última hora

Jesús Cruz envía alegaciones al MITECO contra la mina de uranio de Retortillo

Interlineado+- AFuente+- Imprimir el artículo
Jesús Cruz envía alegaciones al MITECO contra la mina de uranio de Retortillo
Noticias relacionadas

Jesús Cruz Fernández envía alegaciones al MITECO contra la mina de uranio de Retortillo.

“Que dentro del plazo de diez días del trámite de audiencia previo a la resolución de la renovación de la autorización previa como instalación radiactiva de primera categoría del ciclo de combustible nuclear de la planta de fabricación de concentrados de uranio de Retortillo (Salamanca), presento las siguientes

ALEGACIONES

Primera.- Aspectos esenciales no evaluados en la DIA: residuos radiactivos y efectos transfronterizos.

Importa destacar que el proyecto de Berkeley está integrado además de por la mina y planta de obtención de uranio, de una tercera “pata” o actividad que es el almacenamiento de los residuos radiactivos en los mismos huecos de mina. Tercer bloque, el almacenamiento de los residuos radiactivos que Berkeley trató de ignorar o más bien “ocultar”, no haciéndolo constar en el proyecto de 2012 que presentó en la Junta de Castilla y León para obtener la DIA. Por lo tanto, los efectos de estos residuos radiactivos no fueron analizados, ni evaluados en dicha DIA. Fueron sendos informes del Consejo de Seguridad Nuclear en el año 2013 los que advirtieron esa cuestión e hicieron que Berkeley presentara documentación sobre ellos. Pero lo cierto es que no formaron parte de la DIA, dejando, en consecuencia, sin el correspondiente valor la misma.

Esta cuestión de los residuos radiactivos es de suma importancia pues sus efectos perduran durante miles de años y por tanto plantea quien es el responsable de su control durante tanto tiempo. Plantea en definitiva una carga ambiental, económica y sobre la salud pública, no sólo sobre la generación actual, sino también sobre las generaciones futuras, provocada por la actividad de una empresa privada que obtendrá sus correspondientes beneficios y después será el Estado (es decir toda la ciudadanía con sus impuestos) el único garante del control de los efectos de la contaminación radiológica.

Por otro lado, este proyecto de Berkeley en Retortillo que incluye esas tres actividades: explotación minera a cielo abierto, planta de obtención de uranio mediante “eras” (pilas) y almacenamiento de los residuos radiactivos, se encuentra situado cerca de la frontera portuguesa y con efectos en la contaminación de vertidos en los ríos que al final terminan en el Río Duero.

Tampoco en la DIA se tuvieron en cuenta estos efectos y no se tuvo como parte al Estado de la República Portuguesa, cuyas autoridades han mostrado en diversas ocasiones su interés y exigencia de que este proyecto de planta radiactiva de Berkeley sea sometido a evaluación ambiental con participación de as autoridades portuguesas. Basta citar por todas ellas, la Resolución de la Asamblea Portuguesa de fecha 16 de mayo de 2018, que “recomienda al Gobierno que adopte las medidas necesarias para impedir la explotación de uranio en Salamanca y llevar a cabo un estudio de impacto ambiental transfronterizo”.

Precisamente, la actual Ministra de Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Sra. Ribera, en su comparecencia en la respectiva Comisión del Congreso de los Diputados de 6 de septiembre de 2018, afirmó que esta falta de tratamiento en la DIA de estos dos aspectos (residuos radiactivos y efectos transfronterizos) sería objeto de nuevo tratamiento por su ministerio.

Esta es otra de las razones por las que la autorización previa no puede ser renovada, pues la DIA no contempló todos los aspectos del proyecto presentado por Berkeley.

Segunda.- Modificación del proyecto por parte de Berkeley.

La DIA incluye también entre sus condiciones, la siguiente, que figura en el primer lugar:
“1. Actividad evaluada.– La presente Declaración se refiere al Proyecto de Explotación y estudio de viabilidad del yacimiento de Retortillo y Santidad de la Concesión de Explotación de recursos de la sección D), minerales de uranio, denominada «Retortillo-Santidad» N.o 6.605-10, en los municipios de Retortillo Villavieja de Yeltes (Salamanca), de enero de 2012, Plan de Restauración, de enero de 2012, a su Estudio de Impacto Ambiental, de marzo de 2012, y documentación adicional presentada; promovido por Berkeley Minera de España, S.A.”.

La declaración favorable de impacto ambiental se refiere de forma exclusiva al proyecto presentado por Berkeley y no referida a otro distinto, resultado de las modificaciones que de forma unilateral y sin control pueda llevar a cabo la empresa promotora, según le resulte más conveniente a sus intereses en cada momento y que pudieran llegar a variar o incluso vaciar de contenido la DIA aprobada en su día.

