última hora

TIEMPOS DE TELENOVELA, por Víctor Esteban

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
TIEMPOS DE TELENOVELA, por Víctor Esteban
Noticias relacionadas

Hace ya unos años irrumpieron desde Sudamérica unas series televisivas que crearon género y que pasaron a formar parte de las tardes de los hogares españoles bajo el calificativo de telenovela. Aquellos seriales de acento latino se caracterizaban por intrigas pasionales y tramas truculentas de enredos casi imposibles, amenizados con grandes dosis melodramáticas azuzadas con interpretaciones estruendosas de gritos y llantos que invadían el salón de cada casa, para impedir cumplir el tradicional rito hispano de la siesta divina.

Aquel estilo agitado e histriónico de las telenovelas parece haber calado en los últimos tiempos en un importante espectro (no todos, no se debe generalizar) de nuestros gobernantes. Conviene aclarar previamente que es cierto que muchos se dejan la vida y su tiempo por intentar hacer lo mejor posible para su pueblo, región o país y son dignos de alabanza por su esfuerzo y dedicación. Por otra parte, he de decir que no me gusta alzar la voz para criticar, porque soy consciente de la osadía de hacerlo desde la mediocridad de mi condición, pero creo que, desde mi humilde estatus, puedo pedir y presuponer en los altos dirigentes, un nivel acorde a la altura de sus cargos. Sin embargo, por desgracia, en estos momentos, para muchos dirigentes el sentido de la responsabilidad pasa por preservar los beneficios particulares, obviando los verdaderos objetivos para los que han sido elegidos.

De esta manera, se suele confundir el interés personal con el general, creyendo a pies juntillas que su permanencia o emergencia será lo mejor para el pueblo. Ese pueblo que ciegamente asume casi impasible al espectáculo de ver como todos los esfuerzos de muchos gobernantes y muchas de las horas que dedican en su labor pública, va orientada a orquestar estrategias, no enfocadas, de manera primordial, a mejorar la vida de los ciudadanos, sino en los beneficios particulares de cada uno.

Para ello, disponen el tablero de ajedrez, agitan a las masas maleables y utilizan sus eslóganes fáciles con los que calan en la población; mensajes carentes de un argumentario sólido, de un discurso consistente y convincente. Las declaraciones parecen un recetario soltado casi de memoria. Ahora todo son gestos, tuits que llegan fácil al ciudadano para conformar un ideario sustentado en que “este“ o “aquella” le caiga mejor o peor al votante de turno, algo que se ve favorecido por un pensamiento preconcebido que se asume como dogma de fe, como forofos fieles de un equipo de fútbol, sin apenas tener capacidad de desmenuzar la verdadera realidad de los actos de aquellos que nos gobiernan o pretenden hacerlo, dejando la autocrítica como una especie en claro riesgo de extinción y cegados por la difusa y maquillada información que nos llega desde diferentes ámbitos, sin saber ya muy bien qué es verdad y qué es mentira.

Y lo malo de todo esto no es que todo el panorama político esté enturbiado y sumergido en el barro menos edificante –algo que históricamente ha sido muy común e incluso peor- lo malo es que nosotros, los de a pie, estamos atados a dos opciones; una, asentir y asistir con total impunidad y apatía, como si todo fuese así porque tiene que ser así, como si fuese una telenovela que nos entretiene la tarde, mientras ellos se agreden entre sí en un combate de gladiadores más digno de otros siglos pretéritos y la otra sucumbir a la inoculación del veneno que se desprende desde arriba para acabar fagocitados de esta tendencia y de esta forma extender la histeria del serial a toda la sociedad, transformando al forofo en hooligan.

Y todo ello en medio de una pandemia que ha puesto al mundo del revés.

https://www.facebook.com/Victor-Esteban-Autor-Publicaciones-423864535068763

 

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Opinión

DOMINGO, por Clara Blázquez Sánchez

DOMINGO, por Clara Blázquez Sánchez   0

El pasado domingo festejamos el día de San Antonio, como todos los años, menos el anterior, desde que tengo uso de razón. Este último 13 de junio ha sido precioso, [...]

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

aporías eleáticas
June 18, 2021 aporías eleáticas

Pues después del experimento fallido de la mineria (Enusa) y del fiasco de las placas [...]

ver artículo
Nisio
June 18, 2021 Nisio

Creo que con las cartas que les está tocando jugar...no lo están haciendo mal. Hay [...]

ver artículo
Lazo morado
June 18, 2021 Lazo morado

Y cada día más nombres... No conozco a nadie que pueda hacer una lectura mimetizando la [...]

ver artículo
Altramuz Silvestre
June 18, 2021 Altramuz Silvestre

Bueno, es que yo no soy político ni me meto a ello. Si uno se [...]

ver artículo