última hora

Conferencias sobre la guerra de los Comuneros en el Palacio de los Águila, en el 500 aniversario

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
Conferencias sobre la guerra de los Comuneros en el Palacio de los Águila, en el 500 aniversario
Noticias relacionadas

Esta mañana se han celebrado en el Palacio de los Águila dos conferencias sobre la celebración del V Centenario del Movimiento Comunero –La Guerra de las Comunidades-, conferencias a cargo de Tomás Domínguez Cid y Carlos Belloso Martín.

En la presentación ha estado Marcos Iglesias Caridad, alcalde de Ciudad Rodrigo, y la delegada de Cultura, Beatriz Jorge Carpio.

Carlos Belloso Martin - Tomas Dominguez Cid - Marcos Iglesias Caridad y Beatriz Jorge Carpio - 1

Iglesias Caridad ha recordado la importancia histórica de Ciudad Rodrigo durante este período de la historia, donde la familia de los Águila era favorable al rey Carlos. Ha mencionado el planteamiento sobre la calificación de la guerra de las comunidades, si revolución o revuelta, que significaba progreso o pasado.
El sentimiento comunero destacó por el derecho de Castilla frente a los flamencos, que modificaría el estatus jurídico de las Cortes de Castilla.
La historia local es importante para conocer la historia de España.

Beatriz Jorge ha recordado que estas conferencias llegan a Ciudad Rodrigo dentro del programa del V Centenario y gracias a la Red de Conjuntos Históricos de Castilla y León ha sido posible que nuestra localidad haya tenido diversos actos en este 5ª Centenario.

Tomás Domínguez con su conferencia “Imperiales, Comuneros, el Emperador Carlos y Ciudad Rodrigo” ha realizado una introducción en la que se van perfilando dos bandos enfrentados, por un lado las familias que siempre se habían disputado los cargos, los Chave y los Pacheco y por otro los Águila, desde el punto de vista de varios autores historiadores, y la evolución de la posición de cada bando.

También ha destacado a Carlos I, un rey venido de Flandes, acompañado de una cohorte alejada de lo que los ciudadanos esperaban, un rey cercano, teniendo en mente ser una provincia menor para satisfacer sus ansias europeas.

Las Comunidades, el tiempo corto en el transcurrió todo, de julio de 1520 a abril de 1521, Ciudad Rodrigo vivió ese tiempo sin grandes episodios sangrientos como en otras partes como querían hacer ver las partes enfrentadas en Ciudad Rodrigo. Pero la marcha de Carlos para coronarse emperador en Aquisgrán deja al regente Cardenal Adriano que sube los impuestos y las Comunidades manejando a las Cortes. Los historiadores locales, Antonio Sánchez Cabañas y Mateo Hernández Vegas, también refieren en sus obras estos episodios. Las posiciones quedaron claras en Ciudad Rodrigo, Antonio del Águila se encastilló en el Castillo y los Chaves y Pachecos en la torre de la Catedral, que finalmente fue desmochada por Antonio del Águila.

Otro de los apartados ha sido la relación del Emperador y Ciudad Rodrigo, que aunque no estuvo nunca en Ciudad Rodrigo nuestra localidad estuvo presente en él por boca de Cristóbal de Castillejo, que estuvo en la corte con el rey Carlos I. Ciudad Rodrigo tiene varios documentos firmados por Carlos I en el Archivo Histórico Municipal de Ciudad Rodrigo sobre diversos asuntos de diferentes lugares y situaciones, documentos que se conservan en el archivo municipal.

Los símbolos de Carlos I en Ciudad Rodrigo son varios. Un ejemplo es el escudo que hay en el torreón de la Casa Consistorial que da a la calle de la Rúa del Sol, un escudo de armas del Rey, de mayor tamaño que el resto, el escudo real que en aquel momento podría considerarse el de España.
Otras referencias con Carlos I estaría la casa del Marqués de Cerralbo, un escudo en la primitiva capilla mayor de la Catedral de Santa María, así como el enterramiento de Antonio del Águila en los restos del Convento de San Francisco que los historiadores señalan en el epitafio.

Carlos Belloso ha explicado un contexto general de la Guerra de las Comunidades, como las causas a partir de mayo de 1520 cuando el rey Carlos se marcha a Aquisgrán para ser coronado emperador. A partir de este momento estalla el conflicto motivando la sublevación de Toledo, Segovia, llegan a Medina del Campo con la quema de la villa, que este hecho supuso que muchas localidades se pasaran al bando comunero.
El programa político que se había formado en Ávila con la Ley Perpetua que después se concreta en Tordesillas y las reivindicaciones políticas que se señalan en la Ley.
Por otro lado, ha explicado las fuerzas militares, hay un momento en el que los Comuneros pierden el rumbo cuando pierden Tordesillas el 5 de diciembre de 1520, recuperan los realistas Tordesillas y los Comuneros quedan desorientados. En febrero de 1521 consiguen Torrelobatón. A partir de ese momento se producen conversaciones y hay una mesa para conseguir llegar a un acuerdo de paz, pero los realistas ganan tiempo, formando un ejército fuerte, que se va formando en Medina de Rioseco y Peñaflor de Hornija, llegando a la batalla de Villalar.
La diferencia de los ejércitos contendientes es patente. Primero, Carlos no tenía ejército, estaba formado por los nobles, con más entrenamiento y preparación, con una línea de mando más rígida y con más formación militar. Los Comuneros reclutan a gente de pueblos y villas, con peores armas y peor entrenamiento, careciendo de formación militar.
La batalla de Villalar tiene unas características que dicen de la formación de estos dos ejércitos: superioridad de caballería de los realistas, que en campo abierto fue determinante en aquel momento, con lluvia. 2.500 jinetes realistas frente a 500 comuneros, pillados estos en una largada intentando llegar a Toro, para hacerse fuertes, la carga se pudo considerar una cacería más que una batalla. Los comuneros siguen con el paso del tiempo, es María Pacheco, en Toledo.
La derrota en Villalar pone el punto final a las reivindicaciones comuneras. Se tuvieron en cuenta varias reivindicaciones de los comuneros. A la vuelta de Carlos I en 1522 da un perdón general para casi todos los comuneros, menos 293 perdona a todos los demás. Carlos I se queda a vivir en Castilla y utiliza el dinero de Castilla para el territorio y aprende el castellano. La diferencia más determinante fue que se quería imponer al rey las decisiones de las Cortes, contenidas en la Ley Perpetua, pero las aceptó porque el quería estar por encima del pueblo, justo lo contrario a lo que se venía haciendo, jurando en las Cortes las decisiones del pueblo.

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

aporías eleáticas
June 18, 2021 aporías eleáticas

Pues después del experimento fallido de la mineria (Enusa) y del fiasco de las placas [...]

ver artículo
Nisio
June 18, 2021 Nisio

Creo que con las cartas que les está tocando jugar...no lo están haciendo mal. Hay [...]

ver artículo
Lazo morado
June 18, 2021 Lazo morado

Y cada día más nombres... No conozco a nadie que pueda hacer una lectura mimetizando la [...]

ver artículo
Altramuz Silvestre
June 18, 2021 Altramuz Silvestre

Bueno, es que yo no soy político ni me meto a ello. Si uno se [...]

ver artículo