Berkeley ha llevado a cabo no una, sino dos modificaciones sobre el proyecto inicial de 2012 que fue el aprobado en la ya repetida DIA y que es la que ha
perdido vigencia por haberse producido la caducidad prevista en su condición número 16.

En mayo de 2012 presentan sendas solicitudes de licencias urbanísticas ante los Ayuntamientos de Retortillo y Villavieja de Yeltes con arreglo al proyecto inicial de 2012 y que es el aprobado en la DIA de 25/09/2013.

Al comprobar que estas solicitudes y el procedimiento de autorización excepcional en suelo rústico no llegaban a buen puerto para sus intereses, la empresa Berkeley desiste de estos procedimientos en mayo de 2016.

Seguidamente, el 8 de junio de 2016, Berkeley presenta nueva solicitud de Licencia urbanística, pero ahora sólo ante el Ayuntamiento de Retortillo y con un proyecto distinto del aprobado por la DIA. Es aquí donde se produce la primera modificación unilateral por Berkeley de este controvertido proyecto de mina de uranio. Ahora secciona el proyecto, afirma por su cuenta que se trata de dos proyectos independientes, retira del proyecto la parte de “Santidad”, es decir todo lo que afecta al término municipal de Villavieja de Yeltes y presenta para esta nueva solicitud de licencia un proyecto referido a la mina de uranio y la planta, que es distinto al que obtuvo la DIA favorable.

Esta licencia urbanística fue denegada por el Ayuntamiento de Retortillo con fecha 19 de Diciembre de 2018. Más tarde, en Febrero de 2019 la empresa Berkeley presenta una nueva solicitud de licencia ante el Ayuntamiento de Retortillo, en este caso de una licencia parcial y para ello presenta un proyecto a su vez distinto de los dos anteriores. Estamos aquí en presencia de la segunda modificación unilateral que Berkeley hace del proyecto inicial, único para el que la Consejería de FyMA otorgó la DIA favorable.

Ahora lo que hace Berkeley por su cuenta y con el único objetivo de lograr sus intereses por cualquier vía, es presentar otra modificación del proyecto ya modificado y presentado a la licencia denegada. A ese proyecto presentado en 2016, le retira la parte de los terrenos afectados por la carretera SA-322, pues no ha logrado en esta fecha llevar a cabo de forma legal el desvío que estaba previsto en el proyecto inicial. Bereley no ha podido adquirir los terrenos necesarios para el desvío de la carretera y la Excma. Diputación de Salamanca, propietaria de la carretera, procedió a la anulación del convenio firmado con Berkeley para la construcción de los casi cuatro kilómetros de nueva carretera. Recordar que la carretera actual figura en el proyecto como parte de hueco minero y queda también ocupada por la escombrera permanente de Retortillo sur.

Por lo tanto, a pesar de lo que Berkeley afirma en su solicitud de renovación de la autorización previa “las circunstancias y características de la planta de concentrados de uranio no han cambiado”, hemos de afirmar en estas alegaciones que dichas circunstancias SI han cambiado. El proyecto que Berkeley presentó para la DIA y ante ese Ministerio no es el mismo que ahora presenta para la obtención de las correspondientes autorizaciones y licencias de carácter municipal. Presenta Proyectos distintos según le conviene más a sus intereses para la obtención de esos permisos, en los casos que le son denegados. De forma que no se sabe ya cuál es el proyecto que Berkeley quiere ejecutar y poner en marcha en Retortillo.

Y esta es una cuestión importante para la seguridad jurídica a la hora de exigir a la empresa Berkeley el cumplimiento de sus obligaciones y para la seguridad de la ciudadanía y de los pueblos pues se trata de un proyecto que sobre todo entraña riesgos y peligros para las personas y el medio ambiente.

Tercera.- La declaración de Impacto Ambiental de este proyecto ha caducado

La autorización previa otorgada a Berkeley Minera de España SA (Berkeley) mediante la Orden/IET/1944/2015 de 17 de septiembre, como instalación radiactiva de primera categoría del ciclo de combustible nuclear de la planta de fabricación de concentrados de uranio de Retortillo (Salamanca), incluye en las condiciones a las que ha de supeditarse, las propias de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) formulada por la Orden FYM/796/2013, de 25 de septiembre, de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.

Una de estas condiciones de la DIA, en concreto la número 16, dice lo siguiente: “CADUCIDAD DE LA DIA. Esta Declaración caducará si en el plazo de cinco años tras la autorización o aprobación del proyecto, no se hubiera comenzado su ejecución.”

