última hora

EN HOMENAJE AL POETA SANTIAGO CORCHETE, por Francisco López-Arza y Moreno

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
EN HOMENAJE AL POETA SANTIAGO CORCHETE, por Francisco López-Arza y Moreno
Noticias relacionadas

Estimado amigo Santiago:

En estos momentos, en que tantos buenos amigos te rodean, me gustaría dedicarte –sin que importe que los demás escuchen- unas palabras de agradecimiento por tu generosa dedicación a la poesía, que al fin y al cabo redunda en el bien común, y a mayor gloria de la literatura española.

De todos es conocida tu brillante trayectoria literaria. Por eso quisiera resaltar, no lo que ya has publicado, sino lo que te queda por publicar, algo que sorprendentemente constituye una obra ingente, y de una calidad extrema, que se ha ido gestando a lo largo de un período de silencio creador, como si de un retiro espiritual se tratase, y que como tal ha resultado iluminador.

Y de ahí la deuda que aún queda pendiente, la deuda con el lector, que tiene derecho a conocer la culminación de una trayectoria coherente, en constante evolución, que se ha ido perfilando por un camino firmemente trazado desde el principio, y que en consecuencia solo se comprende en su totalidad si se accede a los límites de su territorio. Y esos están ahí, aguardando pacientemente, en los magníficos cuadernos, en los reservados manuscritos del autor.

Ahora bien, no es que se refugie en ellos otro poeta distinto al que conocemos. Es el mismo, pero con matices diferentes, con perspectivas nuevas, con las tonalidades requeridas; con un tratamiento singular, en definitiva, del fenómeno poético. Santiago, al don natural, con los años ha ido añadiendo -en un fructífero proceso de ahondamiento- la sabiduría y la pesadumbre que da la práctica de vivir, con la fortuna añadida de haber acertado en esa hora culminante de verter la experiencia en el verso, con un tino tal que se ha superado a sí mismo, y se ha encumbrado entre los grandes poetas de la actual poesía española.

Hay pues, en conclusión, un Santiago Corchete poeta que no conocemos, pero tengamos por seguro que es un escritor fiel a sí mismo, a sus postulados de origen, a esos símbolos de la mujer, de la luz, de la palabra que estructuran toda su obra, y la llenan de valores simbólicos, de laberintos polisémicos. Porque hasta ahí llega la indagación, la búsqueda de la expresión concisa, pero poliédrica, rebosante de significados. Difícil empeño, por cierto, que podría desembocar en el hermetismo, pero que Santiago afronta con seguridad, bajo la perspectiva de que el ejercicio poético constituye un instrumento de conocimiento, una forma de afrontar la contradicción, la lucha de los elementos antagónicos que, en su eterno retorno, conforman el cosmos. Una forma, en conclusión, de enfrentarse a la duda, a la incertidumbre, a esa zozobra de no saber nunca dónde está la verdad de las cosas.

Mas todo esto, como decimos, ya estaba en la primera poesía de Santiago Corchete, aunque seguramente solo en germen; de modo que es ahora cuando alcanza su expresión más conseguida, en esta etapa de clausura artística; y de ahí, insistimos, que quede pendiente una deuda… y baste, para justificar tanta elucubración, la lectura de uno solo de estos poemas que descansan aún en el armario; un poema, en nuestra consideración, portentoso, y merecedor de un brindis por él y por su autor.

¡Vaya, pues, por ti, amigo Santiago, y con nuestro más afectuoso abrazo!

Contemplas impertérrito
la serena elegancia de los mirtos
mordida por la luz de atardecer,
la implícita advertencia de sus limbos.

Todo en el derredor presagia el eco
de los dones impuros del paisaje
que se van alejando, concluidos,
hacia el mar terrenal de su descenso.

No es del viento la voz que rumorea.
No, no es del sol la voz que se percibe
germinando los ocres del crepúsculo…
es el tiempo, que pasa.

[Francisco López-Arza y Moreno: participante en el Homenaje a Santiago Corchete Gonzalo el 10 de noviembre de 2018 en Badajoz]

(fotografía de archivo)

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Opinión

CUANDO LADRAN LOS PERROS DE LA GUERRA, por Tomás Acosta Píriz

CUANDO LADRAN LOS PERROS DE LA GUERRA, por Tomás Acosta Píriz   0

Cuando ladran los perros de la guerra, son siempre los mismos perros. Cambian los tonos, sus modos, sus formas, sus quejidos, la intensidad, el tiempo, el timbre. Aparecen en la esquina de los años, [...]

Banner
Banner
Banner
Banner
Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Juan
October 22, 2019 Juan

Estos no fueron a ningun restaurante ? [...]

ver artículo
Pepita
October 22, 2019 Pepita

Perfecto, enhorabuena a toda esta gente y haber si nos apuntamos todo el pueblo, como [...]

ver artículo
Lorenzo GA
October 21, 2019 Lorenzo GA

Puedo dar un dato de un antepasado Don Salvador García de la Mata,calidad noble,estuvo en [...]

ver artículo
susescrofa
October 20, 2019 susescrofa

Y sobre todo a los muertos. Es de cobardes. [...]

ver artículo