última hora

Moción de Ciudad Rodrigo en Común-IU en apoyo de derechos LGTBI

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
Moción de Ciudad Rodrigo en Común-IU en apoyo de derechos LGTBI
Noticias relacionadas

El grupo Ciudad Rodrigo en Común – IU ha registrado una moción en la que exponen su apoyo al colectivo LGTBI y piden acuerdos para no retroceder en derechos.

___

MOCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DEL COLECTIVO LGTBI.

El 28 de junio se han cumplido 50 años desde que un homosexual falleciera a consecuencia del maltrato público al que fueron sometidos un grupo de personas de diferentes orientaciones sexuales que frecuentaban el bar de ambiente Stonewall, tras ser asaltado por la policía estadounidense. Desde entonces, cada año se celebra este día por los derechos de lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales (LGTBI).
Es de justicia y totalmente necesario recordar el pasado de sufrimiento y persecución que las personas LGTBI –y en general aquellas que se han mostrado disidentes con las normas sexuales– han vivido en el estado español. Además del oprobio social históricamente padecido, empezaron a ser perseguidas legalmente por el Código Penal de 1928 bajo la forma del escándalo público. Posteriormente, el marco jurídico de la dictadura incluyó explícitamente el delito de homosexualidad con una nueva ley más represiva: la Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social. Cerrada ya definitivamente la puerta a las normas represoras del franquismo, la democracia española comenzó a legislar, paso a paso y de forma fragmentada, pero en línea general positiva, los derechos de las personas LGTBI. La aprobación en 1978 de la Constitución Española, supuso el inicio de una nueva etapa, plasmando una serie de valores reguladores de nuestra organización social. Mención específica merece el artículo 14 que proclama el derecho a la igualdad y a la no discriminación al establecer que las personas son «iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer ninguna discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social»

La inclusión de la igualdad y la prohibición de discriminación en la Carta Magna propició un seguido de avances legales que han tenido lugar gracias al esfuerzo, el sacrificio y, con frecuencia, el dolor del movimiento LGTBI, al que se debe reconocer su relevante labor histórica para hacer avanzar tanto la legislación como las costumbres, hábitos y principios éticos de la sociedad española hacia una sociedad más libre, igualitaria y fraternal. En este recorrido legal, son de mencionar la Ley Orgánica 4/1995, de 11 de mayo, como modificación al Código Penal de 1944, que introduce expresamente la agravante de orientación sexual así como los delitos de odio y discriminación; la Ley 3/2007, de 15 de marzo, reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas, otorgó a las personas transexuales el derecho a registrar su auténtica identidad o la Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida
Por su parte, la Ley 13/2005, de 1 de julio, modificó el Código Civil en materia de derecho a contraer matrimonio abriendo un nuevo camino, al permitir al colectivo, no sin dificultades, el acceso al matrimonio con independencia de su orientación sexual, siendo uno de los primeros países en hacerlo. No obstante, tuvo que ser el Tribunal Constitucional en su sentencia 198/2012 quien dio un nuevo respaldo a la igualdad proclamada por la Constitución y por esta Ley. En su sentencia, tumbaba el recurso de inconstitucionalidad presentado siete años antes por el Partido Popular contra el matrimonio entre personas del mismo sexo, un recurso injustificado y retrógrado que pretendía devolver a España a las cavernas. El alto Tribunal manifestó, con mucha claridad que «las personas homosexuales gozan ahora de la opción, inexistente antes de la reforma legal, de contraer matrimonio con personas del mismo sexo, de tal modo que el respeto a su orientación sexual encuentra reflejo en el diseño de la institución matrimonial y, por tanto, su derecho individual a contraer matrimonio integra también el respeto a la propia orientación sexual. De este modo se da un paso en la garantía de la dignidad de la persona y el libre desarrollo de la personalidad que han de orientarse a la plena efectividad de los derechos fundamentales, además de ser fundamento del orden político y de la paz social y, por eso, un valor jurídico fundamental».
Sin embargo, pese a la rotundidad del Tribunal Constitucional, el desarrollo del marco normativo para aumentar y consolidar los derechos del colectivo LGTBI se ha visto truncado y ralentizado durante los últimos años. Así, la proposición de la Ley de igualdad LGTBI elaborada por la FELGTB que debía desarrollar los avances y la igualdad del colectivo, se vio nuevamente obstaculizada por el PP, a través de una enmienda a la totalidad, y que ha supuesto la paralización de la normativa en la burocracia del Congreso de los Diputados durante ya dos años.
En 2019 son todavía muchos los ámbitos en los que se debe avanzar. Sin ir más lejos, el manifiesto de la FELGTB de este año decía:
Muchos de los problemas que tenemos las personas trans afectan a cuestiones que sólo a través de las competencias del Estado se pueden abordar, por ello, volvemos a insistir un año más en la urgente necesidad – porque es una necesidad y no un capricho – de que la Ley Estatal de Igualdad LGTBI, que contiene en su seno toda una ley trans, se apruebe con la máxima celeridad posible. Es un momento de vida o muerte para muchas de nosotras, sobre todo para las más vulnerables: las migrantes, las menores, las mayores, las racializadas, las que se encuentran en una situación de precariedad económica y denostación social
En este sentido, concretando el asunto en nuestra comunidad, Castilla y León es una de las pocas autonomías que no ha aprobado una normativa específica sobre transexualidad, después de que el PP anunciara su bloqueo.
Es esencial revisar la Ley de Identidad de Género, para avanzar hacia la despatologización de la transexualidad e incorporar a los menores transexuales. Igualmente, es urgente reformar el currículo de todas las etapas educativas para garantizar que se incorpora la igualdad de oportunidades por motivos de orientación sexual, el reconocimiento de los distintos tipos de familia como parte de la positiva diversidad social y humana, así como el respeto a los derechos de todos y todas y la incorporación de valores y actitudes positivos hacia las personas del colectivo LGTBI.
Por si fueran pocos los caminos que deben andarse, vuelve el peligro del retroceso. En estos momentos se están negociando gobiernos incorporando los criterios de una extrema derecha profundamente misógina y homófoba. Una extrema derecha que ha llegado a proponer “terapias para tratar la homosexualidad”. Sin ir más lejos, PP y Ciudadanos están integrando en la agenda del gobierno de Andalucía estos postulados reaccionarios, y hace apenas unos días, el 8 de julio, Isabel Díaz Ayuso ha anunciado un acuerdo con Ciudadanos en la Comunidad de Madrid en el que se incorpora la revisión de la Ley LGTBI aprobada con anterioridad, que nunca ha llegado a aplicarse.