Desde la fecha publicación de la citada Orden que aprueba la DIA (BOCYL de 8 de octubre de 2013) han pasado OCHO AÑOS, sin que hasta la fecha Berkeley haya dado comienzo las obras del proyecto presentado en 2012 a Consejería para la DIA; en consecuencia la DIA ha caducado, lo que nos lleva a considerar que no es posible renovar la Autorización Previa pues en este momento el Proyecto de Berkeley carece de un elemento esencial que es una DIA aprobada.

No es posible oponer a esta realidad, el argumento torticero diciendo que Berkeley ha llevado a cabo unas obras sobre el terreno relacionadas con un desvío de la carretera, puesto que esas obras fueron paralizadas y declaradas ilegales por el propio Ayuntamiento de Retortillo; teniendo incluso pendiente la resolución de un expediente sancionador a la empresa Berkeley.

Otra prueba de que las obras de este proyecto no han dado comienzo la aporta la propia empresa Berkeley. Así lo hace en su segunda solicitud de Licencia urbanística y “autorización de inicio de las obras del proyecto minero de Retortillo”. Solicitud formulada el 8 de junio de 2016. Esta Licencia urbanística fue denegada por el Ayuntamiento de Retortillo a la empresa Berkeley el 19 de diciembre de 2018.

Cuarta.- Berkeley necesita autorizaciones y permisos interdependientes.

Berkeley se ha aprovechado de la particular organización territorial de nuestro país. Ha jugado con las distintas administraciones públicas, la pluralidad de competencias que ellas ostentan y que están implicadas en los distintos trámites y permisos que su triple proyecto necesita, para lograr tejer una tela de araña que proteja sus intereses más allá incluso de la legalidad.

Empezó “ablandando” voluntades políticas mediante los convenios firmados con los Ayuntamientos de la zona repartiendo dinero a cambio de compromisos de trato favorable en cuanto a plazos y tramitaciones sobre informes y licencias cuya competencia corresponda a los Ayuntamientos.

Ha troceado el proyecto a su conveniencia cuando ha tenido que presentar solicitudes en los Ayuntamientos, como hemos tenido ocasión de exponer en este mismo escrito de alegaciones.

El proyecto es tan oscuro por parte de Berkeley que el Acta del CSN de 25 de julio de 2018 pone de manifiesto que Berkeley ha solicitado utilizar también como almacén de residuos radiactivos los huecos de mina del proyecto denominado Zona 7, para el que sepamos no dispone en estos momentos de Concesión de explotación, ni Declaración de Impacto Ambiental, salvo que se trate de otra denominación utilizada para encubrir otro proyecto.

Y el propio CSN llama la atención y reconoce que ese proyecto de almacenamiento supone una modificación sustancial sobre el proyecto actual, con obligaciones asociadas a la instalación radiactiva cuya autorización previa ahora se pretende renovar y que además representa una carga adicional para las generaciones futuras.

Por lo tanto, este proyecto de Berkeley que en realidad es triple: explotación minera, planta de tratamiento y obtención de uranio y almacenamiento de residuos radiactivos no debe ser tratado como proyectos distintos, sino como uno sólo y homogeneizar, unificar y armonizar todos los expedientes iniciados por Berkeley en las distintas administraciones públicas. Para ello, es muy necesario que por parte de ese Ministerio se compruebe en qué situación se encuentran los diferentes expedientes administrativos instruidos por las distintas administraciones públicas involucradas en este proyecto.

Quinta.- La existencia del INFORME DESFAVORABLE DEL CONSEJO DE SEGURIDAD NUCLEAR SOBRE LA SOLICITUD DE AUTORIZACIÓN DE CONSTRUCCIÓN DE LA INSTALACIÓN RADIACTIVA DE PRIMERA CATEGORÍA DEL CICLO DEL COMBUSTIBLE NUCLEAR “PLANTA DE CONCENTRADOS DE URANIO RETORTILLO”, PRESENTADA POR BERKELEY MINERA ESPAÑA, SA.

El Consejo de Seguridad Nuclear, en su reunión de 12 de julio de 2021, ha estudiado la solicitud mencionada, así como el informe que, como consecuencia de las evaluaciones técnicas realizadas, ha efectuado la Dirección Técnica de Protección Radiológica y ha acordado informarla desfavorablemente.

Estoy totalmente de acuerdo en la evaluación realizada por el CSN y su resolución de informe, motivado en sus cinco conclusiones y en las once deficiencias graves detectadas.

Sexta.- La decisión no es reglada, sino que es política del Ministerio.

La decisión sobre la renovación de la autorización previa a Berkeley de la planta de concentrados de uranio en Retortillo, no es exclusivamente de carácter técnico, ni mucho menos; bien al contrario, se trata de una decisión de carácter político, que ha de tener en cuenta el interés general.

