrigo. Ciudad Rodrigo, 2000. Comunicación: Guía del Archivo Histórico Municipal de Ciudad Rodrigo en Internet.
• Conferencia audiovisual organizada por el Hotel “Lima” para participantes en Congreso Turístico Paseo por Ciudad Rodrigo. Año 2001.
• Semana Cultural del Centro de Día. Ciudad Rodrigo, 2002. Conferencia con proyección de fotografías antiguas: Ciudad Rodrigo. Imágenes para el recuerdo.
• I Encuentro de Música Popular Hispano Lusa, organizado por la “Asociación Botón Charro de Miróbriga”. Conferencia La Historia vista a través de las canciones populares. Año 2003.
• Semana Cultural Colegio Público “San Francisco”. Conferencia audiovisual dirigida a los alumnos del Centro Ciudad Rodrigo: 4.000 años de historias y leyendas. Año 2007.
• Jornadas de Historia y Cultura de Ciudad Rodrigo, organizadas por el CEM, coloquio en torno a la Guerra de la Independencia. Año 2008.
• IV Jornadas de Patrimonio, organizadas por el CFIE de Ciudad Rodrigo, con la conferencia La Junta de de Armamento y Defensa de Ciudad Rodrigo durante la Guerra de la Independencia. Año 2008.
• Ponente de las tertulias organizadas por la Fundación Ciudad Rodrigo sobre la Guerra de la Independencia. Año 2008.
• Semana Cultural del Centro Cultural y Recreativo “El Porvenir”. Conferencia Ciudad Rodrigo en 1808. Año 2008.
• III Congreso Internacional Franciscanista, celebrado en Ciudad Rodrigo. Ponencia D. Román Marcos Sánchez, promotor del franciscanismo en Ciudad Rodrigo. Año 2009.
• Semana Cultural del Centro Cultural y Recreativo “El Porvenir”. Conferencia Ciudad Rodrigo bajo las águilas imperiales: 10 de julio de 1810 – 19 de enero de 1812. Año 2010.
• VI Jornadas de Patrimonio, organizadas por el CFIE de Ciudad Rodrigo, mesa redonda sobre la Guerra de la Independencia. Año 2010.
• Ponente de las Tertulias de la Fundación Ciudad Rodrigo sobre San Francisco de Asís. Año 2013.
• Jornadas organizadas por el IES “Fray Diego Tadeo”, de Ciudad Rodrigo con motivo del Día Internacional de la Mujer. Charla-coloquio María de la Salud Bernaldo de Quirós y Bustillo. La primera mujer piloto de aviación. Año 2016.
• Jornadas organizadas por Cívitas Animación Cultural Espacio i, de Ciudad Rodrigo con motivo del Día Internacional de la Mujer. Conferencia María de la Salud Bernaldo de Quirós y Bustillo. La primera mujer piloto de aviación. Año 2016.

Pregones:

  • Pregonero del Carnaval del Toro de la Peña “Puerta del Desencierro”. Año 2003.
  • Pregonero de las fiestas de San Miguel en Pedrotoro. Año 2005.
  • Pregonero del Carnaval del Toro del Centro Cultural y Recreativo El Porvenir. Año 2007.
  • Pregón del Martes Mayor. Año 2007.
  • Pregonero de la Semana Santa. Año 2009.
  • Pregonero del Carnaval del Centro de Día de Ciudad Rodrigo. Año 2013.
  • Pregonero de las Fiestas del Arrabal del Puente. Año 2016

Premios

  • Premio del IV Concurso de Narrativa “José Tomás de Mazarrasa” con el trabajo “También estuvieron allí”, sobre mirobrigenses en la conquista de América. Año 1989.
  • Accésit Premio de Investigación Histórica “D. Julián Sánchez El Charro”, con el Trabajo “Piedras armeras” sobre Heráldica de Ciudad Rodrigo. Año 1992.

Otras referencias

  • Organizador de la exposición “El Archivo Histórico Municipal”. Ciudad Rodrigo, Casa Municipal de Cultura. Año 1997
  • Colaborador técnico del Centro de Estudios Mirobrigenses desde su creación hasta el año 1997.
  • Vocal del Centro Cultural y Recreativo “El Porvenir”, desde 1992 a 2016.
  • Hermano del Patronato del Hospital de la Pasión, desde 1996 hasta la actualidad, (como tal ha sido miembro de su Comisión Permanente y Secretario-Archivero del Patronato, de 2003 a 2016). Sería el encargado de la organización de su archivo histórico, continuando en la actualidad como responsable del mismo.
  • Catequista en la Parroquia de San Cristóbal.
  • Secretario desde su creación hasta la actualidad de la Comisión Municipal del Toro más Bravo.
  • Organizador de la exposición permanente “Piedras para el recuerdo” que se muestra en el antiguo Convento de San Francisco. Año 2008.
  • Secretario de la Comisión Municipal de Reina y Damas del Carnaval desde el año 2011.
  •  Coorganizador de los actos del I centenario de la Riada de 1909 y de la publicación de folleto conmemorativo. Año 2009.
  • Vocal-Secretario del Jurado “Premios Hoteles Conde Rodrigo”, desde el año 2009.
  • Ha confeccionado los estudios históricos preceptivos y diseñado los escudos heráldicos de los municipios de:
    - Alba de Yeltes. (2011)
    - Villar de Argañán (2014)
    - Dios le guarde (2014)
    - Serradilla del Llano (2017)
    - La Atalaya (2018).
    (Todos ellos aprobados por los respectivos ayuntamientos)

Este es parte del currículum de Tomás Domínguez Cid, que con toda seguridad aportará su conocimiento al Centro de Estudios.

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Ciudadano
October 20, 2019 Ciudadano

Hombre Pepita, cómo es usted, seguro qué aquí ni siquiera tomaron un vaso de agua [...]

ver artículo
pepita
October 20, 2019 pepita

Esto es la ley de amnesia Histórica porque solo llega hasta Franco y antes, no [...]

ver artículo
pepita
October 20, 2019 pepita

Ahora no veo yo comentarios como cuando se reunieron los del PP, de quien paga [...]

ver artículo
Juan
October 20, 2019 Juan

Creo que toda la preparacion para este evento fue muy deprisa y corriendo por parte [...]

ver artículo