Por todo ello, el Pleno del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, aprueba los siguientes ACUERDOS:

1. Instar a los partidos políticos de ámbito nacional a no realizar pactos que supongan la pérdida de derechos del colectivo LGTBI.
2. Instar a las Cortes Generales a tramitar a la mayor brevedad posible el proyecto de ley LGTBI.
3. Instar a los distintos grupos parlamentarios a aprobar una norma que incorpore mejoras en los derechos LGTBI y que suponga avances fundamentales.
4. Instar a los distintos grupos parlamentarios a comprometerse con los derechos de las personas transexuales, avanzando hacia la despatologización, incorporando en la legislación la situación de los menores y resolviendo todas las desigualdades existentes en la actualidad.
5. Instar a las Cortes de Castilla y León a aprobar una Ley LGTBI.
6. Instar a la Consejería de Educación a la aprobación de una norma curricular que incorpore de manera explícita y clara la diversidad de las opciones sexuales, así como una visión no patológica de la transexualidad. Igualmente, a la puesta en marcha de proyectos de Acción Tutorial vinculados a la diversidad afectivo-sexual.

 

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Banner
Booking.com
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Ciudadana
November 19, 2019 Ciudadana

Haber el que hace algo es el que puede estropear, a todos le puede pasar Respecto [...]

ver artículo
Ciudadana
November 19, 2019 Ciudadana

Y vosotros regenerais que Fernando Pablos lleva 100 años y no se va, y eso [...]

ver artículo
Ciudadana
November 19, 2019 Ciudadana

Pues si esto lo pagarais los comerciantes que sois los que os beneficiarse de Carnaval, [...]

ver artículo
De aquí!
November 18, 2019 De aquí!

Quien estuviera en la alcaldía en 2006 debería pagar la indemnización de su propio bolsillo,esa [...]

ver artículo