última hora

EL ALMA DE LA TIERRA. ¿Divino tesoro? Por José Luis Puerto

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
EL ALMA DE LA TIERRA. ¿Divino tesoro?  Por José Luis Puerto
Noticias relacionadas

EL ALMA DE LA TIERRA

¿Divino tesoro?

JOSÉ LUIS PUERTO

La juventud es, siempre, querámoslo o no, uno de los principales activos de toda sociedad –y perdónesenos por utilizar un término económico: “activos”, ya que hablamos desde otra perspectiva que la del mero pragmatismo–. Ya que, con ella, la sociedad se dinamiza, se renueva, se regenera, se dota de una energía (entendida en todos los sentidos: cultural, productiva, profesional, etc.) y, en definitiva, no muere.

Uno de los problemas, y grave, de la sociedad es que es una de las más envejecidas del mundo, con los índices de natalidad caídos por los suelos y que, por ello, pierde capacidad humana de renovación y de dinamización.

El poeta nicaragüense Rubén Darío, comenzaba su poema “Canción de otoño en primavera” –perteneciente a ese magno libro que es ‘Cantos de vida y esperanza’, de 1905– con un verso memorable: “Juventud, divino Tesoro”. Pero, en nuestra sociedad, ¿es hoy la juventud ese “divino tesoro” al que el lírico nicaragüense alude?

Desde hace ya lustros, las perspectivas de la juventud, en una sociedad como la nuestra, son cada vez más cerradas. La sociedad tiene, desde hace ya años, un tapón que impide que los jóvenes accedan a un trabajo digno, a una vivienda digna, se independicen de sus padres, se abran camino en la sociedad, creen sus propias familias, etc., etc.

Tenemos los jóvenes mejores formados en muchos años, con titulaciones, con estudios cualificados, universitarios y profesionales, con doctorados y másteres…, en definitiva, unas generaciones muy bien preparadas, que se encuentran con el tapón y con el muro.

Desde hace años, realizar estudios y conseguir titulaciones ya no es una garantía para acceder a un trabajo acorde con ellos. Se han roto los eslabones –que antaño funcionaran– de que tener una buena titulación equivalía a acceder a un trabajo acorde con ella.

El tapón social de que hablamos, no solo para la juventud, sino también para los sectores sociales humildes de la población, tiene mucho que ver con los trabajos precarios y mal retribuidos, los alquileres de la vivienda por las nubes, el encarecimiento sin control alguno de los recibos de la luz eléctrica… y otras causas bien conocidas por todos.

En una reciente encuesta realizada a la juventud por Metroscopia, cuyos resultados han recogido los medios de comunicación, se nos muestra una juventud con el ánimo por los suelos, porque se considera olvidada por el estado, así como desasistida por las instituciones públicas. Y no descendemos a más detalles, pero este diagnóstico general ya es muy preocupante.

Además, el mundo adulto suele proyectar, interesadamente, una imagen negativa de los jóvenes, posiblemente para que el tapón siga ahí bien ajustado, cerrando perspectivas a nuestros hijos y nietos. Y, además, en una población envejecida como la que vivimos, se cierran las puertas a la inmigración, cuando aquí cumplimos años, nos envejecemos y despoblamos, para, encima, cultivar actitudes antihumanas de racismos y xenofobias de muy diversos tipos.

El divino tesoro de nuestra juventud lo estamos desperdiciando, al no darle esas oportunidades que toda generación merece y que redundan siempre en pro de la sociedad.

 

 

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Dueño de perro
July 31, 2021 Dueño de perro

Y tienes razón los perros deben estar en el campo por eso la zona del [...]

ver artículo
Juanillo
July 31, 2021 Juanillo

Madre mía otro parecido al de la zona de la pesquera que si fauna que [...]

ver artículo
No leéis
July 30, 2021 No leéis

El ayuntamiento no autoriza. Cuánta ignorancia interesada. Leed la noticia. La competencia es de la [...]

ver artículo
Pili
July 30, 2021 Pili

Los perros son para que estén libres en fincas o en el campo, es antinatural [...]

ver artículo