No se trata de una decisión reglada: si se cumplen condiciones técnicas sea obligada darla.

Es una decisión con criterios de oportunidad política, que tiene que ver con las prioridades de la política energética y política general que corresponde fijar a los representantes democráticamente elegidos y que se concreta en el Gobierno de España.

Los informes y actuaciones del CSN tienen por objeto garantizar la seguridad nuclear y radiológica de los proyectos y su ejecución, pero eso no implica que todo proyecto que cumpla los mínimos de seguridad tenga que ser autorizado.

Por esa razón sólo son vinculantes los informes del CSN que sean negativos o contrarios a un proyecto; o las condiciones impuestas en caso de ser positivo con condiciones. Pero nunca vincula un informe positivo o de conformidad. Si así fuera, la decisión la estaría tomando el CSN y no el Gobierno de la nación.

Los distintos representantes políticos que forman el actual gobierno, con la Sra. Ministra del MITECO al frente, han adoptado el compromiso de terminar con la energía nuclear de forma progresiva en nuestro país, por lo que no es nada coherente con este objetivo proceder ahora a renovar esta autorización previa para una planta de obtención de uranio que nuestro país no va a precisar y cuyos efectos destructivos serán devastadores para la zona de la provincia salmantina en la que se quiere situar dicha mina, planta y almacén de residuos radiactivos.

Por último y para terminar estas alegaciones, queremos trasladar que los efectos nocivos de este proyecto ya se están notando en Retortillo pues, a modo de
ejemplo, el Balneario del mismo nombre está viendo retraída su afluencia por efecto de este nefasto proyecto. Y se trata de una actividad que da empleo a un número muy importante de personas. Así como al desánimo y retraimiento en las inversiones de los sectores ganadero, agrícola y de turismo, que no demandan proyectos de este tipo sino apoyo decidido a las actividades actuales.

No hay que olvidar que Berkeley lleva con este proyecto DOCE años sin que en ese tiempo haya logrado los permisos necesarios para su puesta en marcha, lo que pone también de manifiesto que no es un proyecto viable ni para Retortillo, ni para la comarca del Campo Charro, ni para para la provincia de Salamanca, ni siquiera para nuestro país. Por ello lo que necesitamos es que el Ministerio tome una decisión definitiva sobre este proyecto dando por concluido el procedimiento de autorización previa. Ahora es la oportunidad, con la denegación de la renovación de mencionada autorización previa. Para ello tienen en ese Ministerio sobradas razones técnicas, también jurídicas y sobre todo razones políticas. Es lo que esperamos de nuestro Gobierno que adopte esta decisión en base al interés general.

Por todo ello, en virtud de los expuesto SOLICITO que NO se renueve, que se DIENEGUE la solicitud de renovación de la autorización previa como instalación radiactiva de primera categoría del ciclo de combustible nuclear de la planta de fabricación de concentrados de uranio de Retortillo, a la empresa Berkeley Minera España SA.
Boada, 03 agosto 2021.
Firmado por CRUZ FERNANDEZ, JESUS (FIRMA) el día 03/08/2021 con
un certificado emitido por AC DNIE 004
MINISTERIO PARA LA TRANSICIÓN ECOLÓGICA Y EL RETO DEMOGRÁFICO
SECRETARÍA DE ESTADO DE ENERGÍA.
DIRECCIÓN GENERAL DE POLÍTICA ENERGÉTICA Y MINAS
SUBDIRECCIÓN GENERAL DE ENERGÍA NUCLEAR.”

(imagen de archivo)

0 Comentarios

Sin comentarios Este artículo no tiene todavía comentarios

Lo sentimos!

Pero puedes ser el primero Deja un comentario !

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable: MASHFE, C.B.
  • La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicito es para gestionar tu solicitud en este formulario de comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos escribiendo a redaccion@ciudadrodrigo.net así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Contacto: redaccion@ciudadrodrigo.net.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

últimos comentarios

Herrero
October 16, 2021 Herrero

Exhaustivo, estructurado, razonado, sólido y realista todo tu análisis de la situación de la comarca, [...]

ver artículo
Polite Mercury
October 15, 2021 Polite Mercury

Gracias. No queda otra. Cada gesto cuenta. [...]

ver artículo
Pilar Montero Villarón
October 15, 2021 Pilar Montero Villarón

Soy de, El Maíllo. Hay muchas verdades en las palabras de Juan Carlos xq somos [...]

ver artículo
Juan
October 13, 2021 Juan

El gobierno ni sabe ni quiere saber nada. El señor Tudanca, Cepa, Pablos... tampoco dicen [...]

ver artículo